TENDENCIAS
12/02/2018 08:00 CET | Actualizado 12/02/2018 08:03 CET

10 señales de que tienes demasiada dependencia de tu pareja

Lo dicen los expertos.

martin-dm via Getty Images

En una relación sana, ambos miembros de la pareja dependen el uno del otro por igual en lo que respecta a amor, apoyo emocional y ánimo.

En cambio, en una relación codependiente, la balanza se desequilibra hacia un lado. En este tipo de relaciones se sigue una dinámica en la que un miembro da de forma desproporcionada y sacrifica sus propios intereses y necesidades para complacer y resolver el caos de la otra persona, que a menudo se comporta imprudentemente y rara vez ofrece su apoyo.

En una publicación de Psychology Today, Shawn M. Burn, profesora de Psicología en la Universidad Estatal Politécnica de California en San Luis Obispo, explica que en una relación codependiente "gran parte del amor y la intimidad en la relación se experimenta en el contexto del sufrimiento de una persona y el rescate de la otra".

"El que ayuda muestra su amor principalmente a través de la asistencia y la otra persona se siente querida principalmente cuando recibe esa asistencia", añade. "Las intensas experiencias compartidas de las luchas y los desastres del otro y los rescates del ayudador profundizan la conexión emocional y sentimientos de intimidad".

¿Crees que puedes estar metido en una relación codependiente? La edición estadounidense del HuffPost ha preguntado a Burn y a otros expertos sobre las señales claras de este tipo de dependencia.

1. Enseguida dices "sí" a tu pareja sin pararte a pensar cómo te sientes

"Tienes derecho a cuidar de ti mismo estableciendo fronteras en la relación. Encuentra la fuerza interna para decir 'no' o 'no estoy seguro' si algo no te convence o si necesitas más tiempo para considerar la petición de tu pareja".

John Amodeo, terapeuta de matrimonio y familia y autor de Dancing with Fire: A Mindful Way to Loving Relationships

2. Sueles excusar o subsanar el mal comportamiento de tu pareja

"Por ejemplo, ignorar que tu pareja bebe o excusarlo delante de vuestros amigos en quizás una señal de que no estás viendo las cosas claras en tu relación, porque las fronteras se han vuelto difusas".

Samantha Rodman, psicóloga y coach de citas

3. La felicidad de tu pareja se convierte en tu prioridad máxima

"Este tipo de relación es realmente tóxica para el desarrollo del individuo, y al final para su felicidad. Aun así, ciego ante las repercusiones de tal devoción, el individuo codependiente no puede evitar tratar de complacer a la otra persona porque la aceptación de esa persona se ha convertido en su mayor prioridad, a veces la única".

Leon Seltzer, psicólogo

4. Crees que estás ayudando a tu pareja cuando le sacas de apuros por enésima vez. Pero, llegados a este punto, simplemente le estás autorizando

"Le demuestras tu amor permitiéndole y saliendo en su ayuda para resolver sus problemas autocreados. Esto significa que tus gestos de cariño y apoyo sirven para fomentar la dependencia insana de tu pareja, su mala salud física o mental, su irresponsabilidad, inmadurez, adicción o criminalidad".

Shawn M. Burn, autora de Unhealthy Helping: A Psychological Guide to Overcoming Codependence, Enabling, and Other Dysfunctional Giving

5. Pierdes tu propio sentido de la identidad, tus intereses y deseos

"Un amor sano permite que haya discernimiento. Cada persona tiene su propia conciencia de sí mismo y aun así se siente emocionalmente conectada cuando hay desacuerdo o conflicto. Las diferencias en las relaciones no se tienen que tomar de forma personal. Cada persona tiene sus propios amigos, intereses, uno apoya al otro, y su felicidad no depende de la relación. Hay una conciencia individual de sí mismo y otra de la pareja.

El amor codependiente se da cuando cada miembro de la pareja acaba abandonando una parte de su identidad para salvaguardar la relación. La dinámica en la relación empieza a ser de manipulación, control, enredo y de abandonar aspectos de ti mismo".

Kathy Hardie-Williams, terapeuta de matrimonio y familia

6. Tu pareja no juega limpio y suele manipularte para salirse con la suya

"Un amor sano incluye fronteras adecuadas en torno a la comunicación, y también en torno al conflicto. Las parejas sanas resuelven sus discusiones rápidamente; no obstruyen, no alimentan el enfado ni manipulan a su pareja".

Linda Esposito, psicoterapeuta y escritora

7. Siempre das a tu pareja mucho más de lo que recibes

"Los miembros codependientes dan mucho más de lo que luego reciben de su pareja. Aunque lo hagan para 'reforzar' el vínculo —y así reducir su ansiedad por ser rechazados— también están descuidando sus propios deseos y necesidades, que son legítimos".

― Leon Seltzer

8. Tu pareja siempre se está aprovechando de tus cualidades

"Tu relación es con alguien que aprovecha tu amor, tu empatía y tu naturaleza servicial para evitar responsabilizarse de su propia vida y de las consecuencias de su irresponsabilidad, inmadurez, adicción, mala salud física o mental o actos delictivos".

Shawn M. Burn

9. Tratas de hacerte cargo del dolor y de los problemas de tu pareja y sus luchas

"Las personas codependientes se sienten muy incómodas viendo sufrir a su pareja. Metafóricamente, lo asumen ellos y lo soportan. Por desgracia, esto tiene un precio, y podemos acabar sintiendo rencor y abandonando partes de quienes somos. Creemos que somos responsables de los sentimientos de la otra persona y/o que nuestra felicidad depende de estar en la relación".

Kathy Hardie-Williams

10. Tu relación se basa en comportamientos condicionales, controladores y coercitivos

"Por ejemplo: 'Si me quisieras de verdad, no me enfadarías tanto hasta el punto de que necesite desestresarme con el alcohol'. O: 'Cuando nos casemos, tienes que dejar de salir con tus amigos".

Linda Esposito

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' EEUU y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano