INTERNACIONAL
22/02/2018 18:42 CET | Actualizado 22/02/2018 19:07 CET

Dimite el número dos de Unicef por comportamiento inadecuado

La salida de Justin Forsyth se produce después de que se hayan conocido quejas sobre su trato a una trabajadora en su anterior puesto de trabajo.

Imagen de archivo del exdirector de Unicef, Anthony Lake, junto a Justin Forsyth (tercero por la izquierda) durante una visita a un campo de refugiados sirios.
REUTERS
Imagen de archivo del exdirector de Unicef, Anthony Lake, junto a Justin Forsyth (tercero por la izquierda) durante una visita a un campo de refugiados sirios.

El número dos de Unicef ha dimitido este jueves después de que hayan salido a la luz quejas sobre su comportamiento inadecuado hacia trabajadoras en su anterior puesto de trabajo como director de la ONG Save the Children en Gran Bretaña, según ha informado en un comunicado la agencia de la ONU.

"La directora ejecutiva Henrietta Fore ha aceptado hoy la renuncia de Justin Forsyth de su puesto como director ejecutivo adjunto de UNICEF", señala la nota, sin especificar en qué consisten los actos cometidos por Forsyth.

"Estamos agradecidos al Sr. Forsyth por su trabajo en los últimos dos años abogando por los niños más vulnerables y ayudando a avanzar en la misión de UNICEF de salvar las vidas de los niños. Esta misión ahora es más importante que nunca", agrega el comunicado.

Este miércoles, Save the Children Reino Unido pidió disculpas por el comportamiento "inadecuado" que tuvo Forsyth con tres trabajadoras de la organización, al tiempo que anunció la puesta en marcha de una revisión de sus procedimientos para examinar las medidas de protección de todo su personal ante este tipo de situaciones.

Forsyth ha publicado en su cuenta de Twitter una declaración. "Quiero dejar claro que no dimito de UNICEF por los errores que cometí en Save the Children", ha explicado Forsyth, subrayando que estos ya fueron atendidos con el "proceso adecuado hace muchos años". Según ha dicho, entonces pidió disculpas "sin reservas y cara a cara" y ha aprovechado para pedirlas de nuevo.

"Dimito por el peligro de perjudicar tanto a UNICEF como a Save the Children y nuestra causa más amplia", ha esgrimido, asegurando que no puede permitirse que esto ocurra a dos organizaciones a las que quiere, ya que está convencido de que la cobertura en torno a este asunto "también intentará hacer daño a nuestra causa y la de la ayuda".

"DISCULPAS INCONDICIONALES"

"He dado 30 años de mi vida a luchar contra la injusticia y la pobreza y por los niños", ha sostenido Forsyth, que ha dicho sentir un gran pesar por tener que abandonar UNICEF dos años después de haber sido nombrado su subdirector. "Les deseo a mis amigos y colegas de UNICEF y la ONU lo mejor", ha añadido.

Según indicó Save the Children, entre 2011 y 2015, hubo "preocupación" por declaraciones y comportamientos "inadecuados" de su entonces director. Tras la investigación pertinente, Forsyth manifestó sus "disculpas incondicionales" a las mujeres que se quejaron, dándose por cerrado el tema.

Posteriormente, según Save the Children, surgieron "preocupaciones" por el hecho de que los casos se hubieran dado por cerrados y se llegó a la conclusión de que "hacía falta una nueva revisión". Esa revisión determinó que no se habían seguido "en todos los aspectos" los protocolos de Recursos Humanos", indicó la ONG.

BALLANTINE'S PARA EL HUFFPOST