TENDENCIAS
25/03/2018 16:00 CEST | Actualizado 25/03/2018 16:02 CEST

Maite Zaldívar confiesa que en prisión tenía una 'mano negra'

"Yo tenía papeles con alas", contó a sus compañeros.

Supervivientes

Maite Zaldívar ha contado a sus compañeros de Supervivientes el trato que sufrió en la cárcel por ser quien es y se ha quejado de que con ella se usó un trato diferente al resto de las reclusas. "Yo tenía papeles con alas", contó Zaldívar a sus compañeros en un vídeo inédito del concurso difundido en Sábado Deluxe.

"Pero eso es una mano negra", apuntó el maestro Joao. "Una no, 18.000 manos negras", afirmó Zaldívar. Según la concursante del programa de Telecinco, el expediente de su permiso penitenciario no hacía más que perderse.

"Mi abogado iba y venía del juzgado y en cada sitio le decían una cosa. El juez de vigilancia decía que estaba firmado y enviado pero cuando él llegaba al juzgado el permiso no estaba allí. Se había perdido en un cajón o lo habían enviado a otro sitio", aseguró. Finalmente le dieron el permiso cuando se habían acabado todos los plazos.

Además, Zaldívar aseguró que los encuentros con su familia y su abogado no tenían las mismas condiciones que disfrutaban el resto de las reclusas. Ella tenía que ver a su abogado, por ejemplo, a través de un cristal, mientras que las otras presas podían verlos cara a cara.

"Luego allí el trato conmigo era ejemplarizante. Cuando a las demás las dejaban ir a misa, porque todos los domingos había misa. Pues a mí me decían 'hoy usted no puede salir'. Y lo mismo si había películas. 'Hoy usted no puede ir", aseguró la exmujer de Julián Muñoz.

Si quieres ver el vídeo inédito completo en la web de Telecinco, pincha aquí.

EL HUFFPOST PARA HONEST