NOTICIAS
21/02/2018 10:33 CET | Actualizado 23/02/2018 10:51 CET

El 'smartphone' en el cole puede servir para educar en medioambiente

Educar en las aulas sobre el buen uso del móvil conlleva momentos de instrucción interesantes y sorprendentes sobre sus derivadas ambientales.

""
Getty Images/Maskot
""

La profesora de Geología entra en el aula con un martillo en una mano y un móvil en la otra. Deja el teléfono sobre la mesa y, acto seguido, lo destroza a martillazos. No, no se ha vuelto loca en un acto desesperado contra el mal uso de este dispositivo entre los escolares. Va a comenzar su clase enseñándoles que en el amasijo de chatarra que queda sobre su mesa hay hasta doscientos tipos de minerales diferentes, algunos muy dañinos para el medio ambiente durante su extracción y eliminación. Y sí, luego aleccionará sobre cómo depositar los restos en un contenedor apropiado para facilitar su posterior reciclado.

Getty Images

Esta escena que acaban de leer es inventada. Ojalá ocurra en algún instituto o colegio de España, ya que será una forma de amenizar un tema que en su presentación y desarrollo se estructura de la misma forma que hace más de cuarenta años (por la edad del que suscribe) y que pasa inevitablemente por exponer y aprender de corrido las propiedades, características y clasificación de los minerales. Realmente, con el móvil se puede ganar la atención de la clase en todas las asignaturas, incluida Lengua, donde los nuevos códigos del lenguaje y terminologías asociadas a su uso dan para hablar desde el uso de la q y la k, a términos como hashtag, trending topic, nube, ciberespacio, youtuber...

Pero nosotros nos queremos centrar en aquellas asignaturas donde se cruzan el medioambiente con los dispositivos móviles.

Geología y Química

Getty Images

La extracción de los minerales con los que se va a hacer el móvil es la etapa que produce un mayor impacto ambiental con diferencia, mucho más incluso que durante un mal desecho de los mismos.

El móvil vibra porque tiene wolframio; algunos de gama alta recubren con oro los componentes de los circuitos, que además se sueldan con estaño; el coltán permite fabricar condensadores eléctricos microscópicos; el níquel se emplea en el recubrimiento externo; en la iluminación y el sonido intervienen las famosas tierras raras (más de una decena de minerales); en los colores, el yodo y el mercurio; la batería funciona porque tiene litio y cobalto... Y se podría seguir con arsénico, zinc, plata, tungsteno, bismuto, arsénico, cromo, galio, indio, rodio, paladio... Algunas fuentes, como la Cámara Minera de México, han llegado a cuantificar 80 elementos químicos, 200 minerales y más de 300 aleaciones en un teléfono móvil. Y todos con su particular impacto ambiental y social sobre el entorno, muchas veces en áreas pobres y en conflicto.

¿Da o no da para sacarlo a colación cuando se aborde la tabla periódica de elementos químicos y/o la composición y procedencia de los minerales?

Tecnología

Getty Images/iStockphoto

Las nuevas tecnologías de la comunicación suponen un campo apasionante con el que explayarse durante las clases de Tecnología, con mucha implicación del móvil: desde los sistemas de posicionamiento geográfico (GPS) a la domótica pasando por la extensión de las redes WIFI y los sistemas de transmisión y almacenamiento masivos de datos (big data).

El elevado consumo energético de todos estos procesos (principalmente de los centros de datos) da para investigar y explicar cuestiones muy importantes relacionadas con el consumo de recursos y el cambio climático. Ahí está, por ejemplo, el paulatino paso a las energías renovables de grandes marcas de móviles y servidores de Internet.

Pero también en Tecnología entra la posibilidad de cuestionar y combatir la obsolescencia programada desde un conocimiento más preciso y técnico del móvil. Saber cómo sacarle el mejor partido con el menor consumo, limpiarlo de memoria e incluso atreverse con sencillas y pequeñas reparaciones son tareas que liberan sustancialmente la carga contaminante asociada a un excesivo y continuo consumo de nuevos dispositivos móviles. No hace mucho publicamos un artículo donde se dan pistas sobre todo esto.

Ciencias de la Naturaleza, Biología y Medio Ambiente

Getty Images/Hero Images

Hasta aquí ya hemos esbozado numerosos contenidos para trasladarlos a una amplia variedad de temas comprendidos en el currículo de Ciencias de la Naturaleza y Biología (uso del suelo, alteración y restauración del medio natural...) y Ciencias de la Tierra y Medioambientales (impacto ambiental, consumo de recursos, cambio climático, energías renovables...) pero hay algunos más, incluido el desecho correcto para una buena reutilización y reciclado de los móviles.

Comunidades autónomas, sistemas de gestión de residuos electrónicos y ONG promueven en los centros escolares diferentes iniciativas, como ligas, escuelas y talleres de reciclaje y reutilización que animan a participar tanto a colegios de primaria como a institutos de secundaria. La celebración de cineforums, debates y exposiciones sobre el tema, junto a trabajos o tareas concretas dentro de cada asignatura para promover el buen uso y desuso de los móviles en cada centro suponen otras alternativa.

NOTICIA PATROCINADA