NOTICIAS
17/02/2018 09:16 CET | Actualizado 17/02/2018 09:16 CET

Javier Fernández, medalla de bronce en los Juegos de Invierno

El madrileño logra la primera medalla olímpica para el patinaje español.

EFE

Es un bronce pero sabe a oro. Aunque buscó el título olímpico, el patinador español Javier Fernández logró la medalla de bronce en la prueba de patinaje artístico de los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang.

El japonés Yuzuru Hanyu revalidó el título olímpico de patinaje artístico, con un total de 317.85 puntos. Como hace cuatro años en la cita olímpica de Sochi (Rusia), el talento de Yuzuru Hanyu se impuso en PyeongChang (Corea del Sur).

El patinador nipón, dos veces campeón del mundo (2014 y 2017), completó en el programa libre de este sábado, en el que obtuvo 206.17 puntos, la memorable actuación que inició el viernes con la presentación del ejercicio corto (111.68).

Entonces asumió el liderato, con un reducido margen de 4.10 puntos sobre Javier Fernández, y confirmó su triunfo ante su compatriota Shoma Uno (306.90), quien fue segundo.

Javier Fernández, cuarto en los Juegos Olímpicos de Sochi (Rusia), pudo quitarse la "espina" y pisar el podio en esta ocasión.

El madrileño, dos veces campeón del mundo (2015 y 2016), fue tercero con un total de 305.24 puntos (107.58 en el programa corto del viernes y 197.66 en el libre de este sábado).

El madrileño logró de esta forma la cuarta medalla olímpica en toda la historia de España en unos Juegos de invierno, después de las que habían ganado hace 46 y 26 años los hermanos Fernández Ochoa, Francisco y Blanca, en esquí alpino; y el snowboarder Regino Hernández, hace dos días, en estos mismos Juegos.

'Paquito' había ganado oro en el eslalon de los Juegos de Sapporo'72, en Japón; mientras que su hermana Blanca capturó el bronce en idéntica disciplina en los de Albertville (Francia), veinte años después. Regino obtuvo otro bronce en la prueba de boardercross de snowboard, disputada el pasado jueves en Phoenix Park.

"Me he quitado la espina de Sochi"

"Me siento muy bien, la verdad es que me siento 'súper bien'; es la primera medalla olímpica en patinaje que tenemos en España y es verdad que no es de oro ni de plata, pero para mí sí que lo es", afirmó el campeón español nada más ganar su medalla.

"Lo es porque todo el trabajo que hemos hecho ha servido para conseguir un sueño, que es lo que era conseguir una medalla olímpica", explicó a Efe en el Ice Arena de Gangneung, 'SuperJavi', de 26 años.

"Me he quitado un peso de encima, me quité la espina que tenía clavada desde Sochi -(Rusia), hace cuatro años - cuando se quedó a las puertas del podio al concluir cuarto-", indicó Fernández.

"Después de esto veremos a ver qué pasa. Pero sabía que podían ser mis últimos Juegos Olímpicos y me lo tomé también como una última oportunidad de conseguir una medalla", manifestó a Efe este sábado en Corea del Sur Javier Fernández.

"La verdad es que en pista me sentí un poquito más nervioso de lo que estaba ayer, ya sabía que hoy era el día definitivo y que el programa era más difícil", indicó.

"Pero la verdad es que luego me he sentido bien, me he sentido seguro. Y bueno, creo que el programa ha sido un buen programa; lo que pasa es que hoy, en general, creo que todo el mundo ha patinado bien", opinó.

"Y entonces los pequeños fallos se convierten en fallos más grandes. Porque los otros también patinan muy bien".

EL HUFFPOST PARA ENDESA