VIRALES
01/03/2018 10:29 CET | Actualizado 01/03/2018 15:59 CET

Hace tocar el cielo a su cita de 'First Dates' con su "fogosidad" sexual... para luego mandarle al infierno

La chica da calabazas al chaval tras una cita muy subida de tono.

Sara, una teleoperadora barcelonesa de 34 años, ha hecho tocar el Cielo por unos momentos a su cita de First Dates —de Cuatro— para, luego, quitarle el paracaídas y la red de sopetón. Además, de la manera más imprevista.

La chica buscaba a un "garrulo" del que enamorarse. Por garrulo, Sara entendía un hombre "con músculos, con abdominales, morenazo, de gimnasio". Y de hecho, mientras lo explicaba ante la cámara, Sara parecía empezar a salivar.

Pincha aquí para ver el programa completo en la web de Cuatro

CUATRO

La chica ha querido dejar claro desde un primer momento a Albert, un cocinero barcelonés de 32 años, que es "muy fogosa". Con cada palabra de Sara en esa dirección, a Albert se le iluminaba la cara.

El primer dardito picantón de Sara a Albert ha llegado cuando el chaval le ha dicho que es cocinero de sushi: "A mí no me gusta nada el sushi, no creo que me pueda conquistar por el estómago... tendría que hacer otras cosas más... muy bien... otras comidas, vamos", ha relatado Sara ante la cámara.

Llegados a este punto, la chica no se ha querido andar por las ramas:

- Sara. ¿En el tema sexual cómo eres?

- Albert. Me gusta de todo, que la otra persona disfrute.

- Sara. Pues me voy a llevar clavadísimo. Yo soy muy fogosa.

En ese momento, la sonrisa de Albert ya se le salía de la cara: "Estaba flipando. Que me dijera eso ya me la he imaginado a toda ella, así, yo que tengo mucha imaginación, he alucinado", ha explicado el chaval, visiblemente ilusionado, ante la cámara.

- Sara. Si no hay buen sexo, la relación se va al garete. Es muy importante porque... cuando tienes una relación lo más importante es darle el 100% a tu pareja, hacerle sentir que es importante para ti, y qué mejor que demostrarlo en la cama.

La ilusión de Albert seguía en aumento: "Es superespontánea, ha dicho lo que le ha parecido", ha explicado el chaval.

En ese punto álgido y ante el cachondeo generalizado de los camareros, provocado por la aparente química de la pareja, ha llegado la sentencia final:

"Yo sí tendría una segunda cita porque quiero conocerla más", ha afirmado el chaval.

Pero con Sara ha llegado la sorpresa... y el BAJÓN: "Como pareja no te veo, ha faltado ese feeling, esa chispa, esa cosa...".

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard

EL HUFFPOST CON NESPRESSO