NOTICIAS
19/03/2018 21:47 CET | Actualizado 20/03/2018 10:21 CET

España recibe la primavera teñida de blanco

La entrada de una ola de frío siberiano este martes complica la situación, que ha está dejando problemas de tráfico en 11 comunidades.

AFP/Getty Images
Varios ciudadanos caminan sobre la nieve en Burgos, en el temporal del pasado febrero.

El temporal de lluvia y viento que sacude la península, y que se ha cobrado ya un muerto y un desaparecido y provocado alteraciones en el tráfico en 11 comunidades, empeora este martes con la entrada de una ola de frío siberiano que hará que gran parte de España reciba mañana la primavera teñida de blanco.

El frío, el viento y las precipitaciones o nevadas vienen para quedarse estos primeros días de primavera, al menos hasta el Domingo de Ramos, y todas las comunidades, salvo Canarias, se encuentran hoy con algún tipo de alerta de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) por estos fenómenos, y la mantendrán mañana, a excepción de Extremadura.

En Guillena (Sevilla), el descenso del nivel del agua del arroyo donde desapareció el pasado sábado un guardia civil de 52 años, que acababa de rescatar a tres personas, está facilitando las labores de búsqueda, que continúan ininterrumpidamente a cargo de los distintos efectivos que participan en el operativo.

La otra víctima del temporal es un motorista de 23 años, muerto el sábado en el arroyo Salado, crecido debido a la intensa lluvia caída en la localidad jiennense de Martos, que ha decretado hoy tres días de luto oficial en un pleno extraordinario tras el cual han guardado un minuto de silencio.

El temporal de nieve y viento lleva dificultando a lo largo de todo el día casi un millar de kilómetros de tramos de carreteras y puertos de Andalucía, Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Cantabria, Extremadura, Galicia, Madrid, Navarra y La Rioja.

(Puedes seguir leyendo tras el vídeo...).

Las nevadas hacen intransitable la A-395, en Granada, en ambos sentidos entre los kilómetros 32 y 38. En Huesca es obligatorio el uso de cadenas y está prohibido el tránsito de camiones y autobuses en una decenas de carreteras, en una de las cuales, la A-135, a la altura de Torla, la situación era "intransitable" a las 17.00 horas, cuando la Dirección General de Tráfico (DGT) ofreció su último parte.

En Asturias hay 16 carreteras afectadas en las que se exigen cadenas y se impide el tránsito de vehículos pesados, y la AS-112 a la altura de la localidad de San Isidro está intransitable por las nevadas.

Lo peor del tráfico rodado en la comunidad de Castilla y León se encuentra en las provincias de Ávila, León, Salamanca y Segovia donde cuatro carreteras, AV-932, LE-126 y DSA-180 y DSA-191, permanecen cortadas por la nieve.

En dicha comunidad, y a la altura de la provincia de Segovia, las autopistas A-1, AP-6 y AP-61 mantienen el nivel verde (tráfico condicionado) por estar aún el pavimento deslizante.

En Cantabria continúan cerradas al tráfico la CA-643 a la altura del puerto de Lunada y la CA-631 en Estacas de Trueba, mientras que en Santander, la intensa granizada caída esta tarde ha provocado inundaciones en varios puntos de la ciudad y ha dejado las calles cubiertas de hielo, con las consiguientes incidencias en el tráfico.

La Comunidad de Madrid tiene el tráfico cortado a camiones y autobuses en la M-601 a la altura del puerto de Navacerrada, en la M-604 en el puerto de Cotos, en la M-611 en el puerto de la Morcuera, en la M-629 a la altura de Bustarviejo y en la M-637 en los tramos correspondientes a Lozoya y al Puerto de Navafría.

La nieve también ha caído con fuerza en Extremadura donde en la localidad cacereña de Hervás permanece cortada la carretera CC-102, desde su inicio hasta el kilómetro 32; mientras que en Navarra está cortada la NA-2011 por a la altura de Larrau, también por las nevadas.

Las nevadas seguirán en todo el norte peninsular en cotas bajas, especialmente en la parte asturiana de la Cordillera Cantábrica y Picos de Europa, donde la acumulación en 24 horas podría alcanzar los 40 centímetros de espesor por encima de 800 metros.

La nieve tiñe de blanco la meseta norte, la zona central, incluida la sierra de Madrid, y mañana caerá sobre la sierra de Tramontana, en Mallorca.

También el viento

El viento seguirá afectando a amplias zonas de la península en la jornada de hoy y se espera que se intensifique mañana en la mitad este y Baleares. En el Valle de Ebro, las rachas podrían alcanzar los 90 kilómetros por hora y en Pirineos, los 100 kilómetros por hora.

Se mantiene también el temporal marítimo en el litoral mediterráneo, especialmente en las costas de Almería, Ampurdán y Baleares, donde las olas podrían alcanzar de 4 a 6 metros de altura.

Ante estas previsiones meteorológicas Protección Civil ha insistido en sus recomendaciones a los ciudadanos para que, si es imprescindible viajar por carretera en las zonas con mayor previsión de riesgo, se informen de la situación meteorológica y del estado de las carreteras, y para que lleven cadenas o neumáticos de invierno.

Las imágenes que deja el temporal de nieve

ESPACIO ECO