NOTICIAS
23/02/2018 11:20 CET | Actualizado 23/02/2018 11:37 CET

El cadáver de un niño pasa 20 horas en el sofá de su casa en Fuenlabrada porque a sus padres le faltaban 1.600 euros

La familia tampoco tenía seguro.

TELEMADRID

El cadáver de un niño de siete años, muerto de cáncer, ha pasado más de 20 horas en el sofá de su vivienda de Fuenlabrada (Madrid) porque la familia no tenía seguro ni dinero suficiente para pagar a los servicios funerarios.

Aunque en un primer momento la funeraria acudió a realizar su trabajo, se marcharon sin el cuerpo del pequeño porque a los familiares les faltaban 1.600 euros para costear el servicio de levantamiento y traslado del cadáver, según ha informado Telemadrid.

Pincha aquí para acceder al vídeo en la web de Telemadrid

"Por 1.600 euros no se lleva al tanatorio a este niño, es denigrante", ha declarado en la televisión autonómica madrileña una familiar del pequeño.

Raúl, que así se llamaba el niño, pasó sus últimas horas de vida en su casa por deseo de sus padres. Pero nada hacía sospechar a sus progenitores que, al dolor provocado por su fallecimiento, se le tendría que sumar también la humillación.

Tras la muerte de Raúl, el miércoles, los padres tuvieron que ponerse en contacto con el Ayuntamiento de Fuenlabrada. Pero no fue hasta el jueves —a las 14 horas— cuando el servicio funerario se llevó el cuerpo del pequeño al tanatorio.

El Consistorio, una fundación y la propia funeraria se hicieron, finalmente, cargo de los gastos.

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard

ESPACIO ECO