INTERNACIONAL
23/02/2018 05:24 CET | Actualizado 23/02/2018 05:24 CET

El gobernador de Misuri (EEUU), detenido por sacar una foto a una mujer desnuda sin su permiso

Fue su amante y la utilizó para chantajearla y que no lo contara, según ella.

GETTY
Eric Greitens, gobernador de Misuri.

Un jurado estadounidense ha acusado este jueves al gobernador de Misuri, el republicano Eric Greitens, de invasión de la intimidad por supuestamente tomar una fotografía de una mujer desnuda sin su consentimiento. Greitens fue detenido tras la acusación y posteriormente dejado en libertad sin fianza.

El republicano, de 43 años, ha admitido haber tenido una aventura extramatrimonial en marzo de 2015, antes de ser elegido gobernador. La mujer, cuya identidad no ha trascendido, acusa a Greitens le tomó una foto desnuda sin su permiso, que luego utilizó para hacerle chantaje y que no lo hiciese público.

Greitens "fotografió conscientemente (a la mujer) en un estado de desnudez total o parcial sin su conocimiento ni consentimiento y en un lugar donde una persona tendría una expectativa razonable de privacidad", apunta la acusación del jurado.

Además, el gobernador transfirió la fotografía desde su teléfono a un ordenador, lo que agrava el delito.

Pese a admitir la aventura, Greitens ha negado el chantaje. Uno de sus abogados, Edward Dowd, ha asegurado en un comunicado que su cliente es "absolutamente inocente" y que pedirán el archivo del caso. El propio gobernador ha emitido una nota también:

Después de esta decisión errónea y decepcionante, mi confianza en nuestro sistema judicial está tocada, pero no rota. Sé que se rectificará pronto. La gente de Misuri merece más que una fiscal roja que tiene la osadía de utilizar su cargo para apuntarse tantos políticos. Espero con ganas los remedios legales para corregir esta decisión.

La fiscal de San Luis (Misuri) que investiga el caso, la demócrata Kimberly Gardner, ha asegurado en un comunicado que tratará a Greitens "de la misma manera que a cualquier otro ciudadano".

En caso de ser hallado culpable del delito, Greitens perdería su cargo como gobernador, aunque con el escándalo y la acusación su carrera política ha quedado ya muy tocada.

Greitens, casado y con dos hijos, se presentó a las elecciones de 2016 como un hombre de familia y, tras admitir su aventura, pidió a los ciudadanos de Misuri en un comunicado conjunto con su esposa que le perdonen por su "error personal".

ESPACIO ECO