TENDENCIAS
12/04/2018 08:08 CEST | Actualizado 12/04/2018 08:08 CEST

Seis pequeños gestos que pueden salvarte la vida al volante

Prevenir en el coche es clave en caso de accidente.

"Seguir sus consejos pueden salvarte la vida". Con esta frase arranca el vídeo Posición correcta de un conductor al volante del canal de YouTube CochesyTráfico que, si no te ha llegado por WhatsApp, es muy probable que dentro de poco aterrice en tu móvil.

Se trata de una publicación de hace casi cinco años que vuelve a ser viral gracias a las redes sociales. Un miembro del Real Automóvil Club de España (RACE) se centra en seis gestos habituales de los conductores que pueden ser mortales en caso de accidente y explica cómo evitar un mal mayor.

1. Baja el asiento

"Es importante bajar el asiento porque separo mi cabeza del techo y me obligo a mirar lejos", señalan en el vídeo. Lo primero tiene una explicación muy gráfica: si estás demasiado alto, en caso de choque lateral, la cabeza impactaría contra la parte superior de la ventanilla: "Golpe directo en la sien y cervicales". Todo cambia, si se baja el asiento. Como se puede ver en el vídeo, el impacto es mucho menor.

2. La ventanilla, mejor subida

Si la ventanilla está semisubida puede funcionar como cuchilla en caso de impacto lateral, y si está abierta tampoco mejora la situación: "Porque un accidente no se elige, pasa y pasa, y salen cosas por la ventana". Lo mejor es tenerla cerrada del todo o abierta un par de centímetros.

3. El respaldo debe estar recto

Si el asiento está ligeramente inclinado hacia atrás y sufrimos un golpe por detrás estando en caravana, se recibe un fuerte latigazo cervical: "Una lesión para toda la vida". Y si el impacto lo damos nosotros, el respaldo hace de rampa y el cinturón de seguridad se puede convertir en una trampa mortal. "Esto es un material... quema, abrasa, mata", explican en el vídeo. El respaldo derecho evita cualquiera de esos problemas.

4. Tensa el cinturón de seguridad

Poner el cinturón nos lo ponemos todos, pero el problema es cómo. Si no se tensa lo suficiente, te lo comes en caso de impacto. Mejor dedicar dos segundos a comprobar que está bien puesto.

5.No demasiado lejos del embrague

Las rodillas semiflexionadas y las muñecas que puedan descansar en la parte superior del volante. Es lo que decían en la autoescuela para colocar el asiento respecto al volante, pero no debe ser exactamente así. Hay que juntarse un poquito más. De esta manera, si sufrimos un fuerte impacto, los brazos y la pierna no quedarían estirados del todo (como en la imagen) y se evita un lesión de caderas y codos.

6. Cuidado con cruzar los brazos

La forma de girar el volante ha cambiado. Desde que tenemos dirección asistida no hacen falta tantos esfuerzos, por eso lo de cruzar las manos es totalmente evitable. Sólo está permitido si estamos aparcando o el coche nos patina y queremos evitar chocarnos. En cualquier otra situación hay que evitar el cruce, porque en caso de impacto nos comemos el brazo y los daños pueden ser considerables. Muy considerables.

Photo gallery Campañas de tráfico See Gallery