TENDENCIAS
24/03/2018 11:49 CET | Actualizado 24/03/2018 11:52 CET

Carlos Sainz habla de su mayor enemigo cuando compite

El piloto de rallys revela en 'Mi casa es la tuya' cómo gestiona las necesidades básicas en carrera.

Mi casa es la tuya

Carlos Sainz ha sido el invitado de este viernes de Mi casa es la tuya, el programa de Bertín Osborne en Telecinco. El piloto de rallys habló de su vida, de su trayectoria y de cómo está viviendo la carrera de su hijo como piloto de Fórmula 1. Pero reveló un detalle que todo seguidor de las carreras se ha preguntado alguna vez: cómo se gestionan las necesidades básicas del cuerpo en una etapa de seis o siete horas, como las del rally Dakar, competición que ha ganado dos veces. "Hay gente que va con pañal, pero a mí no me gusta ponerme pañal", afirmó Sainz.

"Son seis horas de etapa y tienes que beber porque sudas. Cuando corrí mi primer Dakar pregunté cómo hacían los demás con el pis y me dijeron que pañal", explicó Sainz. El piloto contó que compró 20 pañales para 17 días porque quería probarlos antes. "Y llegué a casa y me puse el pañal", contó Sainz entre risas.

Pero no fue capaz. "No había manera. Y me dije 'a ver qué hago, si no soy capaz, y cómo voy a estar cinco o seis horas sin...'. Pensé que iba a ser un problema para mí", afirmó el piloto. Finalmente decidió controlar mucho lo que bebía. Igual que Lucas Cruz, su copiloto en los Dakar. "Creo que Lucas y yo somos los únicos que no llevamos pañal", afirmó Sainz.

Mi casa es la tuya

El piloto explicó que normalmente maneja bien lo que bebe. "Pero este año, no sé qué me pasó en una etapa, que nada más comenzar, lo empecé a pasar mal. Se lo dije a Luces y me respondió que quedaban 200 kilómetros", contó. Esa etapa, además, contaba con un tramo que tenía muchos baches y Sainz lo pasó mal. "Yo respiraba profundamente, pero no se me iba de la cabeza y no me podía concentrar", afirmó.

Y de repente, pincharon. "Llevábamos 50 y pico minutos de ventaja con respecto al siguiente. Pusimos en marcha el protocolo de pinchazo. Si todo va bien, la rueda la podemos cambiar en dos minutos y medio. Nos bajamos y me dije 'ni protocolo ni leches'. Me fui corriendo y me bajé el mono... Pero claro, como íbamos los primeros el helicóptero nos seguía a diez metros y me pilló. Y yo me escondí como pude", confesó.

Al terminar, se fue corriendo para el coche, con la rueda ya cambiada, y terminaron la carrera.

Puedes ver el vídeo en la web de Telecinco pinchando aquí.

ESPACIO ECO