NOTICIAS
05/03/2018 13:24 CET | Actualizado 05/03/2018 18:55 CET

La Guardia Civil ve "negativo cada minuto que pasa" sin hallar a Gabriel

Aparece una camiseta del niño cerca de la depuradora de Las Águilas (Almería).

La Guardia Civil volverá a rastrear zonas donde ya se ha buscado a Gabriel Cruz, el niño de 8 años desaparecido el pasado martes en Las Hortichuelas, en Níjar (Almería), entre ellas el entorno de la depuradora de Las Águilas donde se halló una camiseta suya, y reconoce que "es negativo cada minuto que pasa".

En declaraciones a los medios en la localidad nijareña de Las Negras el portavoz de la Comandancia de Almería, David Domínguez, ha apuntado que la confirmación de que la camiseta interior localizada cerca de una depuradora en Níjar contiene ADN del niño, no supondrá ningún cambio o reorganización en la búsqueda.

"No, los cambios que se hacen en cuanto a dispositivo es por el tiempo que pasa y porque en lugares selectivos vemos hay más probabilidad de que aparezca Gabriel", ha dicho, explicando que se "mantiene la búsqueda en un radio de 6 kilómetros como estos días atrás y se ha ampliado en lugares selectivos hasta los 12 kilómetros".

Aunque las inmediaciones de la depuradora han sido rastreados, se trata de una extensión de terreno importante, por lo que "no descartamos ningún esfuerzo aunque haya que volver a pasar por los mismos sitios". "Nuestro deseo es que aparezca Gabriel y que aparezca lo antes posible. Todo lo que no sea eso, es negativo para nosotros", ha incidido.

Aparece una camiseta de Gabriel

Por el momento, la camiseta es el único hallazgo relacionado con el caso. "No puedo confirmar si seca, mojada, pertenece a parte de investigación", ha señalado, al tiempo que ha dicho desconocer si se busca el ADN de otra persona en la prenda de vestir porque "esas gestiones forman parte de la investigación".

Este lunes trabajan sobre el terreno medio centenar de voluntarios y ha aumentado el número de profesionales, unos 200 entre Policía Local, Protección Civil, GREA y voluntarios de bomberos.

"Se sigue buscando por toda la zona y alrededores, de la depuradora también. Hasta los 6 kilómetros vamos a seguir buscando como días atrás. Incluso revisando sitios que por lo que sea nos gustaría tener más certeza de que no está, aunque ya están mirados, se van a volver a mirar", ha sostenido.

"No vamos a descartar en cuanto a búsqueda ningún esfuerzo aunque haya que mirar tres veces en el mismo sitio", ha recalcado, aclarando a su vez que la búsqueda será más selectiva porque se actuará en "sitios que sean concretos, a lo mejor de peor accesibilidad, cuevas, pozos, sitios que por probabilidad puede que esté ahí y nadie lo haya visto".

En concreto, en el entorno de la depuradora volverán a pasar los perros del Servicio Cinológico, de patrullas de Seguridad Ciudadana, especialistas del Servicio de Montañas de Granada en zonas altas y de acantilados que "han sido ya examinadas por ellos, pero las van a volver a examinar."

Los padres de Gabriel no pierden la esperanza

Los padres se aferran al hallazgo de la camiseta del niño para "pensar que cada vez estamos más cerca y que va a volver a casa".

"Tiene que ser así, no vamos a parar hasta que aparezca y ver que se sigue buscando no da mucha fuerza", ha dicho Patricia Ramírez, quien ha revelado en declaraciones a Telecinco, recogidas por Europa Press, que el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, les ha comunicado en la mañana de este lunes el último avance en la investigación.

Ramírez ha reiterado el llamamiento hecho en los últimos días a un posible captor de su hijo y les ha instado a "dejarlo en un parque, donde quieran". "Estamos dispuestos a hacer lo que haga falta y nadie puede hacerle nada a mi hijo", ha señalado.

Por su parte, el padre, Ángel Cruz, ha explicado que "sabía que era su camiseta" si bien ha señalado no "estar seguro de si la llevaba puesta ese día o no" y ha detallado que el hallazgo, en el que afirma no saber si se ha encontrado un segundo AND, se produjo cuando salió "a dar una vuelta" con su pareja "porque había mucha gente en casa de mi madre".

"Nos fuimos a estar por ahí, por no estar parados y salimos a una zona por la que solíamos ir a pasear y estaba allí. Nos dimos cuenta de que podía ser de mi hijo", ha trasladado para añadir que "no estaba a la vista sino por unas cañas" y que no la llegó a tocar por lo que no puede decir "si estaba seca". "Me fui de allí inmediatamente para no pisar ni tocar por allí", ha remachado.

El padre de Gabriel ha destacado que el flujo de información con la Policía Judicial de la Guardia Civil, "que nos ha dicho que no se va a mover ninguno de los medios hasta que aparezca" mientras que la madre ha subrayado que están "siendo muy cautos". "Ha sido esta mañana el propio ministro quien nos lo ha dicho. Nos van diciendo muy poquito, lo aceptamos y sabemos que están aquí todos los medios y los mejores. Estamos en sus manos y no podemos obstaculizar y, lejos de enfadarnos si no tenemos más información, sabemos que es por nuestro bien", ha apuntado.

Patricia Ramírez ha hecho alusión, asimismo, a su día a día desde que se produjo la desaparición y se ha mostrado "segura de que va a aparecer". "Yo todas las mañanas me levanto con fuerza, toco su bufanda para de alguna manera tenerlo presente y cerca, preparo su bolsa con ropa nueva y miro a su padre. Entonces sé que va a aparecer y que tiene que vernos fuertes, no quiero que me vea llorar", ha remarcado.

"Enmarronar la investigación"

Sobre el hombre de 42 años que desde el sábado cumple pena de prisión por quebrantar de manera reiterada la orden de alejamiento con respecto a ella, a quien acosa desde hace dos años, ha lamentado que los jueces que han sustanciado el caso "hayan tenido que hacer malabarismos con la ley" y ha admitido sentir que esta circunstancia "haya podido enmarronar los inicios de la investigación" sobre la desaparición de Gabriel.

"Si hubiera estado controlado, no habríamos perdido tiempo con esta línea de investigación", ha manifestado sobre una situación que ha calificado de "sin sentido por lo problemas que hemos tenido para que lo detuvieran, para que tuviera tratamiento psiquiátrico o estuviese en prisión porque si no es pareja, es acoso normal, lo que hizo que todo el proceso se ralentizase".

EL HUFFPOST PARA ENDESA