VIRALES
15/03/2018 10:38 CET | Actualizado 15/03/2018 10:48 CET

Esta 'Lolita' acude a 'First Dates' en busca de un "vampiro" y lo que se encuentra le deja los ojos como platos

"Físicamente está muy bien, es guapo, pero no llega a ser de mi estilo", argumento la chica, quien más tarde le daría unas sorprendentes calabazas.

CUATRO

Sonia, una alicantina de 31 años, fue al restaurante de First Dates en busca de un vampiro. A parte de gótica, a la chica le gustaba vestir de niña, de Lolita, y buscaba un chaval "tipo gótico, vampirito, de pelo largo": "Me atraen mucho los vampiros físicamente, su personalidad, muy recatados, cultos, con mucho misterio", explicaba Sonia.

Pincha aquí para ver el vídeo en la web de Cuatro

Lo cierto es que su cita no se parecía, para nada, a Drácula. Guti, que así se hacía llamar el chaval, venía de Bolaños (Ciudad Real) lleno de tatuajes y con un aspecto de lo más alternativo. Pero de vampiro, nada de nada.

"Físicamente está muy bien, es guapo, pero no llega a ser de mi estilo. Tiene un rollo más alternativo que yo", afirmó Sonia al ver al chico.

La cena se desarrolló aparentemente bien. Ambos pudieron comprobar que tenían muchas cosas en común, que a ambos les gustaba el mismo tipo de música, la fotografía y que eran muy creativos.

"Me gusta casi todo de ella", llegó a exclamar ante la cámara Guti, al tiempo que Sonia reconocía que le gustaba "que los dos estemos en el mismo punto amoroso porque ambos buscamos independizarnos, estabilidad y algo serio".

Pero cuando todo parecía ir sobre ruedas, llegó un aparentemente insignificante punto de fricción que, como luego se vio en la sentencia final, no fue tan insignificante. "Me cuesta superar la ansiedad, el miedo a estar sola, me agobia, necesito una pareja que esté muy encima de mí", explicó Sonia, a lo que Guti respondió con un "a mí me pasa igual, me gusta viajar pero como 150 kilómetros a la redonda de mi pueblo".

"Me gustaría alguien más aventurero", sentenció entonces ante la cámara la chica.

Pese a esto, todo parecía apuntar a una segunda cita. "Yo sí tendría una segunda cita porque es maja, buena gente, simpática y con ideas claras", argumentó Guti. Pero con Sonia llegó la sorpresa: "Yo no porque necesitaría alguien que no sea tímido, alguien más extrovertido, ya que si yo soy tímida alguien tímido no me gusta".

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard

EL HUFFPOST PARA HONEST