NOTICIAS
15/02/2018 12:23 CET | Actualizado 15/02/2018 15:42 CET

La filial española de Oxfam reconoce cuatro casos de "mala conducta sexual" desde 2012

La organización tomará medidas "aún más contundentes" contra los abusos.

Ante el aluvión de escándalos de abusos y corrupción que afecta a la Oxfam a nivel internacional, los responsables de la filial española de la ONG han decidido hacer públicos los casos de "mala conducta sexual" que han detectado en el seno de su organización en los últimos cinco años y han anunciado medidas para actuar de forma "aún más contundente" contra estas prácticas.

El secretario general de Oxfam Intermón, José María Vera, y su directora adjunta, Pilar Orenés, han ofrecido este jueves una rueda de prensa en la que han explicado que su organización ha detectado desde 2012 cuatro casos de mala conducta sexual en África y América Latina cometidos por trabajadores de la organización.

EFE
El secretario general Oxfam Intermón, José María Vera.

Dos de ellos fueron amonestados por comentarios de connotación sexual hacia sus compañeras, circunstancia que la ONG hizo constar en sus respectivos expedientes laborales. Un tercero fue sancionado por acoso e intimidación a una empleada, y aunque ya no trabajaba en la organización, la ONG también lo reflejó en su expediente laboral. En el cuarto caso, un trabajador fue despedido por el pago de servicios sexuales a una mujer.

Los responsables de la ONG han explicado que en ningún caso se vieron implicadas personas menores de edad y han precisado que no pueden ampliar más datos porque violarían la ley de protección de datos. Han recalcado que se trata de cuatro casos en cinco años en una organización que cuenta con cerca de 1.400 empleados y 1.700 voluntarios.

EFE
El secretario general de Oxfam Intermón, José María Vera.

SUCESIÓN DE ESCÁNDALOS

El paso dado por Oxfam Intermón, la quinta ONG más importante de España, de hacer públicos estos datos tiene lugar tras los escándalos que afectan a la organización a nivel global. La semana pasada una investigación desveló que trabajadores y altos cargos de la ONG en Haití participaron en orgías "dignas de Calígula" con prostitutas, entre ellas menores, pagadas con fondos destinados a la ayuda humanitaria tras el terremoto que devastó el país en 2010 y que dejó más de 300.000 muertos.

Horas después salían a la luz nuevas acusaciones que señalaban a la organización por el uso de trabajadoras sexuales en Chad en 2006. Y este martes, el presidente de Oxfam Internacional, Juan Alberto Fuentes Knight, ha sido detenido acusado de formar parte de una trama corrupta en Guatemala.

Y el miércoles una exjefa de seguridad de la ONG reveló varios casos de abusos a menores voluntarios y lanzó nuevas acusaciones sobre escándalos sexuales en Sudán del Sur.

Ante la polémica, algunas ONG han decidido dar a conocer el número de casos de abusos sexuales, como ya ha hecho este miércoles Médicos Sin Fronteras, que ha reconocido que el año pasado detectó 24 casos de abusos o acoso entre su plantilla de cerca de 40.000 miembros. De estos casos, seis tuvieron lugar en España.

BAJAS DE SOCIOS

El impacto de estos escándalos para Oxfam Intermón está siendo "alto", según Orenés, que ha explicado que estos días han recibido en torno a 1.200 peticiones de baja por parte de socios, aunque tienen la esperanza de recuperarlos. Vera, por su parte, ha señalado que también están recibiendo muchas muestras de apoyo, llamadas de socios que aumentan sus cuotas e incluso nuevas altas. Antes de los escándalos, la ONG contaba con cerca de 236.000 socios y colaboradores que hacen aportaciones ocasionales.

La directora adjunta ha recordado que la organización cuenta desde 2012 con un protocolo contra los abusos que incluye un equipo de protección y una línea anónima de denuncia, entre otras herramientas. Aún así, Oxfam Intermón ha mostrado su disposición "actuar de forma aún más contundente" contra esta problemática.

Así, han planteado la promoción de cambios regulatorios dentro del sector de la cooperación en España en colaboración con la Administración. De igual modo, se han mostrado dispuestos a abrir contactos con otras organizaciones para prevenir que cuando se detecten acosos o abusos en una organización, los autores no puedan seguir trabajando en ninguna otra.

Hasta ahora, según ha precisado Orenés, si un empleado de su organización era expulsado por cometer alguna de estas faltas y les contactaban desde otra ONG para pedir referencias sobre esa persona, se han limitado a decir que ellos no le contratarían, sin detallar los motivos.

Asimismo, los responsables se han comprometido a publicar anualmente un balance de casos de malas prácticas que detecten y a reforzar el sistema de contratación de personal.

SEGUIRÁN EN OXFAM

A preguntas de si han pensado en la posibilidad de separarse de Oxfam, Vera ha recordado que Intermón hace 20 años que forma parte de esta confederación de 19 ONG y que no se han planteado en ningún momento abandonarla.

Vera ha reconocido que la crisis que vive Oxfam afecta a la credibilidad de todo el sector de la cooperación al desarrollo y la ayuda humanitaria. "Por eso hacemos esta defensa de nuestro trabajo", que es "imprescindible" y "salva vidas", ha subrayado.

El secretario general ha contado que viven estos días con tristeza e indignación, y ha remarcado que los escándalos "no representan a la organización", formada por "un equipo íntegro y volcado en servir" en contextos desfavorecidos. Ha recordado que su trabajo ha contribuido a mejorar la vida de 20 millones de personas, de las que el 55% son mujeres.