TENDENCIAS
17/02/2018 18:43 CET | Actualizado 17/02/2018 18:48 CET

Una mujer transgénero consigue amamantar a su bebé gracias a unas hormonas

Ahora hay que investigar si la leche es segura y nutritiva para los bebés.

AFP/Getty Images

Una mujer transgénero estadounidense ha conseguido amamantar a su bebé, al que había gestado y dado a luz su pareja, otra mujer lesbiana, tras tomar unas hormonas que inducen la lactancia, como de acuerdo con un estudio científico publicado en Transgender Health.

El estudio describe a una mujer transgénero de 30 años que nació como varón y que se sometió a una terapia de hormonas femeninas durante seis años. No se llegó a practicar ninguna cirugía genital o de senos.

La mujer buscó asesoramiento médico debido a que su pareja estaba embarazada pero no estaba interesada en amamantar, por lo que "esperaba asumir el rol de convertirse en la principal fuente de alimento" para el bebé, según señala el estudio, encabezado por investigadores de la Escuela de Medicina Icahn del Monte Sinaí, en Nueva York.

La paciente siguió un régimen de hormonas utilizado para inducir la lactancia en mujeres, incluyendo un aumento de estradiol y progesterona. Además, se le indicó utilizar una pezonera tres veces al día durante cinco minutos por mama. También se le prescribió un medicamento contra las náuseas llamado domperidona, que se utiliza también para impulsar la producción de leche y que debía comprar en Canadá.

La domperidona no está aprobada en Estados Unidos debido a que a la Agencia de Alimentos y Drogas (FDA) le preocupa que pueda provocar paros cardíacos y riesgos desconocidos en los lactantes. "Tres meses y medio después de que comenzase con el tratamiento, nació el bebé", señala el informe.

"La paciente amamantó durante tres semanas exclusivamente" y luego se añadieron suplementos debido a la "preocupación por una insuficiente cantidad de leche". El desarrollo del bebé y sus hábitos alimenticios fueron normales, señala el estudio.

Los expertos dicen que los bebés deberían amamantar durante su primer año de vida, y durante más tiempo si es posible, debido a los beneficios que tiene la leche materna para la salud, que exceden largamente los de los suplementos.

Ahora hay que ver si la leche es segura y nutritiva

"Es muy pronto para saber si el amamantamiento transgénero es seguro y nutritivo para los bebés", ha dicho Madeline Deutsch, directora clínica del Centro de Excelencia para la Salud Transgénero de San Francisco, de la Universidad de California. "Yo no lo haría", dijo Deutsch, ella misma transgénero y cuyo bebé de seis meses es amamantado por su esposa, quien también fue la portadora gestacional.

"La principal preocupación para mi sería la calidad nutricional", dijo Deutsch a la AFP. Además, las hormonas para inducir la lactancia pueden llevar a cambios de humor y aumento de peso, lo cual puede actuar como elemento disuasorio en algunas personas, ha agregado.

Más investigación podría arrojar luz sobre la calidad nutricional de la leche, y la seguridad de las hormonas necesarias para producirla. Por otra parte, según Deutsh, se han estado produciendo esfuerzos para que las mujeres transgénero amamanten desde hace algún tiempo. "Debo ser honesta, esto lleva sucediendo desde hace por lo menos 10 o 15 años, al menos hasta donde yo sé", aseguró a la AFP. "Esto es simplemente la primera vez que alguien lo escribe".

NOTICIA PATROCINADA