INTERNACIONAL
19/03/2018 13:00 CET | Actualizado 19/03/2018 14:48 CET

Londres acusa a Rusia de "esconder la aguja de la verdad en un pajar de mentiras" por el envenenamiento de un exespía

Rusia tacha de "gratuita" la acusación de que envenenó al exagente Serguéi Skripal.

Reino Unido tendrá que responder tarde o temprano a las "acusaciones gratuitas" contra Rusia por el caso Skripal, ha dicho este lunes el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov. "Repetimos una vez más: tarde o temprano van a tener que responder por estas acusaciones gratuitas", ha dicho Peskov a los periodistas. Y ha agregado que Londres "va a tener que mostrar alguna prueba o presentar las correspondientes excusas". Sin embargo, Reino Unido sigue sin creerse la versión rusa y asegura que "cada vez es más absurda" la postura del Kremlin.

El Kremlin niega desde el principio cualquier responsabilidad por el envenenamiento el 4 de marzo pasado en la ciudad inglesa de Salisbury del espía doble Serguéi Skripal y su hija Yulia, quienes están hospitalizados en estado crítico desde entonces.

El Gobierno de la primer ministra británica, Theresa May, acusa a Rusia por estar convencido de que la sustancia química que se empleó en el atentado es de fabricación rusa.

Peskov también ha considerado este lunes que no se puede calificar como "un empeoramiento de las relaciones con Occidente" el enfrentamiento diplomático con Reino Unido por este extraño caso.

"En realidad se trata de una tendencia calumniosa, difícil de explicar y con motivaciones incomprensibles de Reino Unido hacia Rusia", señaló.

El ministro de Asuntos Exteriores británico, Boris Johnson, dijo hoy que "cada vez es más absurda" la negación de Rusia sobre su responsabilidad en este caso, y aseguró que este país "ya no puede engañar a nadie más".

"La gente puede ver que esta es la clásica estrategia rusa de intentar esconder la aguja de la verdad en un pajar de mentiras y confusión", afirmó Johnson a su llegada a la reunión de titulares de Exteriores de la Unión Europea (UE) que se celebra en Bruselas.

Anoche, tras ganar las elecciones y ser reelegido para otro mandato al frente del Kremlin, el presidente ruso, Vladímir Putin, aseguró que Rusia no dispone del agente químico que envenenó al espía doble Serguéi Skripal y a su hija.

MISTERIOSAS ARMAS QUÍMICAS

"En Rusia no tenemos esos medios. Rusia ha destruido todo su arsenal químico", dijo el presidente en su primeras palabras desde que tuvo lugar el envenenamiento.

Sin embargo, Johnson ha señalado que la versión de las autoridades rusas ha variado entre no haber fabricado nunca 'Novichok' (el tipo de agente nervioso supuestamente empleado en el ataque), haberlo fabricado, pero posteriormente destruido todas las existencias o que algunas muestras "escaparan misteriosamente" a Eslovaquia, Suecia, República Checa o EEUU.

"Doce años después del asesinato de Alexander Litvinenko, ya no pueden engañar a nadie más", aseguró, en referencia al exagente del KGB fallecido en 2006 tras ingerir té contaminado con polonio radiactivo, un crimen que contó, según una investigación, con la aprobación del presidente ruso, Vladímir Putin.

El ministro confirmó que un equipo de técnicos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) llegará hoy al Reino Unido para tomar muestras en el lugar donde se encontró al exespía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia tras ser envenenados por un agente nervioso a principios de marzo.

LA NATURALEZA SÍ QUE SABE