ECONOMÍA
19/04/2018 23:09 CEST | Actualizado 20/04/2018 16:34 CEST

El horchatero que acusa a Lidl de plagio: "Ha sido una hecatombe"

Andoni Monforte se enfrenta a la cadena alemana de supermercados en los tribunales.

El empresario valenciano Andoni Monforte lo tiene claro. Está dispuesto a dar la batalla judicial contra la cadena alemana de supermercados Lidl que considera que les ha hundido al plagiar su invento, el Vegan Drinks Mixer, un aparato para hacer horchata y otras leches vegetales comercializado por su compañía ChufaMix.

"En 2012 se me ocurrió un utensilio para que la gente hiciera horchata en su casa cuando le diera la gana", cuenta Monforte en conversación con El HuffPost. El aparato caló entre el público vegetariano y vegano, tras recorrer el empresario una cuarentena de ferias especializadas.

Desde su lanzamiento ha vendido más de 60.000 ejemplares, aunque actualmente se comercializa con el nombre de Vegan Milker. Todas las piezas están fabricadas en Valencia, excepto el filtro de acero inoxidable, que se hace en Francia.

ChufaMix

El empresario registró el invento en España, así como en la Oficina Europea de Patentes. "Me he gastado 80.000 euros para pagar la patente europea, para que luego venga una multinacional a copiar el invento", señala Monforte. También se encuentra registrado en México, Turquía y China.

Me he gastado 80.000 euros para pagar la patente europea, para que luego venga una multinacional a copiar el invento"Andoni Monforte

La sorpresa llegó el verano de 2017 cuando un cliente francés le llamó al encontrar un utensilio similar al suyo en un supermercado Lidl de Francia. Se llamaba igual Veggie Drink Maker, comercializado por Ernesto (marca blanca de Lidl). "No es que me hayan copiado el invento, sino que me han copiado hasta los dibujos del manual de instrucciones que hizo un amigo mío", exclama.

Además, el precio de venta era muy inferior. Diez euros el modelo de Lidl, frente a los 43 que costaba el fabricado por ChufaMix.

ChufaMix

El supuesto plagio ha provocado que las ventas caigan más de un 30% en un año, desde los 241.000 euros en 2016 hasta los 159.000 en 2017, y que se produzcan cancelaciones en muchos países. Además, los datos no son más halagüeños para 2018, en el que las ventas han caído ya un 32%. "Ha sido una hecatombe. Se nos han caído pedidos en toda Europa. La empresa ha entrado en pérdidas", lamenta Monforte.

Monforte ha logrado que un juzgado de Moncada (Valencia) investigue el supuesto plagio, según informa El País. El empresario interpuso el pasado mes de noviembre una querella penal por propiedad industrial e intelectual. El juez ha imputado a Lidl Supermercados S. A. (Lidl España), Lidl Holanda y al fabricante de la máquina que venden los supermercados.

Este periódico se ha puesto en contacto con Lidl España, que asegura que a día de hoy no les consta ninguna notificación respecto a esta supuesta querella.

Todavía no hay fecha establecida para la celebración del juicio, pero Monforte espera que termine con un final feliz.

EL HUFFPOST PARA HONEST