POLÍTICA
23/03/2018 08:20 CET | Actualizado 23/03/2018 08:20 CET

El Supremo decide hoy si encarcela a Jordi Turull

Lo hará horas después de que Turull no lograra los apoyos necesarios para ser investido presidente por el Parlamento de Cataluña en la primera votación.

Albert Gea / Reuters

El Supremo estudiará esta mañana el posible ingreso en prisión preventiva de Jordi Turull, candidato a la presidencia de la Generalitat, a quien además procesará junto a la gran mayoría de los imputados en el caso del proceso independentista de Cataluña.

Lo hará horas después de que Turull no lograra los apoyos necesarios para ser investido presidente por el Parlamento de Cataluña en la primera votación, al decidir abstenerse los cuatro diputados de la CUP, y de que pronunciara un discurso sin alusiones a la independencia ni a la república catalana.

El juez que instruye este sumario, Pablo Llarena, comunicará a los implicados sus autos de procesamiento y, además, celebrará una vistilla para posibles medidas cautelares sobre la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, Marta Rovira (ERC) y los exconsellers Jordi Turull, Raúl Romeva, Josep Rull y Dolors Bassa.

Prisión preventiva o libertad bajo fianza

Además, someterá a las personas citadas a una vistilla para decidir si les impone prisión preventiva o las mantiene en libertad bajo fianza.

El magistrado ordenó ayer que se cite a Forcadell, Rovira, Turull, Romeva, Rull y Bassa, "que deberán acudir acompañados de letrado, a fin de practicar la comparecencia prevista por el artículo 505 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal".

El citado artículo señala que "cuando el detenido fuere puesto a disposición del juez de instrucción o tribunal que deba conocer de la causa, éste, salvo que decretare su libertad provisional sin fianza, convocará a una audiencia en la que el Ministerio Fiscal o las partes acusadoras podrán interesar que se decrete la prisión provisional del imputado o su libertad provisional con fianza".

En otras palabras, el juez les pregunta al fiscal y a la acusación popular ejercida por Vox si solicitan prisión provisional para estas seis personas citadas o deben seguir en libertad bajo fianza.

Forcadell, Rovira y los exconsellers de la Generalitat Raúl Romeva, Carles Mundó, Josep Rull y Jordi Turull están ya en libertad bajo fianza.

Anoche la secretaria general de ERC, Marta Rovira, la expresidente del Parlament Carme Forcadell y la exconsellera de Trabajo y Asuntos Sociales Dolors Bassa renunciaron a sus actas como diputadas de Esquerra para evitar que su procesamiento pueda interferir en la actividad parlamentaria.

La renuncia a sus actas como diputadas fue comunicada anoche en el transcurso de la reunión del Consell Nacional de ERC, y minutos después de que finalizase la primera sesión del debate de investidura del candidato Jordi Turull (JxCat).

La Sala del Supremo que estudia los recursos contra las decisiones de Llarena ha confirmado hoy la prisión preventiva para dos de los implicados, el anterior candidato Jordi Sànchez y el exconseller Joaquìm Forn.

Dos de las acusaciones apoyarían la medida más grave

Y lo ha hecho con argumentos que sustentan completamente la gravedad de los hechos investigados, la existencia de indicios contra los protagonistas y el riesgo de reiteración delictiva. Incluso en uno de los casos, el de Forn, en contra del criterio del fiscal, que pidió libertad bajo fianza, y solo con el apoyo de Vox.

Es probable que sean dos las acusaciones que apoyen la medida más grave contra Turull: fuentes de la fiscalía han informado a Efe de que están valorando la posibilidad de pedir prisión preventiva, porque su caso no es similar al de Forn. De hecho, ya la pidieron anteriormente. Vox se inclina por la misma posición.

Entre los imputados en este proceso, además de los citados y de quienes están en prisión preventiva (el vicepresident Oriol Junqueras, los independentistas Jordi Sánchez y Jordi Cuixart y el exconseller de Interior Joaquìm Forn) figuran personas como el expresident Artur Mas, Anna Gabriel (CUP) y Mireia Boya (CUP).

A ellos se suman, entre otros, el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y los exconsellers Antonio Comín, Meritxell Serret, Clara Ponsatí y Lluís Puig, todos ellos fugados, como Gabriel.

Es probable una orden de detención

Si, como es casi seguro, estos procesados no se ponen a disposición del juez, es muy probable que en un plazo más o menos inmediato Llarena dicte orden de detención internacional contra ellos, tomando como base los autos de procesamiento, algo que ya ha adelantado en alguno de sus escritos.

También deberán acudir los exmiembros de la Mesa del Parlament Lluis María Corominas, Anna Simó, Ramona Barrufet y Lluís Guinó (todos ellos en libertad bajo fianza) y Joan Josep Nuet, en libertad sin medidas cautelares, y algunos otros políticos implicados en procès.

EL HUFFPOST PARA LG