VIRALES
19/02/2018 08:01 CET | Actualizado 19/02/2018 15:20 CET

Se vuelve loca al ver el físico de su cita de 'First Dates' pero le sonsaca un secreto que la bloquea por el pánico

"Te voy a reconocer. A mi primera pareja sí le fui infiel".

Pánico. Así el fue gesto que se le ha puesto a Reme, una granadina de 29 años, cuando su cita de First Dates, un chico de Gijón de 25, le ha reconocido que le fue infiel a su primera pareja.

La chica acababa de salir de una relación bastante tortuosa y acudía al programa de Cuatro en busca de alguien en quien confiar, que no le restase independencia y que respetase su pasión por los animales.

Ito cumplía sin problema las dos últimas condiciones. Pero sus antecedentes hacían presagiar lo peor sobre si sería o no la persona adecuada en quien poder confiar.

Lo cierto es que la primera impresión al verse ha sido inmejorable. Ambos, Reme e Ito, se han gustado mucho. Pero el problema ha llegado con esta sencilla conversación:

- Ito. ¿Y cómo te ha ido el amor?

- Reme. Pues ya no sé ni qué decir. ¿Y tú qué?

- Ito. ¿Qué de qué?

- Reme. ¿El tema de la infidelidad?

- Ito. Te voy a reconocer. A mi primera pareja sí le fui infiel. Pero a partir de ahí nunca, nunca, nunca he vuelto a engañar a una pareja.

- Reme (con la cara desencajada). Nunca, nunca...

- Ito. Nunca. Y no le sería infiel a una pareja.

- Reme. ¿De verdad?

- Ito. Te lo prometo. Si me lo preguntas tanto... ¿Te han sido infiel?

- Reme. Me han sido infiel.

- Ito. Te noto el pánico en la mirada.

- Reme. Es que lo he pasado mal.

En ese momento, el chaval tuvo uno de los gesto más bonitos que se recuerdan en la historia del programa: "Dame la manita, corazón", afirmó Ito, antes de reconocer ante la cámara que a Reme "se le ve que es una persona frágil, que ha sufrido por amor, y hay que ir con pies de plomo para que no vuelva a pasarlo mal".

La chica, entonces, abrió su corazón, contando una dura historia: "Me aferré a él porque hace un año perdí a mi mejor amiga y lo conocí justo después. Me quise apoyar en él pero va a ser que no...".

Las palabras de Reme terminaron de emocionar a Ito, quien se levantó para fundirse en un abrazo con su cita: "Voy a darte un abrazo. Qué adorable eres, hija".

CUATRO

El gesto gustó (y mucho) a Reme, quien explicó que "cuando estás en una situación en la que te falta una persona o algo difícil sí que te gusta que alguien te de cariño y ánimo".

La cosa terminó lo suficientemente bien como para que ambos se dieran una segunda oportunidad:

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard

NOTICIA PATROCINADA