POLÍTICA
19/04/2018 16:08 CEST | Actualizado 19/04/2018 22:52 CEST

Las exhumaciones en el Valle de los Caídos comienzan este lunes

Los técnicos de Patrimonio Nacional procederán a la exhumación de cuatro personas, tras una sentencia firme.

Paul Hanna / Reuters

Los técnicos de Patrimonio Nacional comenzarán este lunes los trabajos de exhumación de cuatro personas en el Valle de los Caídos tras la sentencia en firme del Juzgado de El Escorial que pone fin a un litigio de seis años.

Según ha adelantado la Cadena Ser y ha confirmado a Efe el abogado de las familias Eduardo Ranz, este lunes y martes a las 9.00 horas se iniciarán los trabajos científicos "preliminares" para analizar cómo se sacan los cuatro cadáveres.

"Es un momento histórico, es la primera vez que se entra con una sentencia firme que pone fin a un proceso de seis años. La sociedad ahora es testigo", ha señalado Ranz.

Cuatro exhumaciones

La sentencia considera la exhumación de los hermanos Manuel y Antonio Lapeña (Villarroya de la Sierra, Zaragoza), que fueron fusilados en 1936, y de Pedro Gil Calonge y Juan González Moreno pertenecientes al bando nacional.

Gil Calonge procedía de Castejón del Campo (Soria), de profesión agricultor, fue reclutado en Soria por el bando nacional y destinado a Zaragoza. El 1 de junio de 1937, murió a causa de una herida de bala, recién cumplidos 27 años.

El otro cuerpo que se exhumará será el de Juan González Moreno nacido en Arriate (Málaga), de profesión agricultor, y fue reclutado a los 28 años por el frente nacional. Moreno murió como consecuencia de una herida en la cabeza en un hospital de Jerez de la Frontera el día 1 de agosto de 1938, sin domicilio conocido.

Posteriormente, el día 25 de abril de 1964, sus restos fueron trasladados al Valle de los Caídos, como se puede observar en la anotación de su registro de enterramiento, sin que hasta la fecha hayan sido devueltos los restos a su familia.

Photo galleryDictadores del mundo después de su muerte See Gallery

El informe de los arqueólogos para un momento histórico

"Es un precedente histórico, cargado de dignidad y trabajo, que pone fin a un proceso judicial de más de seis años, y que se cerrará con el reencuentro entre las víctimas del Valle y sus seres queridos", asegura Ranz.

Recuerda que en democracia se han constatado tres entradas anteriores en diversas capillas del Valle, en 1980, en 1990 y en 2010, pero esta es la "primera vez que se realizará con la sociedad española en su conjunto como testigo".

Estos trabajos en un primer lugar serán "arqueológicos" en la "fosa más grande de toda España". "A partir de ahí el siguiente paso ya es la exhumación", ha explicado.

Así, este lunes y martes los arqueólogos y científicos sacarán conclusiones para posteriormente emitir un informe que permita conocer cómo acceder al osario de la cripta del sepulcro.

Desde las familias se ha tomado la noticia con una "alegría moderada" en un "proceso que terminará" cuando se "reencuentren con sus familiares".

La intervención de los benedictinos

El pasado mes de marzo el prior del Valle de los Caídos, Santiago Carrera, retiró el recurso contencioso-administrativo contra las exhumaciones de la familia de los hermanos Lapeña en la zona.

Los benedictinos paralizaron la operación con el argumento de que podría dañar la basílica, donde también está enterrado el dictador Francisco Franco y el fundador de Falange, José Antonio Primo de Rivera.

Un informe de la Abogacía del Estado consideró que los osarios de la nave central y la nave de crucero de la basílica deben considerarse cementerio público y no de la Iglesia, y apunta que resultaría conveniente evaluar su estado.

Photo galleryFranco, en imágenes See Gallery