NOTICIAS
01/04/2018 17:54 CEST | Actualizado 01/04/2018 17:54 CEST

La evolución de Pelayo Novo va a ser muy lenta, según el club

El vicepresidente del Albacete Balompié ha hablado sobre el estado del jugador que se cayó desde un tercer piso.

Getty Images

El vicepresidente y consejero delegado del Albacete Balompié, Víctor Varela, ha informado este domingo de que la evolución del jugador Pelayo Novo, que el sábado se precipitó por el hueco de la escalera desde el tercer piso del hotel de concentración en Huesca, va a ser "muy lenta" después de una operación "importante", y ha reconocido que están viviendo "momentos muy duros, de inquietud y ansiedad" y que deberán tener "paciencia".

"Después de la intervención de ayer, bastante importante, la familia ha podido acceder a verle en la UCI. El jugador está estable, la evolución va a ser muy paulatina, muy lenta. La familia tiene la confianza de que está en las mejores manos y que todo va a ir mejorando poco a poco", señaló ante los medios de comunicación a las puertas del Hospital Clínico de Zaragoza, donde el jugador permanece ingresado.

El mandatario del club manchego señaló también que el centrocampista asturiano continúa sedado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). "Desde que el jugador está aquí tiene sedación, que quieren retirar paulatinamente. Sus constantes vitales están bien. Vamos a ser prudentes, vamos a dejar que sean los responsables del hospital los que informen al respecto. Venimos todos los días con la ilusión de que esa evolución se va a dar", afirmó.

Hay que esperar a ver cómo evoluciona

En este sentido, Varela rechazó hablar de plazos. "Ayer lo importante era que el jugador seguía con nosotros; hoy hay que esperar esa evolución, hay que ser prudentes y hablar de plazos no es conveniente. Ha sido una situación límite, evoluciona favorablemente", subrayó.

"Sabemos que la intervención de ayer fue muy importante y desde aquí sólo podemos agradecer al Hospital Clínico, al Departamento de Neurocirugía, la atención que está teniendo con el jugador", continuó.

Además, Varela explicó cómo están viviendo las últimas horas. "Es un chico de 27 años, con una familia espléndida y ejemplar. Son horas de mucho sufrimiento, de preocupación, y es momento de que estemos todos unidos, tanto familia como club. Vamos a una en intentar que el jugador se recupere lo mejor y lo antes posible. Es una familia muy unida", manifestó.

"Para el club está siendo un momento de tragedia, sobre todo por la persona, más que por el futbolista. Sabemos que nuestra afición está sufriendo y que la plantilla está bastante afectada por lo sucedido. Están siendo momentos muy duros, de inquietud y ansiedad. Tenemos que tener paciencia y estar cerca de la familia", concluyó.

EL HUFFPOST PARA ENDESA