TENDENCIAS
29/03/2018 11:27 CEST | Actualizado 10/05/2018 18:35 CEST

Apunta este nombre: Morgan

El grupo revelación de 2017 no para de ascender. Sus claves: su potente poder instrumental y una voz que desmonta.

Si no conocías a Morgan, seguramente quedaba poco para ello. El grupo recibe alabanzas de la crítica musical, elogios desde dentro de la industria y ovaciones de los asistentes a sus conciertos. El boca a boca ha surtido efecto, el éxito ha ido en aumento y el cartel de 'entradas agotadas', como les ocurrió el año pasado en sitios emblemáticos como el Teatro Lara o la sala Joy Eslava, se repite una y otra vez. Este año vuelven al Festival Mad Cool, donde ya cautivaron en 2016.

Carolina de Juan, o Nina, como la conoce su gente, es el alma de la formación a pesar de que ella lucha para que se les considere un todo homogéneo. Su voz y sus letras hacen la diferencia, pero lo cierto es que su lucha tiene sentido porque la parte instrumental tiene una riqueza y una variedad llena de destreza y originalidad. La propia Nina se pone al piano y la acompañan Paco López (guitarra), Ekain Elorza (batería), David Schulthess (teclados) y Alejandro Ovejero (bajo), consiguiendo unos directos de enorme fuerza.

Lo plasmaron en su primer disco, North (2016)y lo vuelven a reflejar en su segundo proyecto, Air, que, producido de nuevo por José Nortes (Ariel Rot o Coque Malla), ha visto la luz este 16 de abril. Es un trabajo lleno de ritmos que van desde el pop y el rock hasta el soul, el funky, el blues, el country, el folk o el góspel.

El día 10 de marzo ofrecieron un concierto para los medios en la sala El Sol y solo unos días después ya era difícil encontrar un hueco para entrevistarlos, pues comenzaban su gira. En medio de esa vorágine se fraguó esta entrevista con dos de sus miembros.

CARLOS PINA
Carolina de Juan, 'Nina', y Paco López

Habéis tenido un crecimiento imparable. ¿Estáis notando diferencia en la cobertura por parte de los medios con este disco?

Nina: Sí, claro, cuando sacamos North nadie sabía que íbamos a sacar disco. Ahora somos conscientes de que hay más gente esperándolo, hay más expectativa y estamos muy agradecidos por todo el interés que está generando. Ha sido un poco una carrera de fondo y hemos hecho todo muy rápido, pero creemos que ha merecido la pena porque ahora estamos muy contentos con el resultado.

¿Llegasteis hasta donde queríais con vuestro anterior disco?

Nina: Sí, de hecho podíamos haber seguido con la gira: estábamos cogiendo una dinámica muy guay en los conciertos, ya estábamos consiguiendo un poco el sonido que buscábamos, pero nos apetecía añadir nuevas canciones y hacer el repertorio más completo, que pasaran cosas distintas.

Paco: Sí, este disco ha sido una manera de alargar la primera gira, pero con más canciones. Por eso no ha habido pausa, porque no es un punto y aparte, sino un punto y seguido. Cuando estábamos terminando la gira no sentíamos que fuese hacia abajo, sino hacia arriba. En cierto modo parecía que seguía creciendo el disco: gente que no lo conocía pero a la que le iba llegando, o ciudades donde ya habíamos estado y en las que en un segundo concierto iba más gente que al primero.

Hay una apuesta generalizada por Morgan, muchos vislumbran un futuro prometedor para vosotros y se ha dicho que sois "la nueva sensación del pop rock nacional" por vuestra "fabulosa fuerza instrumental y la voz prodigiosa de su cantante". De ti, Nina, que eres "la mejor voz femenina del panorama español" y que hiciste llorar a Quique González la primera vez que te oyó. ¿Cómo os sentís con todos estos halagos?

Nina: Siempre es motivador escuchar y leer cosas así porque de alguna manera le da mucho sentido a lo que hacemos. Recibir eso es muy bonito. No sabemos si este es el año, si fue el año pasado o si será dentro de dos, pero lo que sí sabemos es que lo que ha pasado hasta ahora ha sido increíble y esperamos que pueda seguir pasando, que la gente siga viniendo a los conciertos y poder seguir girando. Todos los años que llevamos juntos han sido importantes, porque de alguna manera nunca dejamos de aprender, de vivir cosas nuevas y de expandirnos mentalmente.

