INTERNACIONAL
16/02/2018 09:08 CET | Actualizado 16/02/2018 12:58 CET

¿Y ahora qué? Esto es lo que hará Oxfam tras el escándalo sexual

La organización ha desvelado sus planes a partir de ahora.

Oxfam ha desvelado este viernes su plan para acabar con los problemas de acoso sexual en sus filas, una semana después de que la prensa británica revelara que varios cooperantes suyos contrataron a prostitutas en Haití, tras el seísmo de 2010.

La organización ha anunciado la creación de una comisión que "trabajará a distancia de Oxfam" y que tendrá acceso a los registros de la oenegé y a sus empleados, a los que entrevistará para identificar los abusos.

"Lo que ocurrió en Haití es una mancha sobre Oxfam, que nos avergonzará durante años, y con razón", ha declarado Winnie Byanyima, directora ejecutiva de Oxfam Internacional. "Imploro el perdón, de todo corazón", ha añadido.

Oxfam triplicará la financiación de los programas de protección —que superará así el millón de dólares— y duplicará el personal que se dedica a ellos, aumentando la inversión en las formaciones sobre asuntos de género.

No transmitieron las denuncias de los abusos de 2011

La oenegé ha negado una falta de transparencia en su gestión del escándalo haitiano, que ha provocado la huida de muchos de sus colaboradores, y ha llevado al gobierno británico a amenazar con suspender las subvenciones para las organizaciones que disimulen escándalos sexuales.

Oxfam realizó una investigación interna en 2011, que provocó el despido de cuatro de sus cooperantes, mientras que tres ellos fueron autorizados a dimitir, incluido el director para Haití, Roland van Hauwermeiren. Este rechazó el jueves una parte de las acusaciones contra él.

La organización humanitaria no transmitió las denuncias sobre la contratación de prostitutas a las autoridades haitianas en el momento de su investigación, pero este viernes aseguró que los nombres de las personas implicadas se comunicaron desde entonces.

Oxfam publicará los resultados de aquella investigación interna, quitando los nombres de los testigos, así como los informes de la comisión recién creada. "Debemos asegurarnos de que cualquier persona culpable de tan grave comportamiento no pueda circular de una organización humanitaria a otra, exponiendo a más gente vulnerable a otros riesgos", ha declarado Winnie Byanyima.

Un hombre implicado en el escándalo en Haití había sido contratado por la organización CAFOD, que lo despidió el miércoles.

Según la organización humanitaria católica, el cooperante tenía una carta de recomendación procedente de una persona que aseguraba ser su exsupervisor en Oxfam.