POLÍTICA
10/04/2018 10:54 CEST | Actualizado 10/04/2018 13:49 CEST

Ignacio González: "Yo no he estado en la cárcel por la financiación del Partido Popular"

González ha dicho que no le parecía "razonable" que Lapuerta estuviese "permanentemente, con alguna asiduidad, interesándose en algunos proyectos".

El expresidente madrileño Ignacio González ha negado cualquier tipo de "presión" o "intervención" de la dirección del PP ni de su extesorero Álvaro Lapuerta para que se otorgaran adjudicaciones de la Comunidad de Madrid, aunque sí ha reconocido que éste último se interesaba por estos asuntos.

En su declaración ante la comisión de investigación del Congreso por la supuesta financiación irregular del PP, González, imputado en el caso Lezo, ha comenzado diciendo que no ha "participado nunca en una organización criminal" ni ha "dirigido absolutamente nada".

"No he hecho ninguna práctica con el ánimo de perjudicar al Canal de Isabel II ni a la Comunidad de Madrid", se ha defendido el expresidente regional, que estuvo en prisión por el caso Lezo más de 6 meses hasta el 8 de noviembre de 2017, cuando pagó la fianza de 400.000 euros que el juez le impuso el día anterior.

"Nadie ha podido acreditar que haya recibido dinero"

González ha asegurado que "nadie ha podido acreditar que haya recibido dinero", que tenga un patrimonio "oculto'" sociedades o dinero en el extranjero ni "nada" de lo que se le está acusando desde hace tres años, y ha advertido que no respondería a preguntas que pudieran afectar a su derecho a la defensa.

En este sentido, se ha quejado de que durante todo el tiempo de investigación judicial "secreta" ha sido objeto de seguimientos "24 horas", de pinchazos, "han puesto micrófonos" en sus coches y "han perseguido" a toda su familia.

EFE

Respecto a Lapuerta, ha indicado que le pareció "extraño" su "interés" -que se producía "permanentemente o con una cierta asiduidad"- por conocer asuntos que eran de gestión ordinaria de la Comunidad como "contratos, adjudicaciones y operaciones urbanísticas", pero ha puntualizado que no ejerció presiones más allá de ese interés.

"Llamar a interesarse hasta donde yo sé no es ningún delito", ha contestado a preguntas de por qué no denunció esas prácticas de Lapuerta, quien en todo caso no le llamaba a él para interesarse por las adjudicaciones, sino a los consejeros, según ha precisado.

"A mi no me ha llamado nunca ni el gerente ni el tesorero para decirme que había que hacer una adjudicación a nadie porque, desde luego, no lo habría consentido", ha añadido.

"Conversación de café"

También se ha referido a la conversación pinchada en el caso Lezo con el exministro Eduardo Zaplana en la que hablaron de un supuesto chantaje a Mariano Rajoy con una grabación en la que el expresidente de la constructora Degremont Rafael Palencia reconocía el pago de comisiones al PP.

Ante el Congreso, González ha reiterado que esa charla era una "conversación de café" en la que simplemente trataban un asunto que "se oía" de terceras personas, un "chascarrillo".

EFE

El pasado febrero, el exconsejero Francisco Granados relató en la Audiencia Nacional que había una campaña electoral "paralela" para financiar gastos de Aguirre que dirigía Ignacio González junto con la presidenta madrileña, Cristina Cifuentes.

Al respecto, González ha dicho hoy que él "nunca" ha participado en temas de financiación del partido y que, en todo caso, en el PP no había "ninguna estructura de financiación distinta de la que establece la ley".

El expresidente regional ha afirmado en todo caso que cuando en 2007 dirigió en Madrid la campaña a las elecciones autonómicas no llevó nada relacionado con la financiación, sino que se encargaba del "impulso político".

Tensión con Rufián

El único momento de tensión se ha producido en la intervención del diputado de ERC Gabriel Rufián, a quien el presidente de la comisión, Pedro Quevedo, le ha llamado la atención por plantear preguntas provocadoras que no tenían que ver con el objeto de la comisión y que no han conseguido irritar a González.

Rufián ha llegado a preguntarle si se considera un preso político, si sabe qué es la UDEF o qué opina de la detención de un miembro de los Comités de Defensa de la República (CDR). "Mire señor Rufián, yo he tenido la delicadeza de responderle a una serie de preguntas que nada tienen que ver con el objeto de esta comisión, y no voy a entrar en valoraciones políticas", le ha dicho finalmente después de que el diputado le haya recordado que "no se apellida Borbón".

