NOTICIAS
27/02/2018 15:51 CET | Actualizado 27/02/2018 15:58 CET

El detenido de Susqueda: "Me están queriendo colocar un muerto que yo no he matado".

El detenido ha defendido ante la prensa que él no ha hecho "nada".

La policía científica busca el arma del crimen que acabó con la vida de los jóvenes Paula M.P. y Marc H.L. el pasado agosto en un huerto de la casa en la que el presunto asesino, Jordi Magentí, cuidaba actualmente a un tío suyo.

Los agentes, con la ayuda de detectores de metales, rastrean este pequeño terreno agrícola y un cobertizo que hay en él en busca de esa prueba que permitiría esclarecer el caso.

Previamente, los Mossos d'Esquadra han trasladado a la comisaría de Santa Coloma de Farners el vehículo que supuestamente Magentí conducía el día del crimen para analizarlo.

El presunto asesino lleva todo el día en esa casa de su tío en Anglès, que ha sido registrada para, posteriormente, proceder a la búsqueda del arma en la casa y el huerto.

A su llegada a la vivienda y ante la numerosa presencia de informadores, Jordi Magentí, que fue condenado anteriormente a quince años de prisión por el homicidio de su primera esposa, ha defendido su inocencia con las palabras: "Yo no he hecho nada. Me están queriendo colocar un muerto que yo no he matado".

ESPACIO ECO