NOTICIAS
07/02/2018 20:04 CET | Actualizado 07/02/2018 20:04 CET

Un juez investiga a dos agentes de la Policía Nacional por las cargas del 1-O

Admite a trámite una querella del colectivo Iridia e imputa a subinspector y a un agente.

Policías y guardias civiles rompen una puerta de cristal para entrar en un colegio electoral el 1 de octubre.
Juan Medina / Reuters
Policías y guardias civiles rompen una puerta de cristal para entrar en un colegio electoral el 1 de octubre.

El juez de Barcelona que investiga las cargas policiales del 1-O ha acordado imputar, a la espera del resultado de varias diligencias, a un subinspector y a un agente de la Policía Nacional por su actuación el 1-O, así como citar como testigo al coordinador policial, Diego Pérez de los Cobos.

En un auto, al que ha tenido acceso EFE, el titular del Juzgado de instrucción número 7 de Barcelona admite a trámite la querella interpuesta por el colectivo Iridia, que logró identificar a un subinspector y a un agente de la Policía Nacional que supuestamente lesionaron a tres personas en la Escola Mediterrània de Barcelona.

En su escrito, el juez acuerda la declaración como investigados de ambos policías, si bien su citación formal queda a la espera del resultado de las diligencias que ha encargado, entre ellas la testifical de los querellantes y de las víctimas.

También a la espera del resultado de las diligencias, el magistrado, que tiene sobre la mesa más de 250 denuncias presentadas por lesionados por las cargas del 1-O, ha decidido citar como testigo al coordinador del dispositivo policial del 1-O, el director del Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad, Diego Pérez de los Cobos.

En su auto, que se puede recurrir, el juez también requiere a la Policía Nacional que aporte al juzgado una copia de las comunicaciones entre el centro de mando del operativo del 1-O y los mandos de los diferentes operativos policiales sobre el terreno.

La querella, que el juez ha admitido ahora a trámite, acusa a los dos agentes de los delitos contra la integridad morral y de lesiones con uso de instrumento peligroso, con la agravante de abuso de superioridad.

En declaraciones a EFE, el abogado Andrés G. Berrio, miembro del colectivo Iridia, ha mostrado su satisfacción por el hecho de que el magistrado haya admitido su querella, ya que considera que era un paso necesario para aclarar los hechos ocurridos el 1-O en la Escola Mediterrània de Barcelona.

El abogado ha subrayado que la dirección que ha tomado el magistrado en este procedimiento es "positiva", ya que con su acuerdo para citar próximamente como investigados a los dos policías y como testigo a De Los Cobos da un "paso adelante" para acabar con la "impunidad" policial del 1-O y avanzar hacia la "reparación" de lo ocurrido en aquella jornada.

En el marco de la causa abierta por las cargas del 1-O en Barcelona, el juez todavía debe resolver la petición que le planteó la organización Alerta Solidaria para que cite como investigado a otro subinspector de la Policía Nacional, en este caso por las heridas en los dedos de la mano a la joven que denunció tocamientos policiales en el CEIP Pau Claris de Barcelona.

Paralelamente, en una providencia, el juez ha encargado esta semana a los Mossos d'Esquadra que le ordenen todos los vídeos aportados a la causa, de forma cronológica y por colegio electoral, sin utilizar ningún filtro de mejora o alteración de la calidad de imagen.

NOTICIA PATROCINADA