POLÍTICA
03/04/2018 15:50 CEST | Actualizado 03/04/2018 16:07 CEST

Cesada la directora del Instituto de los Mossos por llevar urnas para el 1-O

Annabel Marcos las trasladó ocultas en su coche.

YOUTUBE
Annabel Marcos

El Ministerio del Interior ha destituido a la directora del Instituto de Seguridad Pública de Cataluña (ISPC), Annabel Marcos, por haber trasladado ocultas en su coche urnas para los centros de votación durante el referéndum ilegal del 1-O.

Así lo ha informado el Ministerio, que señala que ha tomado esta decisión en virtud de las facultades que le confiere la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Marco, que fue diputada de CiU en el Parlament entre 2011 y 2015, fue nombrada directora del ISPC en marzo de 2016 por el entonces presidente de la Generalitat Carles Puigdemont, cuando el conseller de Interior era Jordi Jané.

El departamento que dirige Juan Ignacio Zoido ha comunicado ya a Marcos su destitución después de haber tenido conocimiento de que ocultó urnas en su vehículo para llevarlas a los centros que el Govern había habilitado para votar.

Recuerda Interior que ha tomado esta decisión porque la aplicación del artículo 155 le permite desarrollar las competencias que le corresponden al Departamento de Interior de la Generalitat de Cataluña.

Entre esas competencias están garantizar los derechos y libertades de todos los catalanes, velar por el cumplimiento de los principios recogidos en la Constitución y el Estatut y el absoluto reconocimiento a la profesionalidad de los agentes que integran el cuerpo de los Mossos d'Esquadra.

Fue diputada de CiU

Marcos, nacida en Tortosa (Tarragona) en 1968 y licenciada en Derecho por la Universidad de Lleida, fue diputada de CiU en el Parlament entre enero de 2011 y septiembre de 2015, en la que integró las comisiones de Justicia, Agricultura, Salud, Asuntos Institucionales y la comisión de Interior.

La alto cargo ahora destituida, que ejerció como abogada entre 1997 y 2002, fue la responsable de CiU en el Parlament en el grupo de trabajo conjunto de función pública y portavoz de la Comisión del Síndic de Greuges (Defensor del Pueblo en Cataluña).

Marcos, que de 2003 y 2011 fue gerente de la Sociedad Anónima Municipal de Gestión Urbanística del Ayuntamiento de Amposta (Tarragona), fue nombrada en 2015 directora del Centro para la Reinserción de los presos (CIRE) de la Generalitat.

Al frente del ISPC, un organismo habitualmente ajeno a los vaivenes políticos, Marcos tuvo que lidiar tras el referéndum del 1-O -en el que ahora ha trascendido que colaboró llevando urnas-, con un plante de la Fiscalía, que acordó que sus integrantes dejarían de dar clases en la escuela de mossos y policías locales en el curso académico 2017-2018, recién interpuesta su querella contra el Govern por el referéndum.

En la inauguración del curso académico del ISPC presidido por Marcos, el pasado 20 de octubre, el mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, que todavía estaba al frente de la policía autonómica, recibió una sonora ovación, tras ser imputado por sedición en la investigación abierta en la Audiencia Nacional por la supuesta pasividad de los Mossos d'Esquadra.

Los rostros del 1-O

NOTICIA PATROCINADA