TENDENCIAS
07/03/2018 18:20 CET | Actualizado 07/03/2018 18:21 CET

¿Cómo sería un teatro sin mujeres? Esta sala de Madrid lo lleva a la práctica

Así afrontan las actrices la huelga del 8-M.

Teatro de las Culturas

Este jueves no hay función. Las puertas del Teatro de las Culturas de Madrid permanecerán cerradas el 8-M con el fin de unirse a la huelga feminista. Ese día se bajará el telón después de que la dirección del teatro, gestionado por el actor Alberto Ammann y la actriz Clara Méndez-Leite, llegase a un acuerdo con los responsables de la obra prevista para ese día: Al otro lado... hambre, papel y tijera.

No es la única que no se representará. En Madrid, la compañía del espectáculo La piel escrita y la Sala Intemperie Teatro o el Teatro del Barrio también han decidido adherirse a esta cita que busca visibilizar el trabajo de la mujer y luchar, entre otras cosas, contra la desigualdad salarial, que tanto afecta a las artes escénicas.

"Las actrices, como el resto de mujeres, estamos atravesadas por la brecha salarial: en lo audiovisual las mujeres representan sólo el 35% y todas las actrices de nuestro país cobran menos que los actores en las mismas categorías", recordaba la actriz Berta Ojea este domingo en el debate organizado por la Cadena Ser en el Teatro Lara de Madrid.

lmpt.es

El cierre del Teatro de las Culturas partió de la dirección. Los responsables de la obra tenían un plan B. "Antes de hablar con el teatro pensamos en hacer la función con una mesa redonda después y donar el dinero", cuenta a El HuffPost la actriz Laura Aparicio, una de las muchas firmantes del Manifiesto de mujeres trabajadoras de las Artes Escénicas para la huelga general del 8M. El texto pone sobre la mesa datos tan significativos como que en 2015 había un 26% de mujeres frente a un 74% de hombres trabajando en el cine español o que el porcentaje de autoras que estrenan es del 22%, las escenógrafas un 34%, las responsables de teatros son sólo un 32% y las directoras un 23%.

En 2015 había un 26% de mujeres frente a un 74% de hombres trabajando en el cine español o que el porcentaje de autoras que estrenan es del 22%, las escenógrafas un 34%, las responsables de teatros son sólo un 32% y las directoras un 23%.

Aparicio, como sus compañeras la directora Asunción Díaz y la actriz Natalie Díaz, participan del lema Sin nosotras no hay función, promovido por la Liga de las Mujeres Profesionales del Teatro, y se suman así a la iniciativa de la Unión de Actores #SoyActrizYoParo. Este colectivo, que también ha recorrido rodajes de series para animar a las actrices la huelga, ofrece una alternativa a las representaciones teatrales que se lleven a cabo el 8-M: que arranquen 15 minutos más tarde y los intérpretes lean su manifiesto por la igualdad. Porque, como dicen ellos mismos, la huelga debe servir para "denunciar una serie de situaciones desfavorecedoras para las mujeres del sector interpretativo" y ponen varios ejemplos como que a partir de los 35 años, las mujeres van "desapareciendo de las historias que vemos cada día en televisiones, cines y teatros".

A este paro se unirán 20 teatros de Madrid, como confirman desde la Unión de Actores a El HuffPost. Son el Teatro Alfil, el Calderón, el Cofidis Alcázar, el Español, el Fígaro, el de la Comedia, el Nuevo Apolo, el Abadía, el Azarte, el Nuevo Teatro Alcázar, el Maravillas, el Lara, el de la Luz Philips Gran Vía, el Príncipe, el Kamikaze, el Coliseum, el Rialto, el Lope de Vega, el Reina Victoria y el Marquina.

El paso que dan en el Teatro de las Culturas va más allá y no sólo quieren denunciar la brecha salarial, "sino los valores que maneja la sociedad" y "la imagen que le impone a la mujer", asegura Alberto Ammann a El HuffPost.

Con esta medida 81 personas —número de butacas de la sala— se quedarán sin ver Al otro lado... hambre, papel y tijera, un número reducido pero con el que quieren aportar un granito de arena al movimiento. "Cada uno hace las cosas en función de lo que cree, piensa y puede. Es como si una mujer que traduce en su casa ese día no trabaja. Hacemos desde donde estamos lo que podemos", nos cuenta la directora Asunción Díaz, que también señala que con esta decisión pasan de tener seis representaciones en este mes a cinco. "Cada acción cuenta y antes o después habrá un cambio", asegura.

Asunción defiende que lo hace porque puede, porque tiene trabajo y puede permitirse pasar ese día sin cobrar. "Hay que pensar en las que no pueden hacerlo y en las que no tienen cómo hacerlo porque lo han perdido todo", asegura la directora, quien se unirá a esta iniciativa pensando también en ellas. "Esta huelga va más allá de lo laboral", añade la actriz Natalie Díaz, para la que el número de butacas no importa: "Para mí tiene más impacto no hacer la función".

Feminismo de la 'A' a la 'Z': todas las palabras que deberías saber

NOTICIA PATROCINADA