Paco: Tampoco le hacemos demasiado caso a este tipo de cosas: o sea, si alguien dice que este va a ser nuestro año, se lo agradezco mucho, pero no es una cosa que nos vaya a influir. A Dylan le pusieron a caldo por sacar un disco con guitarra eléctrica y él tampoco dijo: "Ah, ¡pues dejo la música!". Es decir, que hay tanta crítica mala en el mundo que... Si recibimos críticas, mejor si son buenas, pero ninguno de los dos extremos nos tienen que condicionar en lo que pensamos que tenemos que hacer.

Hasta que no me lo preguntan no soy consciente de que somos hombres y mujeres: para mí somos compañeros de trabajo, músicos y ya está.Nina

El primer single de este nuevo disco, Another Road (Gettin' Ready)tiene ritmos funkys y disco. ¿Habéis probado nuevos géneros en este trabajo?

Paco: Hemos probado cosas nuevas porque a partir del primer disco se consolidó la banda: no pudimos contar con la participación de Ove [Alejandro Ovejero] y de Chuches [ David Schulthess] , que sí estuvieron en la grabación del disco pero no en la creación musical de las canciones. Después de dos años tocando con ellos, pueden aportar mucho al disco: en todos los sentidos musicales nos ayudan a experimentar en ciertas cosas y eso está presente en las canciones.

Nina: Ayuda a ampliar mucho los ambientes musicales. En el primer disco, al estar solo los tres, contábamos con esos tres instrumentos: batería, piano y guitarra. Ahora podemos dar un paso más allá y tener otra atmósfera y otro color. Es mucho más entretenido y mola mucho encontrar cosas nuevas con las que antes no habías estado trabajando y sentirte ahí también bien. Another Road es un gran ejemplo de todo eso que hemos hecho en este disco.

En los conciertos transmitís una enorme complicidad, ¿encajáis en lo musical perfectamente y por eso sois amigos o sois amigos y por eso transmitís esa complicidad? ¿Qué fue antes?

Nina: Creo que lo segundo, sí. Ekain, Paco y yo nos conocemos desde hace muchos años, desde antes de Morgan. Aunque sobre todo eran ellos dos los que estaban con la música y tienen otros proyectos, lo que hacíamos era quedar para salir. De ahí surgió lo de juntarnos para tocar. Y después, con Ove y con Chuches fue muy fácil, fue como si nos conociésemos de toda la vida. Hemos dado con una manera de dialogar sin tener que decir nada. Es un regalo del que todos somos partícipes. Y eso en el escenario también se nota.

Paco: Sí, es como abrir una tienda con tus amigos de siempre. Eso es lo que hacemos y nuestra tienda es la banda.

El límite aquí es el cielo. Paco López

¿Cuáles son vuestros referentes? Han dicho de ti, Nina, que posees algo propio de maestras como Aretha Franklin. ¿Has crecido con ello?

Nina: Todos somos unos enfermos de la música, cada uno en su estilo. Como me imagino que todos los músicos. Todos nos hemos impregnado mucho de lo que nos gustaba. Lo que me parece más interesante de la banda es que cada uno tiene su género predilecto. Eso se oye en las canciones, y por eso a veces hay pinceladas de unas cosas que no tienen que ver con otras, pero que encuentran su armonía en la canción: por ejemplo, puede ser que Chuches sea más góspel o soul, que de repente Paco meta un riff, o, yo soy más popera, pero de pronto suena algo de blues o algo más folky...

No sé qué ejemplos ponerte exactamente en cuanto a referentes, pero sí: Queen, Los Rolling, Guns & Roses... y después Florence and The Machine, Daft Punk... cada uno cubre mucha variedad.

Paco: Lo primero es que todos somos amantes de la música. Lo que mola de un proyecto como Morgan es que te deja libertad absoluta para probar lo que tienes ahí, todo lo que hemos ido asimilando estos años, y a lo mejor eso no te lo va a permitir otro proyecto que es más cerrado en estilo. El límite aquí es el cielo.

¿El ámbito familiar os influyó?

