INTERNACIONAL
18/04/2018 03:32 CEST | Actualizado 18/04/2018 03:32 CEST

Fallece Barbara Bush, exprimera dama de EEUU, esposa y madre de dos presidentes

Arrastraba mala salud desde hacía años y decidió dejar de tratarse.

La exprimera dama de Estados Unidos Barbara Bush, cuyo estado de salud era delicado durante los últimos días, ha fallecido a los 92 años de edad por causas que aún no han sido divulgadas.

"La antigua primera dama de Estados Unidos y defensora de la alfabetización familiar, Barbara Pierce Bush, falleció el martes, 17 de abril, a la edad de 92 años", ha anunciado el portavoz de la familia Bush, Jim McGrath, en un comunicado.

El pasado domingo, un portavoz de la familia anunció que la esposa del expresidente George H. W. Bush (1989-1993) había decidido no volver al hospital para tratar su estado delicado de salud, que sufría desde hace ya varios años.

Barbara Bush, que además de primera dama era la madre del también expresidente George W. Bush (2001-2009), padecía una obstrucción pulmonar crónica que había afectado a su capacidad cardíaca, lo que le llevó a ser ingresada en numerosas ocasiones a lo largo de los últimos años.

"Barbara Bush fue una primera dama fabulosa y una mujer como ninguna otra, que trajo amor y alfabetización a millones. Para nosotros era mucho más. Mamá nos mantuvo con los pies en el suelo y nos hizo reír hasta el final. Soy afortunado porque Barbara Bush haya sido mi madre", ha declarado George Bush en un comunicado divulgado por la Fundación George W. Bush Presidential Center.

Su cruzada fue la alfabetización

Nacida en Nueva York el 8 de junio de 1925, Barbara Pierce (su nombre de soltera) es una de las dos mujeres en la historia de Estados Unidos junto a Abigail Adams (esposa de John Adams y madre de John Quincy Adams, segundo y quinto presidentes de EEUU) que ha sido esposa y madre de un presidente.

En su país se hizo muy popular como defensora de la alfabetización tanto de jóvenes como de adultos, una causa que sentía muy cercana debido a la dislexia que sufría su hijo Neil y en la que participó de manera activa junto a diversas organizaciones.

La exprimera dama continuó con su cruzada a favor de la alfabetización después de la presidencia de su marido y creó su propia fundación, The Barbara Bush Foundation for Family Literacy, que dio apoyo a organizaciones de todo el país que difundían los hábitos de lectura entre niños y adultos.

El mundo de la política la ha despedido a lo grande:

Como esposa, madre, abuela, mujer de un soldado y exprimera dama, la señora Bush era un ejemplo para la familia americana. Siempre se la recordará por su firme devoción a su país y a su familia, a los que sirvió sin flaquear. Los pensamientos y oraciones del presidente y la primera dama están con su familia y allegados. Barbara Bush fue la roca de una familia entregada al servicio público. Siempre estaremos agradecidos a la señora Bush por la generosidad que nos demostró durante nuestra etapa en la Casa Blanca, pero aún le agradecemos más cómo vivió su vida: como prueba de que la entrega a otros es algo noble e importante; como un ejemplo de la humildad y la decencia que reflejan lo mejor del espíritu estadounidense. Transmitió esos valores a sus hijos, nietos y tataranietos y a los incontables ciudadanos a los que inspiró junto a su marido a convertirse en "puntos de luz" para los demás. Declaraciones de las hijas del expresidente Nixon: "Barbara Bush y nuestra madre, Pat Nixon, fueron grandes amigas durante décadas. Compartían un compromiso intenso hacia la forma de abrazar el cargo de primera dama, con emoción y determinación para marcar la diferencia y mejorar las vidas de otros". El Servicio Secreto de EEUU expresa sus sinceras condolencias a la familia de Barbara Bush, el paradigma de la clase y la elegancia durante y después de servir a su país como primera dama. Siempre una amiga de Canadá, Barbara Bush deja un legado de dignidad, elegancia, servicio y devoción. Sophie y yo enviamos condolencias a los presidentes Bush, su familia y a todos los estadounidenses. Barbara Bush fue una mujer excepcional. Tenía callo y elegancia, inteligencia y belleza. A la hora de apoyar a su familia, sus amigos, a su país y sus ideales era fiera y animada. Nos mostró lo que significa una vida honesta, vibrante y plena. Hillary y yo lamentamos su partida y honramos su memoria. La exprimera dama Barbara Bush fue un pilar de fuerza para su familia y era muy admirada en nuestro país. Esposa y madre de un presidente de EEUU, será recordada por su servicio, pragmatismo y espíritu amable y fuerte. Barbara crió a una familia con carácter entregada al servicio, se mantuvo junto a su adorado marido en los mejores y peores momentos y alzó la voz con valor y pasión por lo que la importaba. La gran primera dama de nuestra época. Ann y yo echaremos mucho de menos su amistad, su compasión y su brillo.

EL HUFFPOST PARA HONEST