TENDENCIAS
26/02/2018 10:33 CET | Actualizado 26/02/2018 10:56 CET

'Salvados' plasma las desigualdades sufridas por tres generaciones de mujeres

El último programa de Jordi Évole dio voz a distintas personas anónimas con motivo del 10º aniversario.

laSexta

Salvados, el programa de Jordi Évole en laSexta, cumplió 10 años este domingo, y para celebrarlo dio voz a algunos de los seguidores del programa que habían contado su historia en las redes sociales con el hashtag #MiHistoriaSalvados. Entre los testimonios destacaron las historias de tres mujeres de distintas edades: una de más de 60 años; una madre de 40 años, condicionada en el trabajo por su hijo, y unas estudiantes universitarias sevillanas. Todas ellas contaron las desigualdades de género que habían vivido durante sus vidas.

"He estado trabajando 23 años, con tan mala suerte de que sólo he cotizado tres y ya no me queda nada". Ese era el testimonio de la mujer de más de 60 años, que se dedicó toda su vida a la limpieza y a los cuidados de su familia. "No he podido estudiar porque soy la mayor de siete hermanos y cuando mi madre se tuvo que ir a trabajar me dejó con cuatro niños a mi cargo con 11 años", le contó a Évole en el programa donde también detalló que le habría encantado estudiar y que le apasiona la lectura. "Me hubiera gustado estudiar derecho, ser abogada. Me llama la atención porque hay mucha injusticia en el mundo", declaró.

Évole también se trasladó a un campo de fútbol donde se encontraba un matrimonio con hijos. Allí, la mujer contó cómo afecta ser madre a su vida laboral. "Se supone que tienes que dar más porque en un momento vas a tener hijos", le contó a Évole, a quien también le dijo que había sufrido en primera persona la brecha salarial. "Tuve a mis hijos para criarlos yo, sabiendo que podía perder mi trabajo. Lo primero son ellos, pero laboralmente te hacen dudarlo", contó mientras criticaba la actitud de Rajoy y el Partido Popular ante la brecha salarial: "¿Y Soraya no le dice nada? ¿Ella no es mujer? ¿No se sintió mal nunca?".

Las más jóvenes, dos estudiantes sevillanas, contaron las situaciones de acoso que viven normalmente. "Es raro el día que vas a la discoteca y no notas que te tocan el culo", contaron antes de afirmar que no aceptan una invitación de un chico en una discoteca porque "con eso ya piensa que quieres un lío". Una de ellas declaró que incluso durante una procesión de Semana Santa sufrió este tipo de acoso. "Pensé, '¿en serio, que ni esto se respeta?".

Salvados sobre 'El Machismo Mata'

NOTICIA PATROCINADA