Nina: A mí personalmente sí, ha habido mucha importancia de la música en casa, porque mis padres son músicos, ensayaban en casa y me acuerdo que cuando era pequeña mi hermana me bañaba mientras mis padres ensayaban. Yo estaba escuchando música sin ser consciente. También le robaba a mi hermana sus discos, y Paco, que era de su pandilla, le pasaba discos y yo luego los escuchaba. Nunca pensé que fuera a ser tan determinante en mi vida, pero sí que lo agradezco mucho porque se ha ido impregnando algo en mí de lo que al inicio no me estaba dando cuenta.

¿La música es una herramienta para reivindicar o para evadirse?

Nina: Yo creo que puede valer para las dos cosas, no solo la música, sino el arte en general, que te da la oportunidad de decir lo que quieras: algo con lo que te desahogues, algo que te enfade... Puedes transmitir de manera vehemente ambas cosas. Sí que es cierto que personalmente la utilizo más para drenar lo que tengo dentro, porque muchas veces se me estacan los sentimientos y me siento un poco inútil a la hora de lidiar emocionalmente con ellos. Sin embargo, cuando me pongo a escribirlos en una canción, me siento relajada. Pero me parece muy importante la música para reivindicar cosas y debería fomentarse y permitirse más.

Comentábamos ayer que el hecho de que todo sea ahora tan criticable está estrechando mucho la capacidad de que alguien que tiene voz diga lo que piensa, porque hay mucho miedo a las represalias, y eso está haciendo que cada vez sea más difícil reivindicar algo sin que te caigan encima...

La música me parece muy importante para reivindicar cosas y debería fomentarse y permitirse más.Nina

Paco: Da la sensación de que tienes que pedir perdón. Quique González escribió sobre Cataluña en Facebook y alguien le dijo: "Zapatero a tus zapatos". Y él respondió algo así como: "Tienes razón, perdona. Voy a coger la guitarrita a ver si se me ocurre algo inofensivo para entretenerte". Vi eso como algo muy simbólico porque no sé en qué momento ha sucedido que por cualquier cosa que digas te pueden caer palos por todos lados. Parece que no puedes decir algo sin tener que pedir disculpas dos horas después. Es muy difícil verlo desde fuera y entender lo que uno está diciendo sin que el gremio de los amantes de los osos panda te critiquen algo después.

Nina: Sí, hay que fomentar las dos cosas y dejar a la gente que se desahogue, que no todos tenemos que estar de acuerdo en todo y eso es algo que se está olvidando.

Nina, ¿recuerdas aquel anuncio de televisión al que le pusiste voz? ¿Fue el primer encargo profesional o podemos oírte en más sitios?

Nina: Sí, era un anuncio de San Miguel cero cero, era de Navidad y consistía en cantar 30 segundos de un villancico... fue muy divertido, lo disfruté mucho y fue algo anecdótico porque yo cantaba en casa, entonces lo recuerdo con mucho cariño porque era la primera vez que hacía algo que iba a escuchar todo el mundo. Creo que fui a un estudio a grabar una cosa para un trabajo de publicidad de unos amigos míos, y los que estaban en ese estudio me escucharon y me preguntaron si les podía dar mis datos por si algún día necesitaban algo, y al final me llamaron un día.

Pero no fue mi primer encargo porque mi madre ha trabajado mucho en estudio de grabación como cantante y entonces sí que de pequeña, mi hermana y yo hemos hecho cosas como cantar en películas de Disney o series de dibujos en las que necesitaban voces de niños. Por ejemplo en una de las versiones que se hizo de Annie, soy una de las niñas huérfanas y cantábamos canciones así... "esto es infernal, brutal".Y en series de Disney Channel típicas en las que hay muchos niños cantando. Estábamos ahí y mi madre contaba con nosotras, pero nunca me lo había tomado como algo profesional: fue más algo divertido que algo profesional.

En la canción Sargento de Hierro se habla del paso del tiempo, de la pérdida... ¿Qué os gustaría congelar para siempre?

Nina: Supongo que la sensación de estar tocando y sentir que la gente esté dentro de lo que estás haciendo, sentir que la gente está ahí contigo. Eso es lo más impresionante que he vivido hasta ahora.

Paco: Sí, la verdad es que en este momento dan ganas de congelarlo y que se quede.

¿Cuál es la etiqueta que os han puesto y que más rechazais?

Nina: A veces me hacen preguntas tipo "¿Cómo te sientes rodeada de chicos?", que hacen que se diferencie mi figura de ellos. No me gustan porque intento explicar siempre que somos una banda y hay mucha gente que tiende todo el rato a separarme de ellos. Esas preguntas ensucian el trabajo de intentar integrarnos a todos y es un poco cansado explicarlo siempre.

