POLÍTICA
20/02/2018 17:11 CET | Actualizado 20/02/2018 17:13 CET

El Bigotes: "Yo no he corrompido a nadie, ya eran corruptos"

El responsable de la Gürtel en la Comunidad Valenciana señala al marido de Cospedal por aparecer en los papeles de Bárcenas.

A las cinco de la mañana se ha levantado hoy El Bigotes en su celda de Valdemoro para acudir al Congreso, que no pisaba desde que acompañó a Rajoy a la óptica allá por 2004, y volver a sorprender a todos con su estilo monólogo stand-up comedy que ha seducido a los diputados.

"Hacía mucho tiempo que no venía por aquí, además se está calentito", ha arrancado Álvaro Pérez Alonso para abrir boca. Se refería a su última visita a la Cámara Baja con el actual presidente del Gobierno, que ha revelado luego, y al "fresquito" que ha pasado en un calabozo al ser trasladado desde la cárcel, aunque su relato en defensa de los presos lo ha dejado para la guinda del pastel.

El Bigotes ha sacado esta mañana tiempo para afeitarse, engominarse y ponerse una camisa blanca, y ha llegado así, escoltado por policías de paisano que han levantado los recelos de los ujieres, preparado para revivir sus días entre políticos.

Pero los tiempos han cambiado y hoy el único diputado que no le ha hecho preguntas ha sido el del PP, a quien ha reprochado, no sin sacarle la sonrisa, que ningún medio sacara un titular de sus palabras de denuncia de la comisión investigación de la caja B de su partido.

El lenguaraz Bigotes ha tenido, sin embargo, palabras de aliento para el partido que le dio de comer ("No podemos seguir atizando al PP por algo que cometieron unos tipos hace 14 o 15 años"). Y ha preferido tirar de comprensión que de rencor ("Cuando pasas de ser humano a apestado, es lógico"). -

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

EFE
El Bigotes, junto al diputado de Nueva Canarias Pedro Quevedo, en el Congreso.

Defensa de Rajoy

El Bigotes ya no es sinónimo de mostacho pero sí de espectáculo y hoy no se ha cortado ni para hablar del presidente del ejecutivo. A Mariano Rajoy, ha dicho, lo conoció en 2004, tras las elecciones, y trabajó con él exactamente "once meses" organizando actos.

En ese tiempo, lo acompañó a un viaje por Sudamérica, a comprar unas gafas a su salida del Congreso -que pagó Rajoy- y le pidió que intermediara para que las empresas de Gürtel cobraran deudas del PP porque era "el que mandaba".

Pero al presidente lo ha defendido a capa y espada -con él no trababa temas de dinero, eso "jamás"-, palabras bonitas que no ha tenido con su examigo y yerno de José María Aznar, Alejandro Agag: "Me entere por un programa de televisión que seguía vivo, nunca me llamó".

No es la primera vez que Álvaro Pérez Alonso declara en una sede parlamentaria. Ya lo hizo, por videoconferencia, en las Cortes Valencianas y entonces pidió permiso para ausentarse porque tenía examen de pochado de cebolla. Hoy ha seguido la historia, como buen showman, y ha tranquilizado a los parlamentarios. Lo aprobó y ya va por el rebozado.

En esta ocasión, ha aprovechado su público para denunciar que un familiar de María Dolores de Cospedal y un amigo de Rajoy faltan en la investigación de la caja B, para pedir justicia y para corroborar la financiación ilegal del PP valenciano. Pérez haya señalado a Ignacio López del Hierro, esposo de Cospedal, como una de las personas que aparece en los "papeles de Bárcenas" como "atizante" de la financiación ilegal.

"Salen nueve, diez u once veces. Vienen aquí a soltar el mondongo y no los he visto en el banquillo (...). Me gustaría que vinieran mañana como vengo yo hoy".

En el Congreso, al Bigotes se le ha "desparramado" especialmente "la bilis" porque "la justicia no es igual para todos" y algunos, que no ha concretado, "están sentados en el escaño tan felices".

Su cruzada ahora es conseguir que la justicia sea justa, y no ejemplar como dice el ministro "vendedor de chochonas" Rafael Catalá, para que Iñaki Urdangarin deje de pasearse tranquilamente "alrededor del lago" de Ginebra mientras él sufre en la cárcel.

Y también luchar por los derechos de los reclusos porque ni él ni nadie -incluido Oriol Junqueras- se la merecen. En su alegato final, ha proclamado que hay "miles y miles de presos abandonados" en las cárceles españolas a los que se traslada en "condiciones inhumanas, como cerdos al matadero".

