NOTICIAS
22/03/2018 11:34 CET | Actualizado 22/03/2018 11:37 CET

Ana Julia exige más protección a los funcionarios de prisiones tras los ataques verbales de varias internas

En las contadísimas ocasiones que ha coincidido con ellas en estos ocho días que lleva encarcelada.

EFE

Ana Julia Quezada, asesina confesa del pequeño Gabriel, ha solicitado a los funcionarios de la prisión almeriense de El Acebuche mayor protección, tras los ataques verbales proferidos por varias internas en las contadísimas ocasiones que ha coincidido con ellas en estos ocho días que lleva encarcelada, según informa El Confidencial Digital.

De este modo, Ana Julia ha sido objeto de insultos y amenazas en la cola de la ducha. Según la citada publicación, el horario se divide en dos turnos —de mañana y de tarde— en los descansos que dan la opción a las internas de acceder a los baños comunes.

Aunque fuentes penitenciarias han matizado que aún no tienen una decisión tomada al respecto, no descartan un cambio en los horarios que se adapten a las necesidades de Ana Julia.

La realidad diaria de la asesina confesa de Gabriel es que apenas deja su celda, que comparte su presa sombra, ya que ni siquiera debe acudir al comedor para el almuerzo o la cena.

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard

El funeral de Gabriel Cruz

NOTICIA PATROCINADA