NOTICIAS
07/03/2018 21:44 CET | Actualizado 07/03/2018 21:45 CET

El fiscal general quiere perseguir a los acosadores anónimos de mujeres en las redes

Con 52 asesinadas y 28 huérfanos en 2017, hay que atajar cualquier atisbo de violencia, dice, incluyendo los mensajes vejatorios y las amenazas.

El fiscal general del Estado, Julián Sánchez Melgar, poco antes de comparecer en el Congreso.
Zipi / EFE
El fiscal general del Estado, Julián Sánchez Melgar, poco antes de comparecer en el Congreso.

El fEl fiscal general del Estado, Julián Sánchez Melgar, ha propuesto hoy perseguir el anonimato en las redes sociales ya que estos perfiles favorecen la violencia contra las mujeres, al asegurar que se trata de hombres que se refugian en cuentas anónimas para así poder acosarlas en Internet.

Esta es una de las líneas de actuación que ha expuesto Sánchez Melgar ante la Comisión de Justicia del Congreso, donde ha presentado la memoria anual de la Fiscalía General de 2015 y 2016.

Sólo en este último año murieron 52 mujeres y 28 menores se quedaron huérfanos, un "macabro computo" que determina la necesidad de ampliar el concepto de violencia de género a nuevas áreas de actuación como las redes sociales, desde donde se lanzan comentarios vejatorios y amenazantes contra la mujer.

Tras hacer referencia al Día Internacional de la Mujer, que se celebra mañana, Melgar ha pedido "una correcta regulación del empleo de las redes sociales como medio de comisión de estos delitos, tipificando las conductas que se amparan en el anonimato en las redes sociales que favorecen la violencia contra la mujer", en alusión a los acosadores que se esconden en perfiles anónimos.

Y ha instado a reconsiderar el mecanismo normativo que dispensa de la obligación de declarar a la cónyuge e, incluso, le permite no declarar en contra de su pareja para evitar situaciones de impunidad cuando se trata de "casos de silencio impuesto a la víctima".

Cataluña, periodismo y reformas

Respecto a Cataluña, ha asegurado que la Fiscalía actuará "de forma prudente" ante los nuevos acontecimientos que se puedan producir por el proceso soberanista, donde ha asegurado que "no se están persiguiendo ideas políticas" ni existen "presos políticos".

Y ha afirmado que en los procesos abiertos se siguen "con exquisito respeto al principio de legalidad y de la división de poderes" y que, incluso, considerará pedir audiencia a los órganos consultivos para el asesoramiento de la Fiscalía General del Estado.

Melgar ha advertido también del previsible aumento en los próximos años de los delitos de odio a través de las redes sociales que actúan "como un altavoz", un problema que atajará mediante una instrucción o circular a los fiscales para asegurar una unidad de actuación especialmente contra "los comportamientos que incitan a la violencia", que son aquellos que merecen un reproche penal.

También se ha mostrado "preocupado" por las filtraciones periodísticas de procesos judiciales que en su opinión son una "mala práctica", especialmente respecto de procesos que están bajo secreto de sumario, porque para las tareas de comunicación ya existen gabinetes de prensa para informar a la ciudadanía.

En materia normativa, ha urgido a los diputados a elaborar un nuevo estatuto orgánico del Ministerio Fiscal y una nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal de forma que, ha dicho, "nos haga llegar al siglo XXI y nos saque del XIX", como también ha apuntado a la creación del fiscal investigador para agilizar la instrucción pero siempre desde un gran acuerdo parlamentario.

Igualmente, ha pedido al Ministerio de Justicia que aumente la plantilla del Ministerio Público que "por segundo año consecutivo continúa inmutable" en los 2.473 fiscales.

Además, ha apostado por evitar que el fiscal general cese de forma automática cuando lo haga el Ejecutivo que le nombró, como así marca la legislación vigente, de forma que "no dependa del Gobierno para producir mayores logros en su gestión, pues ha habido algunos fiscales que han estado poco tiempo en su gestión", en alusión a la primera mujer que ocupó ese puesto, Consuelo Madrigal.

En líneas generales, los portavoces parlamentarios han sido menos contundentes que en otras comparecencias aunque han pedido una mayor presencia de mujeres en puestos clave de la Fiscalía, separar el nombramiento del fiscal general del Gobierno así como más medios y autonomía presupuestaria.

Ha llamado la atención la petición de la portavoz del PP que ha instado al Gobierno a presentar ya una reforma del estatuto fiscal y, como viene siendo habitual cuando comparece un fiscal general en las últimas fechas en el Congreso, ha sido la portavoz de ERC la más incisiva en su intervención al cargar contra la actuación de la Fiscalía en las distintas causas abiertas contra el procés.

NOTICIA PATROCINADA