POLÍTICA
18/04/2018 22:27 CEST | Actualizado 19/04/2018 08:38 CEST

Arde Madrid

La política regional revienta el escenario nacional: el caso Cifuentes, la guerra de Podemos y el tanteo del PSOE a Carmena

EL HUFFPOST

Señoras y señores, la villa y corte arde (políticamente). El tablero madrileño vive un terremoto cuyas reverberaciones no sabemos hasta dónde llegarán. Pero hoy por hoy hace tambalear el escenario nacional y tendrá consecuencias en todos los partidos.

Los madrileños se preparan ya para su festividad del 2 de mayo envueltos en un clima volcánico a ritmo de taquicardia: Cristina Cifuentes sigue empeñada en no dimitir -a la espera de que Mariano Rajoy mueva finalmente ficha-; Podemos ha vuelto a reabrir sus más duras heridas a consta de las primarias para la Comunidad; en el PSOE se han enterado muchos hoy que se tanteó informalmente a Manuela Carmena para ser su candidata en 2019... y en Ciudadanos suben su pulso contra el PP mientras sufren toda la artillería verbal de los populares.

El mayo festivo de los 'madriles' -por el 2 de mayo y la Fiesta de San Isidro- es una pesadilla para Cifuentes, que puede ver acabado su mandato por esas fechas. Hay un tope: el día 7. Ese es el día más tardío en el que se puede celebrar la moción de censura presentada por el PSOE. Por el momento, el PP sigue con su estrategia del ventilador en público, aunque sea para atacar a Cs hasta ese momento.

El PP, a la espera de Rajoy y con el ventilador

La incomodidad en muchos sectores del PP es absoluta en estos momentos, ni siquiera la renuncia del máster ha calmado los ánimos. Todo está abierto. El propio número tres del partido, Fernando Martínez-Maillo, ha dicho que hasta el 7 de mayo pueden pasar "cosas" y ha recalcado que "no hay una decisión tomada". Antes, se explorarán "todas las posibilidades".

El propio Maíllo ha hablado hoy de una tercera vía, cambio de postura de Cs frente a la dimisión de Cifuentes o la moción. Un intento del Partido Popular de desviar la atención interna por este caso y buscar hacer daño a Cs con el argumento de entregarle el Gobierno a la izquierda. La lucha va a ser muy dura por el voto del centro derecha. Los populares ahora tiran dardos a dianas ajenas (Toni Cantó o José Manuel Franco).

A un año vista, las elecciones de la Comunidad de Madrid en una apasionante y acalorada batalla, en la que más alguno puede acabar achicharrardo. No es una plaza cualquiera, y perderla en una moción de censura sería para el PP todo un golpe moral. Muchos en el Partido Popular se preguntan hasta cuándo intentará aguantar.

Bescansa y el plan para derrocar a Iglesias

Los distintos sectores del PP están muy calientes en privado con este asunto. Pero no los únicos. Las primarias de Podemos en Madrid han provocado todo un shock en la formación morada. Se acaba el plazo para la presentación de candidaturas, con Íñigo Errejón como favorito aunque manteniendo el pulso por la formación de las listas. Pero había mucho más detrás.

Y la tarde se volvió de repente en un infierno interno morado. La culpa: un "error" de Carolina Bescansa enviando en Telegram una propuesta de acuerdo a Íñigo Errejón para respaldarle y ser su número dos. Pero la cosa no iba solo de Madrid, el documento llevaba también un plan para desbancar a Pablo Iglesias como líder de Podemos. La fundadora de Podemos incluía la idea de que Errejón posteriormente la apoyara para intentar ella ser la secretaria general del partido y la candidata a las elecciones generales de 2020.

Unos minutos después borraba el error en Telegram, pero ya ardía todo Podemos. Desde la candidatura de Errejón se reconocía que se había ofrecido a Bescansa ser su número dos para la lista de las primarias, pero se desvinculaban totalmente del documento. "Es una locura", decían fuentes del entorno del dirigente de Podemos. Y el propio Errejón ha tachado a última hora de "delirante" el documento de la discordia. "Inaceptable" y "extremadamente grave", más calificativos.

Bescansa reconocía el "error" en Telegram y luego echaba la culpa a su equipo. Según la versión dada por la diputada al final de la tarde, no había revisado ese borrador y ha recalcado que ese contenido ni había sido aprobado y revisado por ella. Ha relatado que su equipo decidió mandarle el borrador por ese canal de comunicación y se equivocó colgándolo públicamente. "Forma parte de un borrador que ni yo había revisado", se ha excusado, además de decir que no tenía ningún pacto en este sentido con Errejón.

EFE

El contenido, ha explicado, está "fuera de lugar" y ha remarcado que ella es "leal" con el proyecto de Podemos. No obstante, ha vuelto a decir que es conocida su postura crítica con la actual dirección del partido. Un nombre que tampoco soporta: Ramón Espinar. En el borrador se pedía que se le vetara en la lista.

Las primarias de Madrid han traído vientos de guerra en Podemos. El plazo para inscribirse acaba este mismo viernes. Los ánimos se calentaron con el sistema de elección y las listas. Los nervios han traspasado las paredes internas: "Ni medida tontería", advirtió Iglesias a Errejón. Los dos examigos convertidos en enemigos vuelven a chocar. Todo ello en vísperas de la moción de censura, en la que Podemos apoyará a Ángel Gabilondo. Ya sólo faltaba el factor Carolina Bescansa...

El PSOE y su tanteo "informal" a Carmena

Sobresaltos de Podemos al PSOE. Los socialistas también han vivido una jornada trepidante en Madrid y todo a costa de que se haya desvelado una conversación en diciembre de su líder regional, José Manuel Franco, con la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. Una cita en la que, según El País, el socialista le había ofrecido ser la candidata, para 2019.

La relación entre el PSOE y Podemos es una de las cosas que más tensa al partido socialista. Pura bomba informativa. El propio Franco ha intentando rebajar luego el impacto, pero ha admitido que se produjo una conversación "informal". Su versión es que se trató de una reunión "coloquial" y no fue un "ofrecimiento formal".

EFE

Franco ha tenido que dar una rueda de prensa de urgencia para explicar que hizo esta oferta durante un desayuno privado en el despacho de Carmena en el Palacio de Cibeles poco después de llegar al cargo como nuevo líder socialista. El socialista le trasladó que sería una "buen candidata" para la lista del PSOE-M en 2019 y ella no dijo "ni sí ni no": respondió con "una sonrisa".

Carmena se encuentra de viaje en Costa Rica para asistir a una cumbre internacional de ciudades. Su versión (sí, hoy era un día de versiones para todo tipo) la ha dado su mano derecha y alcaldesa en funciones, Marta Higueras: "No ha sido una filtración seria. Manuela no va a encabezar una candidatura distinta" a la de Ahora Madrid.

"En ningún caso ha habido un ofrecimiento formal a la alcaldesa", ha recalcado Higueras, que ha repetido que "en ningún caso se está planteando encabezar ninguna candidatura diferente".

Poco más de un año para las elecciones autonómicas y municipales de 2019. No se sabe cuánto aguantará Cifuentes, quién tendrá el Gobierno regional a partir del 7 de mayo, si Podemos conseguirá una lista de unidad, si Manuela Carmena repetirá como candidata a la Alcaldía, quién irá como 'número uno' del PSOE a Cibeles....

Arde Madrid.

Photo galleryCristina Cifuentes See Gallery

Photo galleryÍñigo Errejón See Gallery


EL HUFFPOST PARA HONEST