ECONOMÍA
14/03/2018 08:31 CET | Actualizado 14/03/2018 14:10 CET

Rajoy liga una subida de las pensiones mínimas y de viudedad a los presupuestos de 2018

El presidente del Gobierno rechaza retomar la revalorización ligada a la subida del coste de la vida.

La presión de la oposición y de las multitudinarias manifestaciones en la calle han llevado al presidente del Gobierno a comparecer este miércoles en el Congreso en un debate monográfico centrado en las pensiones. Mariano Rajoy ha anunciado una mejora de las pensiones mínimas y de viudedad, así como concentrar las ayudas fiscales en el IRPF para pensionistas y familias.

Sin embargo, estas propuestas, que no ha concretado, tienen trampa. El presidente ha ligado estas medidas a la aprobación de los presupuestos de 2018, cuya negociación lleva bloqueada desde hace meses, en un intento de presionar a Ciudadanos y PNV. "Plantearé concentrar las ayudas en el IRPF para jubilados y elevaré las pensiones mínimas y de viudedad", ha asegurado.

El Consejo de Ministros tiene previsto aprobar el proyecto de cuentas generales de 2018 el próximo día 23 de marzo. Posteriormente, se remitirá al Congreso donde los grupos parlamentarios tendrán que debatir al respecto.

Rajoy ha apelado al consenso para abordar la sostenibilidad del sistema de pensiones y hacerlo desde el marco de la comisión del Pacto de Toledo en el Congreso. "Tenemos que dejar al Pacto de Toledo al margen del debate partidista para dar tranquilidad a los pensionistas, que se encuentran en la última etapa de su vida", ha señalado.

No recuperará la revalorización vinculada al IPC

El presidente ha defendido las reformas del sistema de pensiones realizadas en 2011 y 2013. El Gobierno de Zapatero aprobó una congelación de las pensiones en 2011 y amplió posteriormente la edad de jubilación de los 65 años a los 67 años, tras un acuerdo con los sindicatos y la patronal.

Dos años más tarde, el Ejecutivo de Rajoy realizó un profunda reforma que ahora los pensionistas ponen en la diana como objetivo a derogar. Las pensiones no se revalorizarían según el coste de la vida (IPC), sino que únicamente lo harían un 0,25% en el caso de que la Seguridad Social tuviera déficit. El año pasado el déficit de esta institución superó los 18.000 millones.

Rajoy incumplió así su promesa electoral de las elecciones de 2011, tal y como recuerda Maldita hemeroteca.

Además, la reforma introducía un mecanismo conocido como "factor de sostenibilidad", un elemento corrector para vincular las futuras pensiones al aumento de la esperanza de vida y cuya entrada en vigor está prevista para enero de 2019.

Les propongo seguir avanzando sobre lo ya construido y no dar marcha atrás en ninguna reforma de las que se han hecho a lo largo de nuestra democracia.Mariano Rajoy, presidente del Gobierno

La comparecencia del presidente se ha producido un día después de que la mayoría de los diputados del Congreso instaran al Gobierno a dar marcha atrás en su reforma.

Rajoy ha dejado claro en su intervención que no tiene intención de recuperar la revalorización de las pensiones ligada al aumento de los precios, ni de derogar el factor de sostenibilidad, tal y como piden los pensionistas y la oposición. De hecho, el PP y Ciudadanos han vetado diversas iniciativas en este sentido, al considerar que subiría el gasto en 2.175 millones.

El presidente ha recordado que el gasto total en pensiones el pasado año fue de 139.600 millones de euros, lo que supuso más del 40% del presupuesto que gestiona el Gobierno. "El gasto en pensiones es el mayor que realizan las administraciones públicas", ha señalado Rajoy en su comparecencia.

El gasto en pensiones es el mayor que realizan las administraciones públicas.Mariano Rajoy, presidente del Gobienro

Rajoy ha recordado en varias ocasiones durante su intervención que su Gobierno ha subido todos los años las pensiones, recordando la medida que tomó Zapatero en 2011, presionado por Bruselas. "Mientras yo sea presidente del Gobierno las pensiones no se van a congelar. Subirán siempre y subirán lo que sea posible", ha asegurado.

¿Cuántos pensionistas hay y cuánto cobran?

En España hay 8.699.056 pensionistas que reciben un total de 9.573.282 pensiones, según los datos de la Seguridad Social. Estas cifras incluyen a diversos tipos de beneficiarios: jubilados (5,8 millones), viudedad (2,3 millones, mayoritariamente mujeres), incapacidad permanente (cerca de un millón), huérfanos (aproximadamente 300.000)...

La Seguridad Social señala que el importe de la pensión media se sitúa en 932,29 euros al mes. Si solo se tienen en cuenta a los jubilados, la mensualidad media es de 1.077 euros. Aunque existen grandes desigualdades.

Aproximadamente el 60% de los pensionistas (5,4 millones de personas) reciben cada mes menos de 1.000 euros, según las estadísticas de la Seguridad Social. La pensión más frecuente se sitúa entre los 600 y los 650 euros. Otro 30% (2,3 millones) recibe entre mil y dos mil euros al mes. La pensión del 10% restante (cerca de un millón de personas) supera los 2.000 euros.

Se agota la hucha de las pensiones

La Seguridad Social destinó 8.925,1 millones de euros para pagar las pensiones del pasado mes de febrero. El sistema español se basa en la solidaridad intergeneracional: los trabajadores actuales financian las prestaciones de los que son jubilados en ese mismo momento.

La bajada de los salarios tiene como consecuencia que las cotizaciones que realizan actualmente los trabajadores cada mes solo sirven para pagar las pensiones de ese mismo mes. Estos recursos no son suficientes para hacer frente a las pagas extras, ya que en junio y diciembre la cantidad mensual a pagar se duplica, hasta casi alcanzar una factura de 18.000 millones de euros.

Ante la falta de dinero, Rajoy ha echado mano del Fondo de Reserva de la Seguridad Social (la hucha de las pensiones). Cuando Zapatero dejó La Moncloa había 66.815 millones, mientras que en la actualidad se ha quedado en 8.095 millones. Es decir, no quedaría dinero ni para abonar otra paga extra. De hecho, el Gobierno ha solicitado dos préstamos para financiar las últimas pagas extras.

Tras las críticas de los portavoces de la oposición, el presidente ha defendido la utilización de la hucha de las pensiones durante la crisis económica, puesto que se creó especialmente para ello.

NOTICIA PATROCINADA