Por ello, ha animado a su excompañero de compras Rajoy, al ministro del Interior y al director de la Guardia Civil a meterse en esos furgones, ya no la media hora que se tarda de Valdemoro al Congreso, sino solo diez minutos, "porque hay que ser muy hombre" para hacerlo.

Con Joan Tardá, que lo acusado de estar del lado de los corruptores, también ha tenido sus más y sus menos.

"Si hay justicia", le ha dicho al diputado de ERC, "usted un día me pedirá perdón por decir que estoy dentro de la parte de los corruptores porque yo no estoy en ninguna parte. Yo pasé por un lado equivocado. Me metí a trabajar en una empresa, como cualquier otra persona que le ofrecen un puesto de trabajo y es feliz haciéndolo y haciéndolo bien, además. Porque mi trabajo lo hice muy bien. Yo no he corrompido a nadie. Ya eran corruptos", ha asegurado Pérez.

Acabado el discurso-denuncia final, el Bigotes no se ha olvidado de despedir al público: "Gracias, espero que haya servido de algo lo que he dicho hoy aquí", ha dicho para proceder a estrechar la mano de los diputados uno a uno y volverse al furgón a practicar su hombría.

LAS FRASES IMPERDIBLES DEL BIGOTES EN EL CONGRESO

"Yo declaro ante ustedes pero yo no aparezco en los papeles de Bárcenas", ha empezado diciendo el empresario, para luego denunciar: "Estos días he visto que hay dos nombres que aparecen mucho" en esos papeles, el señor López del Hierro -marido de la ministra de Defensa-, y don Ángel Piñeiro López, "amigo del señor Rajoy". "Aparecen como atizantes (...) y salen nueve, diez u once veces. Vienen aquí a soltar el mondongo y no los he visto en el banquillo (...). Me gustaría que vinieran mañana como vengo yo hoy".

"Hay miles y miles de presos abandonados en las cárceles. Están totalmente abandonados. Ni yo ni Junqueras deberíamos estar en la cárcel".

"Lo que tenían que hacer el PP, PSOE, Ciudadanos... es una pestaña en la web diciendo: vamos a hacer un acto el domingo con el coste y los contratos desglosado. ¡Con dos cojones! ¡Eso es transparencia!".

"Los empresarios, que yo sepa pagaban con alegría y felicidad. No he visto a ninguno llorar en el juicio".

"Camps me devolvió un reloj barato, de mil y pico euros".

"Paco Camps es uno de los políticos más honrados que he conocido".

"Del señor Cotino no hablo. Va para mi tercer testamento".

"En el ayuntamiento de Valencia era imposible entrar".

"Si el Supremo dice que no he regalado trajes a Camps, no voy a ser yo quien le lleve la contraria".

"Tengo una tarjeta de acceso a la sede de Génova de recuerdo. Iba a diario".

Sobre las reuniones en Génova: "No se crean que eran reuniones muy prolongadas, no te dan mucha pelota".

"Cuando pasas de ser humano a apestado, es lógico, pero la relación no es amistosa, es cordial de trabajo".

"Cuando dicen que no se acuerdan de ti es porque tratan a mucha gente y la memoria es débil".

"Regalos de corbatas he hecho muchos".

¿No están todos los que son en Valencia?, le preguntan: "Faltan por salir pero es que estamos en pleno juicio. Permítame que no hable de esto".

"Cuando algunos medios se cachondean porque le pido al juez que me quiero levantar es porque estoy operado de cáncer de próstata y una de las secuelas es la incontinencia y hay veces que no puedo aguantar más y necesito ir al baño. Ahora es uno de esos momentos".

Pérez se enfada mucho cuando le llaman El Bigotes y desvela entonces el origen del mote, que no le venía del PP ni de su actividad: "Un malnacido de un medio de comunicación me llamó así, así que me parece un despropósito. Se lo pido por favor. Yo a usted no le llamaría nunca el pendientes".

"Ahora estoy con el rebozado, es decir, que ya he pasado ese examen (el de pochar la cebolla, por el que dejó de ir a una comparecencia)".

"Me han levantado a las 5 de la mañana. He pasado un poquito de fresquito en un calabozo (...) Hacía mucho tiempo que no venía por aquí, además se está calentito".

A Joan Tardà: "Es usted casi, casi peor que en la tele".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- "Esa persona es Francisco Camps"

- Las claves para entender las conclusiones de la fiscal sobre la primera etapa de la trama Gürtel

- 'El Bigotes': "Parece que me he cepillado las Torres Gemelas"

- Correa cree que Rajoy "daba el OK" a todos los gastos de campaña del PP

Photo galleryLas conclusiones de la fiscal de la Gürtel See Gallery

EL HUFFPOST PARA ENDESA