INTERNACIONAL
28/02/2018 03:19 CET | Actualizado 28/02/2018 12:30 CET

El yerno de Trump ya no puede acceder a información de alto secreto

Y varios gobiernos estudian cómo manipularle, según 'The Washington Post'.

EFE
El yerno y asesor del presidente Donald Trump, Jared Kushner.

Jared Kushner, el yerno del presidente Donald Trump, ha perdido su permiso de acceso a la información de alto secreto del Gobierno de EEUU, aunque la Casa Blanca espera que eso no afecte su trabajo como asesor en las relaciones con México e Israel, han informado varios medios estadounidenses.

El permiso de Kushner fue rebajado de "alto secreto" a "secreto", lo que veta su acceso a la información de inteligencia más delicada, según han indicado la revista Politico y la cadena de televisión CNN, que citan fuentes familiarizadas con la situación.

Hasta ahora, Kushner tenía acceso a esa información gracias a un permiso temporal concedido por la Casa Blanca, pero no ha logrado uno permanente porque para ello es necesario que las agencias de seguridad completen una investigación sobre sus antecedentes y ésta sigue abierta.

El caso de Rob Porter, quien renunció a su cargo en la Casa Blanca tras ser acusado de maltrato, atrajo la atención al problema de los permisos de acceso a información confidencial, y los medios descubrieron que ese exfuncionario, Kushner y "docenas" de otros accedían a esos datos con permisos temporales.

Eso despertó especulaciones sobre por qué estaban tardando tanto los exámenes de antecedentes en esos casos, y si quizá el motivo podía ser algo turbio en su pasado que pueda exponerles a un chantaje y poner en peligro la información confidencial.

Seguirá llevando Oriente Próximo y México

Por eso, el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, anunció a mediados de este mes que retiraría los permisos temporales de alto secreto a aquellos empleados que llevaran más de ocho meses sin que se completara la investigación de antecedentes necesaria para obtener una autorización permanente.

Trump afirmó la semana pasada que él no tomaría la decisión final sobre si Kushner podía mantener su acceso y que dejaría que Kelly tuviera la última palabra al respecto. "Jared está haciendo cosas muy importantes para nuestro país y cobra cero (dólares) por ello", añadió el magnate.

En un comunicado, Kelly aseguró que, pasara lo que pasara, Kushner podría continuar con su papel en temas de política exterior, que incluye el liderazgo de los esfuerzos de EEUU para lograr la paz entre israelíes y palestinos y su cercana relación con el ministro de Exteriores mexicano, Luis Videgaray.

Varios gobiernos estudian cómo manipularle

Según ha revelado The Washington Post, el Gobierno de México ha mantenido conversaciones internas sobre cómo "manipular" a Kushner, aprovechando su complejo entramado de intereses financieros y su falta de experiencia en política exterior.

Los Gobiernos de Israel, China y Emiratos Árabes Unidos (EAU) también han debatido de forma interna en sus respectivas capitales sobre cómo aprovecharse del yerno y asesor de Trump, indica el diario, que cita a funcionarios y exfuncionarios que han accedido a informes de inteligencia sobre el tema.

Los contactos de Kushner con funcionarios extranjeros son una de las razones por las que no ha podido obtener hasta ahora el permiso permanente de acceso a información confidencial, según las fuentes.

A algunos funcionarios les preocupa que Kushner haya sido "ingenuo" en sus contactos con agentes extranjeros, algunos de los cuales insistían en hablar sólo directamente con Kushner y no con personal más experimentado, según ha asegurado al Post un exfuncionario.

Bajo la lupa de Mueller por no coordinar sus reuniones con la Casa Blanca

El yerno de Trump mantiene desde la campaña electoral una cercana relación con el canciller de México, Luis Videgaray, quien suele reunirse con él en sus frecuentes visitas a Washington. Mantiene una relación mucho menos estrecha con su homólogo, el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson.

El Washington Post no menciona a Videgaray en su artículo, aunque sí cita a una fuente diplomática mexicana, que pidió el anonimato y aseguró que Kushner "ha mantenido (un comportamiento) estrictamente profesional" en su relación con el país vecino.

En Emiratos Árabes Unidos detectaron el año pasado el potencial de Kushner para ser manipulado porque su familia estaba buscando posibles inversores en su compañía inmobiliaria. No está claro, sin embargo, si alguno de los cuatro países citados llegó a manipular exitosamente al yerno de Trump.

El año pasado, Kushner mantuvo varios contactos con funcionarios extranjeros sin coordinarlos con el Consejo de Seguridad Nacional, el órgano de la Casa Blanca encargado de la política exterior.

Aunque ahora ya informa al Consejo de todas sus conversaciones, el tema ha despertado la atención del fiscal especial que investiga la trama rusa, Robert Mueller, quien está interesado en los protocolos usados por el yerno de Trump para sus contactos con extranjeros.

NOTICIA PATROCINADA