"Su tarea es buscar un lío monumental y salir en primera página", ha increpado Quevedo a Rufián al término de su comparecencia.

No se utilizó el Canal de Isabel II

González, además, ha asegurado que es "absolutamente falso" que se utilizara el Canal de Isabel II para pagar a la empresa EICO del informático Alejandro de Pedro, implicado en la trama Púnica, por hacer campañas en redes sociales para mejorar la imagen del propio González y de su antecesora en la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

"Ustedes, muy cutres, pagaron campañas para blanquear su imagen en redes sociales mediante empresas pantalla", ha espetado Rufián a González, quien ha respondido tildando ese argumento de "absolutamente falso". "Jamás he conocido a De pedro, sus trabajos, ni he ordenado a nadie que le contratara", ha agregado el expresidente, antes de recalcar que tendrá que ser Gallego quien aclare si su confesión es verdad o mentira. "Yo lo que conozco es lo que le estoy contestando", ha zanjado.

Antes, durante el interrogatorio del diputado de Bildu Oskar Matute, González ya había recalcado que mientras él fue presidente del Canal de Isabel II esta empresa nunca abonó nada por trabajos ajenos a la misma.

El pasado jueves Gallego, imputada en el caso Púnica, reconoció ante el juez Manuel García Castellón pagos a través de contratos de publicidad del Canal Isabel II a la empresa EICO del informático Alejandro de Pedro (vinculado a la trama Púnica) a cambio de trabajos de reputación online de Aguirre y del propio González. En concreto, señaló que fue en marzo o abril de 2012 cuando Borja Sarasola, entonces viceconsejero de la Vicepresidencia de la región y "número tres" del PP de Madrid, le habló de la empresa de De Pedro para atender las redes sociales.

Sarasola pactó con De Pedro

Según su declaración, los contactos con De Pedro comenzaron entonces, cuando ella trabajaba para Aguirre, la cual dimitió pocos meses después, en septiembre de 2012. Por eso, cree que la empresa de De Pedro "no hizo ni un solo trabajo para Aguirre", ya que "la actividad comienza precisamente tras su dimisión".

Esperanza Aguirre fue sucedida en el cargo por González, quien situó a Sarasola al frente de la Consejería de Medio Ambiente. Según la exdirectora de Comunicación, Sarasola pactó desde el principio con De Pedro "la oferta económica de los trabajos reputacionales de Aguirre y González, así como los métodos de pago, que pasaban por adjudicatarias del Canal de Isabel II".

Antes se asegurar que fuera falso que se usaran "empresas pantallas" para pagar esas campañas de reputación online y a preguntas del diputado de Bildu Oskar Matute, González había dicho desconocer las revelaciones de Gallego ante el juez porque "no se han hecho públicas" y además la imputada no ha terminado de declarar.

Con posterioridad a su salida del Canal

Cuando Matute le ha replicado que como él las habrá podido leer en la prensa, González ha añadido que 'hasta donde' él sabe por esas 'informaciones periodísticas' los pagos a los que se refirió Gallego se hicieron cuando él ya había dejado la Presidencia del Canal, lo que ocurrió en septiembre de 2012 cuando fue elegido como sucesor de Aguirre.

"Eso (la confesión de Gallego) es con posterioridad a mi salida del Canal, por lo tanto, desconozco. No soy consciente y, bajo mi Presidencia, hasta donde yo conozco nadie ha pagado nada que no fueran los servicios que había contratado el Canal", ha aseverado González.

Matute le ha preguntado también si conocía a Sarasola. "Le veo venir, señoría, usted me quiere llevar a las declaraciones de Granados sobre el núcleo de hierro", le ha interrumpido el compareciente aludiendo a las palabras del ex secretario general del PP de Madrid Francisco Granados, quien le ha situado en el "núcleo duro" de la dirección de las campañas de 2007 y 2011, junto con la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y la actual, Cristina Cifuentes.

"Cada uno tenía sus responsabilidades y el núcleo éramos todos los miembros del partido y de la dirección", ha sentenciado, antes de añadir que "a parte de los chascarrillos", en la Comunidad de Madrid, cada uno ejercía las funciones que tenía asignadas en función de su cargo. "Las mías eran la Vicepresidencia del Gobierno", ha zanjado.

ESPACIO ECO