VIRALES
21/02/2018 09:21 CET | Actualizado 21/02/2018 15:13 CET

El mayor graciosillo que ha pisado 'First Dates' suelta de lejos el comentario más casposo de la historia del programa

"Si tenemos los melones y tenemos el plátano, pues vamos a hacer una macedonia".

Demasiado lanzado, gracioso a su manera o, directamente, el tipo más patoso que ha pisado el restaurante de First Dates. A Charo le tocó el graciosillo de turno y tuvo que soportar, de lejos, el comentario más casposo, rancio, irrespetuoso o made in Torrente de la historia del programa de Cuatro. Y nos quedamos cortos.

El individuo en cuestión se llamaba David, un madrileño de 44 años que ya de primeras afirmó que Charo aparentaba más años de los que decía y que presumía de haber estado con chicas de todas las razas... así, como tarjeta de presentación.

Pincha aquí para ver el vídeo en la web de Cuatro

Sin embargo lo peor estaba por llegar. Entre broma estúpida y comentario ranciofact —se lo tomamos prestado a Pedro Vera... gracias— la conversación desembocó en un insustancial diálogo sobre frutas:

- David. ¿Cuál es tu fruta favorita...? Y no vale el plátano, que no lo vas a decir.

- Charo. El plátano sí me gusta.

- David. ¿Te gusta el plátano?

- Charo. La fresa... la fruta de verano, melón.

- David. ¿Melón? Ahí no me doy por aludido. Un poco soy.

- Charo. En mi pueblo están los mejores melones, en Torrepacheco.

- David. ¿Están lo mejores melones? Ahora ya me está viniendo a la cabeza otra cosa.

Y con este pensamiento de David llegó la caspa. La reflexión del hombre frente a la cámara pretendía ser graciosa, pero se quedó en las antípodas de serlo: "Plátanos, melones y fresas... las fresas sobran. Si tenemos los melones y tenemos el plátano, pues vamos a hacer una macedonia. ¿A qué estamos esperando? A conocernos mejor, no caernos bien y perdernos la oportunidad de disfrutar el momento. Es que es absurdo".

Tras su aportación a la intelectualidad contemporánea, David volvió a incomodar a Charo con otra de sus apreciaciones rancias: "Te has puesto muy sexy. Yo no soy de mirar, pero bueno. He echado una miradita y he pensado 'mira qué bien colocado lo lleva'", ha afirmado, ante la mirada mitad incrédula y mitad 'te mataría' de la mujer.

"¿Tú qué buscas de una mujer?", acertó entonces a preguntar Charo. La respuesta de David no se salió de lo esperado: "Pues tiene que tener dos brazos, dos piernas, dos ojos en la cara, una boca que sepa usarla, dos nalgas, dos de la huerta, me refería al melón...".

CUATRO

La sentencia final pareció no sorprender a nadie... menos a David, que aún se preguntó "¿ah, no?" cuando Charo soltó un rotundo no a la pregunta de si tendría una segunda cita con él. La mujer fue elegante en sus calabazas: "Eres un encanto pero Madrid y Murcia están muy lejos y yo quiero un caballero... y me ha faltado la chispa".

Él dijo que no tendría una segunda cita con Charo porque "no tendría una segunda cita con nadie de fuera de Madrid", a no ser que "tuviera helicóptero".

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard

EL HUFFPOST CON NESPRESSO