VIRALES
09/03/2018 08:34 CET | Actualizado 09/03/2018 15:46 CET

Su cita de 'First Dates' le pregunta si se ha enamorado "últimamente" y su respuesta le deja sin palabras

"¿Ultimamente? No creo que haya estado enamorada en mi vida". 

Hans, director comercial de 30 años de Valencia, se llevó la sorpresa de la noche cuando, inocente él, le preguntó a Julia, una profesora de inglés estadounidense de 25 años y afincada en Mallorca, si se había "enamorado últimamente".

La chica, como si nada, le respondió "¿últimamente?", tras lo que llegó la bomba: "No creo que haya estado enamorada en mi vida".

Así se ponía punto y final a una cita a la que Hans no veía la forma de echarle un poco de picante.

Ambos encajaban, eran personas viajadas y ninguno había tenido demasiada experiencia en el amor. Pero faltaba un poco de pimienta en su mesa del restaurante de First Dates —de Cuatro—.

Así que Hans buscó el momento oportuno para meterle una sutil sugerencia sexual a su cita que subiese un poco el grado de intensidad de un encuentro que, hasta ese momento, lo podrían haber firmado un par de robots.

El momento llegó cuando, hablando del tiempo —ahí estaba el nivel—, Julia explicó que nunca había pasado tanto frío como en Mallorca: "Paso más frío en Mallorca que en Estados Unidos, donde hace un frío que te cagas. En mi pueblo hace menos 20 grados ahora", afirmó la chica.

En ese momento, Hans se vino arriba y pensó que era un ahora o nunca: "Tengo un buen remedio para eso...", le soltó.

La chica, acostumbrada al nivel bajo de la cita, puso cara de sorpresa y de curiosidad. Entonces, Hans remató: "No dormir sola".

Julia estalló en una carcajada que se podría interpretar como un "al fin algo de gracia, macho".

CUATRO

A renglón seguido, Hans le preguntó a Julia cómo le gustaban los hombres. La respuesta de la chica no le gustó ni un pelo al chaval, quien la calificó de "superficial".

"¿Un hombre perfecto? Me he criado en una zona rural de Estados Unidos, y allí les gusta el fútbol, son grandotes, tiarrones", explicó la joven, sin que nada le hiciera sospechar que su respuesta recibiría la crítica de su cita frente a la cámara.

"Si sólo has estado con macizorros, eso es superficial. Eso es un punto negativo", reconoció Hans, quien le matizó que a él le gustan "las chicas guapas, como tú, que tengan cultura, que les guste viajar, que les guste ver mundo, que quieran desarrollar proyectos, y que tengan claro lo que quieren en la vida".

Tras el toque picante y el 'zasca', llegó la parte sentimental. Hans aseguró que no había estado con muchas chicas y que se enamora mucho, lo que le llegó al corazón a Julia: "No creo que me haya vendido la moto. Lo que me ha dicho yo creo que es sincero", afirmó.

Entre zascas, confesiones y pullitas picantes se desarrolló la cena. Y la fórmula no debió de ir mal, porque ambos quisieron repetir:

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard

ESPACIO ECO