Es notable el grado de agradecimiento en los conciertos... ¿hay que luchar para no despegar los pies de la tierra y seguir eternamente agradecido o es fácil caer en la vanidad?

Nina: Tenemos muy claro que lo que estamos haciendo requiere sentido común y estar tranquilos. Si empiezas con expectativas muy ambiciosas y eso te absorbe y hace que no seas consciente, te pones tú mismo un obstáculo. Para nosotros no es difícil tener los pies en la tierra, pero creo que para ninguna banda actual de nuestro nivel.

Paco: Lo nuestro es un trabajo artesanal. Que sea arte o no, lo dice la gente y el tiempo. Es como un tipo que hace sillas y donde el resultado final depende de lo manual. No tenemos derecho a caer en la vanidad porque no hacemos nada que no haga un montón de gente, pero es verdad que hay veces que sucede.

Parece que ahora hay una renovada conciencia feminista y que la gente por fin es más consciente de los micromachismos y de la falta de igualdad. ¿Habéis vivido el machismo en la música? ¿Siguen las mujeres desempeñando un lugar secundario?

Nina: En el mundo de la música y en el mundo en general. Todavía estamos en un punto bastante complicado. Personalmente, no sé si es que he tenido mucha suerte, pero nunca he sentido esa separación de género. En algunas preguntas es donde empiezo a ver el problema y hasta que no me lo preguntan no soy consciente de que somos hombres y mujeres: para mí somos compañeros de trabajo, músicos y ya está, quien quiera ver esa diferencia es quien tiene el problema. Pero lo que sí es cierto es que desgraciadamente hay mucho por hacer, hay mucho que reivindicar y hay que cambiar muchas cosas y eso requiere mucho esfuerzo. Por ejemplo, se asocia a las mujeres solo con la profesión de cantante y hay que reivindicar también la figura de la guitarrista, la bajista, la técnico de sonido. Separar por género me parece totalmente ilógico: ahí está el problema. Los estereotipos de género asociados a profesiones es algo que cuando eres niña o adolescente no tienes. El problema no lo tienen las mujeres, lo tiene la sociedad que quiere determinar que hay una diferencia.

Paco: También hay que ser realistas: es más probable que haya menos chicas que toquen la batería que chicos. Si estoy montando una banda y vienen a la prueba seis chicos y una chica, hay más probabilidad de que entre un chico. Este tema sé que es superdelicado.

Nina: Lo importante es no se juzgue por el género sino por la valía de la persona.

TEST RÁPIDO:

¿Autogestión o que te lo den hecho?

Nina: Autogestión

¿Música para reivindicar o para evadirse?

Nina: Para las dos

¿Cuándo supisteis que os queríais dedicar a la música?

Nina: A los 22

Paco: Por ahí, a los 19, 20, 21...

Vuestra música le puede gustar a los fans de...

Nina: De la música de los 70 a lo mejor. Pero vamos, espero que a cualquiera

Vuestra letra más feminista es...

Nina: Supongo que hay varias: Attempting puede ser bastante. O Work, para todas las reinas

Lo que más os gusta de la industria de la música es...

Nina: La parte artística

Lo que menos...

Nina: La parte industrial y de negocio

Cómo os definiríais en pocas palabras para alguien que no os conozca

Un grupo de amigos que se lo pasa bien tocando y que lo intenta hacer todo con mucho cariño

Algo que os haya abierto las puertas

El esfuerzo diario y nuestras ganas de tocar

La mejor noticia de este año para vosotros

Sacar el disco

¿Es fácil vivir de la música?

Nina: Depende de tus necesidades

Paco: No

Seríais los grupis perfectos de...

Nina: Florence & The Machine

Paco: Los Rolling Stones

¿Hay machismo en la música?

¿Festival o sala de conciertos?

Las dos

Y ya en sala: ¿Petit comité o macrosesión?

Las dos también. Un ratito de petit comité y otro de sesión grande

¿En inglés o en español?

Nina: En inglés supongo

Paco: Las dos

El HuffPost agradece al Hotel Mercure Madrid Plaza de España y a la Vermutería Chipén haber cedido su espacio para la realización de esta entrevista

EL HUFFPOST PARA HONEST