INTERNACIONAL
03/04/2018 12:38 CEST | Actualizado 03/04/2018 17:09 CEST

Arranca la huelga masiva de ferrocarriles en Francia contra la reforma de Macron

Los trabajadores ferroviarios tratan de poner en jaque al presidente francés y obligarle a dar marcha atrás en la privatización del sector.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, se enfrenta este martes a un primer día de huelga "masiva" por parte de los trabajadores de la Sociedad Nacional de Ferrocarriles de Francia (SNCF, por sus siglas en inglés), que buscan impedir la liberalización del sector ferroviario previsto en la reforma impulsada por el dirigente. La prensa ha calificado hoy como "martes negro". Se trata de la primera de las 36 jornadas de huelga intermitentes hasta finales de junio en el sector ferroviario.

A primera hora de la mañana, en la región parisina, se han registrado atascos de tráfico de más de 400 kilómetros. Se prevé que este miércoles, 3 de abril, la huelga masiva paralice buena parte de la red francesa de trenes, según ha recogido la cadena de televisión France 24. Actualmente, la compañía nacional de ferrocarriles del país mantiene el monopolio de la red de pasajeros y su capital es exclusivamente público.

A pesar de que adquirieron un gran prestigio, las grandes inversiones en las costosas líneas de trenes de alta velocidad han provocado graves daños económicos en la empresa.

Stephane Mahe / Reuters

COMPETENCIA PRIVADA

El plan del Gobierno galo incluye abrir entre 2019 y 2033 la red a la competencia privada cumpliendo con las directivas de la Unión Europea. La empresa nacional de ferrocarriles francesa se transformaría así en una sociedad anónima, como Air France.

Si bien el gobierno se ha comprometido a que el Estado siga siendo el accionista mayoritario de la empresa, los sindicatos y la izquierda temen una privatización, por lo que los sindicatos han llamado a protestar contra la medida y a dejar de trabajar dos de cada cinco días durante los tres meses que podrían durar las negociaciones con el Gobierno.

La última vez que un presidente francés se enfrentó a los sindicatos ferroviarios fue en 1995, cuando París se vio paralizada y el primer ministro, Alain Juppé, se vio forzado a retirar las reformas.

SINDICATOS DEBILITADOS

No obstante, los sindicatos se encuentran ahora mucho más debilitados. Más de la mitad de los franceses ven la huelga como algo injustificado, según los resultados de una encuesta de Ifop publicados este domingo.

"Los franceses no quieren tres meses de caos sin justificación alguna", ha aseverado la ministra de Transporte, Elizabeth Borne, según ha recogido el diario Le Journal du Dimanche.

El SNCF espera una de las mayores huelgas en años, dado que al menos uno de cada dos trabajadores han asegurado que se unirán. Durante la misma, los trenes a nivel internacional se verán afectados -ninguno partirá a Suiza, Italia y Francia-. Tan sólo uno de cada tres trenes a Alemania estarán disponibles y el servicio Eurostar que conecta Londres, París y Bruselas circulará con una media de tres de cada cuatro trenes.

VUELOS CANCELADOS

Air France, por su parte, ha anunciado que cancelará este martes el 25% de sus vuelos programados con motivo de las nuevas jornadas de paros convocadas para los días 3 y 7 de abril por la intersindical en la aerolínea gala, que además ha anunciado nuevas jornadas de huelga para los días 10 y 11 de abril.

La intersindical de Air France, que agrupa a la decena de sindicatos de pilotos, de tripulantes de cabina y de personal terrestre, ya llamó a la huelga el pasado 23 de marzo y tenía prevista solo una jornada más de paros para el 30 de este mes pero ha intensificado sus movilizaciones ante la falta de una "respuesta concreta" a sus reclamaciones en materia salarial.

LÍNEAS ESPAÑOLAS AFECTADAS

La primera jornada de huelga ha afectado a la línea Madrid-Marsella. Sólo uno de cada ocho trenes de alta velocidad (TGV) están programados hoy y la misma proporción para el resto de los convoyes de largo recorrido a causa del paro convocado por los sindicatos de la Sociedad Nacional de Ferrocarriles (SNCF).

Aunque en las líneas internacionales la cancelación afecta a un porcentaje menor globalmente (un 25 %), en las que conectan con España (Barcelona-París, Barcelona-Lyon, Barcelona-Toulouse y Madrid-Marsella) hoy no circula ningún tren.

BALLANTINE'S PARA EL HUFFPOST