POLÍTICA
21/03/2018 18:33 CET | Actualizado 21/03/2018 22:04 CET

Torrent convoca el pleno de investidura de Jordi Turull este jueves a las 17 horas

Turull ha sido citado el viernes por Llarena para decidir si lo manda a prisión otra vez.

AFP/Getty Images

El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha propuesto formalmente como candidato para presidente de la Generalitat al exconseller y diputado de JxCat Jordi Turull, y ha convocado para este jueves a las 17 horas el pleno de investidura.

Torrent ha programado el pleno tras hacer una ronda de consultas con los líderes de los grupos parlamentarios por teléfono, una vía 'exprés' realizada a última hora de este mismo miércoles y que le ha llevado unos 45 minutos.

Su intención era hacer la ronda de consultas presencialmente a partir del jueves, pero el proceso se ha precipitado después de que el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena haya citado el viernes a Turull y a otros encausados soberanistas para decidir si les mantiene en libertad provisional o si deben regresar a prisión.

En un acto de generosidad, Jordi Sànchez renuncia a ser candidato para permitir una investidura y acabar así con la actual usurpación de las instituciones de Cataluña. Pero eso no quiere decir que las intromisiones ilegítimas y antidemocráticas del Estado vayan a quedar impunes

Ya existe un precedente reciente de investidura a contrarreloj: fue en 2016 cuando Artur Mas renunció a ser reelegido ante la presión de la CUP, y el Parlament invistió a Carles Puigdemont a pocas horas de que finalizara el plazo máximo para evitar elecciones anticipadas.

Al llegar el pacto entre independentistas tan al límite, la entonces presidenta del Parlament, Carme Forcadell, no hizo una ronda de consultas formal con todos los grupos por falta de tiempo y se limitó a comunicarles por teléfono la decisión de investir a Puigdemont.

Objetivo, adelantarse a la vistilla

Junts per Catalunya (JxCat), ERC y la CUP habían negociado durante la tarde de este miércoles la posibilidad de celebrar mañana el pleno de investidura, con el nombre de Jordi Turull sobre la mesa, para anticiparse a la vistilla prevista para el viernes por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena para comunicar los procesamientos por el proceso independentista.

El magistrado ha anunciado para el viernes el procesamiento, entre otros, de Turull, lo que podría conducir a su inhabilitación si se le aplicara el delito de rebelión, por lo que las fuerzas independentistas han intensificado sus contactos en el Parlament para preparar una respuesta conjunta, que podría pasar por convocar mañana el pleno de investidura, según ha avanzado El Nacional.cat y han confirmado a Efe fuentes conocedoras de las conversaciones.

Gonzalo Fuentes / Reuters

El paso atrás anunciado ayer por Jordi Sànchez, hasta ahora candidato de JxCat a la investidura, parecía allanar el camino a Turull, pero la citación del juez Llarena ha cambiado los ritmos. El magistrado del Supremo podría dictar nuevas medidas cautelares como la entrada de nuevo en la cárcel del que fuera conseller de Presidencia.

El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha anunciado esta mañana que Sànchez había renunciado a presentarse a la candidatura y que abriría a partir de este jueves una nueva ronda de consultas con los grupos para buscar a un nuevo aspirante. Turull es el nombre que hay sobre la mesa en estos momentos.

Está imputado por rebelión, sedición y malversación en la causa del 1-O, pero podría ser elegido en este momento al estar en libertad provisional.

No olvidaré la lección de determinación del 1 de octubre, sus valores democráticos y no violentos. Mantengo el compromiso de servir al país y a mis conciudadanos

La acusación estudia pedir prisión para Turull

El partido político Vox, que ejerce la acusación popular en la causa que se sigue en el Tribunal Supremo contra el proceso independentista en Cataluña, estudia solicitar la medida de prisión provisional para los seis imputados que están citados el próximo viernes.

Llarena ha citado concretamente a Jordi Turull, Marta Rovira, Carme Forcadell, Raül Romeva, Josep Rull y Dolors Bassa.

Según la providencia de Llarena, los seis están citados "a fin de practicar la comparecencia prevista en el artículo 505 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal", es decir, lo que se conoce como "vistilla", una audiencia en la que Fiscalía y las partes acusadoras podrán interesar que se decrete prisión provisional o libertad provisional con fianza.

Según ha informado Vox este miércoles, los servicios jurídicos del partido están estudiando la posibilidad de pedir prisión provisional sin fianza para todos ellos.

Posible inhabilitación

El artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal prevé la inhabilitación de cargos públicos imputados por rebelión si al finalizar la instrucción de la causa y dictarse auto firme de procesamiento ha sido decretada contra ellos la medida prisión provisional.

En el caso de los seis citados, que tienen diferentes medidas cautelares aplicadas tras comparecer ante el instructor, el juez podría ordenar su ingreso en prisión provisional este viernes, pero de momento la inhabilitación no podría llevarse a cabo, ya que el auto no es firme hasta que se resuelven todos los recursos que puedan presentarse, tanto por parte de los imputados como de las acusaciones.

Los seis investigados citados el viernes ya han comparecido ante Llarena a lo largo de la instrucción. En el caso de Turull, Rull, Romeva y Bassa, los cuatro estuvieron el pasado otoño un mes en prisión provisional, dictada primero por la Audiencia Nacional. Fueron puestos en libertad por Llarena cuando la causa pasó al Supremo bajo fianzas de 100.000 euros.

Por su parte, Carme Forcadell pasó una noche en la cárcel, ya que el juez decretó prisión eludible con fianza de 150.000 euros la noche del 9 de noviembre de 2017 y la expresidenta del Parlament hizo efectivo el pago de la fianza a la mañana siguiente. En cuanto a Rovira, compareció en el alto tribunal el pasado 19 de febrero y Llarena ordenó libertad bajo fianza de 60.000 euros.

ESPACIO ECO