TENDENCIAS
10/03/2018 10:07 CET | Actualizado 10/03/2018 10:08 CET

Siete consejos sexuales de 'dominatrix' profesionales

Los mejores trucos de cama de quienes más saben.

sakkmesterke via Getty Images

¿Te apetece dominar bajo las sábanas?

Entonces has llegado al artículo indicado. La edición estadounidense del HuffPost se ha puesto en contacto con varias dominatrix profesionales para conocer sus consejos más útiles y asequibles para las parejas que quieran añadir más fantasía a su vida sexual. Aviso: no hace falta ir a por el látigo.

Elaborad una lista de deseos sexuales

"Cuando empiezo a trabajar con las parejas, mi primer consejo es que fijen una fecha en la que solo se dediquen a elaborar una lista de deseos sexuales. Para que sea más sencillo, recomiendo clasificarlos en tres columnas: zona verde, zona amarilla y zona roja. En la verde iría todo aquello que os morís por probar; en la amarilla, las cosas que están en el límite y que tendríais que hablar, y la roja (rojo es una estupenda palabra de seguridad, por cierto) equivale a 'ni de coña'.

Una vez que la pareja ve con qué opciones cuenta, ya puede empezar un diálogo serio acerca del consentimiento y la experimentación. ¡Pero no os sorprendáis si algún día la zona roja pasa a ser verde!". ― Hudsy Hawn, dominatrix profesional, educadora de temas BDSM (Bondage y Disciplina, Dominación y Sumisión, Sadismo y Masoquismo) y asesora de parejas.

Eliminad los orgasmos de la ecuación

"Intentad pasar un tiempo íntimo juntos sin acabar en el orgasmo. Coquetead, poneos a tono, decíos guarrerías, estimulaos mutuamente los genitales si queréis o evitadlo por completo. Jugad con la excitación sexual, poneos calientes juntos, pero nada de orgasmos. Después, hablad de lo que os ha gustado y lo que no os ha gustado. Puede que aprendáis algo nuevo sobre vosotros mismos.

En gran medida, nuestra vida sexual está determinada por el impulso de llegar al orgasmo. Gran parte del BDSM se basa en lo que sucede cuando dejas de convertir los orgasmos en el único o en el principal objetivo del sexo. Consiste en experimentar y poner a prueba los límites mentales de la excitación y la respuesta corporal. Cuando eliminas intencionadamente de tus objetivos el orgasmo, te fuerzas a expandir tu concepción de lo que es una relación sexual y empiezas a explorar territorios desconocidos". ― Mistress Iris, dominatrix profesional.

Hablad de sexo dentro y fuera del dormitorio

"La comunicación es uno de los aspectos más importantes para mí. Fomenta la confianza y la sensación de seguridad, que es fundamental en toda relación. Me parece muy erótico ser capaz de hablar de mis deseos, necesidades y límites, y aún más erótico saber estas cosas de mi pareja. Cuando estés en el dormitorio con tu pareja, rompe el hielo haciendo algunas preguntas básicas o incluso proponiendo un juego sexual de cualquier tipo". ― Mistress Velvet,dominatrix profesional.

Explorad vuestras fantasías

"Cuando sois capaces de participar de forma consciente y consensuada en vuestras fantasías, se estrecha vuestro vínculo. Es importante no avergonzar a tu pareja por tener una fantasía, aunque sea algo en lo que no quieras participar. A veces, basta con hablar de las fantasías y no llevarlas a cabo. Si decidís seguir adelante y realizar una fantasía, sed muy claros con lo que os excita en concreto, cómo os gustaría que se desarrollara y qué podéis necesitar después. Si no sale justo como queríais o esperabais, tratad el tema en pareja, pero, en general, explorar las fantasías con la pareja suele llevar a encuentros ardientes que refuerzan vuestra conexión. A los principiantes siempre les recomiendo que rellenen esta ficha [en inglés] para iniciar la conversación". ―Mistress Justine Cross, dominatrix profesional, dueña de una mazmorra y asesora BDSM.

Disfrutad tanto el rol dominante como el sumiso

"Puede ser que tú o tu pareja encontréis atractiva la idea de ser dominantes o sumisos y queráis empezar a probar juntos. Puede que tengas una idea en la cabeza de cómo se supone que es ese rol o hayas empezado a informarte por Internet. Es bueno investigar un poco y ver qué es lo que hacen los demás, tanto por razones de seguridad como para coger ideas, pero esto también puede ser algo traicionero. Intenta no estancarte en las descripciones que leas. Igual que pasa con el sexo, que no siempre se debería parecer al porno, tampoco el sexo BDSM se debería parecer siempre al porno sado. A fin de cuentas, no lo haces para que te vea el mundo, solo se trata de lo que a ti y a tu pareja os haga sentir bien y os excite. Puede que te guste tener el control de forma traviesa pero no te sientas del todo bien en el rol de dominante severo o agresivo. Puede que seas una persona sumisa pero te guste reaccionar con agresividad. Puede que te guste ser cambiante (dominar y ser sumiso). Piensa bien qué es lo que te excita a ti y no te ciñas demasiado a lo que creas que debes hacer para encajar en el rol". ― Mistress Iris.

Probad un vibrador de control remoto

"Usad juguetes sexuales para añadir algo de perversión a vuestra próxima cita o visita a vuestro bar favorito. Un vibrador de control remoto colocado en vuestras partes íntimas puede ser una forma estupenda de reclamar la atención de vuestra pareja al otro lado de la sala o de la mesa. Disfrutad viendo cómo vuestra pareja intenta pedir unos martinis mientras nota esas vibraciones que estás controlando tú a distancia. Puede dar vergüenza y ser desafiante, pero es tan gracioso de ver...". ― Mistress Georgia Payne, dominatrix profesional y coautora de 'How to Be a Dominant Diva'.

Practicad sexo con la mirada

"Encontrad el valor para mantener el contacto visual. Nada te expone tanto como fijar la mirada y ver qué es lo que va a pasar a continuación. Os sorprendería ver lo íntimo que se vuelve vuestro vínculo simplemente permitiéndoos ser vulnerables. Controlar a vuestra pareja cogiéndola del pelo es mucho más efectivo cuando os miráis a los ojos y lo hacéis despacio, bien y con cuidado. Cuanto más considerados y atentos seáis el uno con el otro, mejor será la experiencia compartida. Tomaos un tiempo para explorar vuestro cuerpo a través del tacto y el contacto visual. A veces el mejor sexo no incluye para nada los órganos sexuales. ¡Dadle con los ojos y la mente! ― Hudsy Hawn.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

EL HUFFPOST PARA ENDESA