20/03/2018 10:55 CET | Actualizado 20/03/2018 16:22 CET

El homenaje que merecía madame Curie

La artista americana Jennifer Steinkamp nos descubre otra de las pasiones de la científica.

Varios son los motivos por los que el mundo de la ciencia y del feminismo se han tenido que rendir a la científica polaca Marie Curie. Es la única persona del mundo que ha recibido dos premios Nobel y, por supuesto, fue la primera mujer en obtenerlo.

Trabajadora incansable, madame Curie dedicó toda su vida a la investigación y al estudio. Pero lo que pocos saben es que también fue una entregada amante de flores y plantas. Su hija se encargó de descubrirlo en un libro sobre la vida de su madre.

Ahora, la artista americana Jennifer Steinkamp, también ha querido homenajear su trayectoria y, especialmente, su faceta menos conocida, la de ser una gran botánica. Por eso, una parte de su exposición 'Jennifer Steinkamp. Naturaleza digital', que llega ahora a Madrid, está dedicada a Marie Curie y en ella la creadora ha tratado de reproducir el universo botánico de la que es una de las mujeres más importantes de la historia.

LA NATURALEZA SÍ QUE SABE