TENDENCIAS
20/04/2018 10:54 CEST | Actualizado 20/04/2018 13:15 CEST

La demanda que ha obligado a David Copperfield a revelar su gran truco

Ha sido debido a una demanda judicial por negligencia.

Steve Marcus / Reuters

El mago David Copperfield se ha visto obligado a desvelar uno de sus célebres trucos: el que hace desaparecer a un grupo de personas del público.

Ha tenido que contar cómo lo hace debido a una demanda judicial a la que se enfrenta y en cuyo juicio debe decir toda la verdad.

La denuncia la ha puesto un chef británico que lo acusa de negligencia. Hace cinco años, mientras estaba en uno de los trucos que hacía el mago en Las Vegas el demandante fue elegido para hacer este truco y tuvo un accidente que le produjo una lesión cerebral.

El truco, llamado Lucky 13, hace desaparecer a varias a 13 personas que luego aparecen por detrás del público. Según cuenta el periódico The Guardian, al no llegar a un acuerdo, el mago ha tenido que desvelar cómo lo hace.

Los participantes son conducidos por un sistema de pasillos oscuros, tanto interiores como exteriores, desde el escenario hasta el lugar en el que luego reaparecen. De hecho, llegan a pasar por la cocina del recinto para volver a entrar en la parte posterior del teatro para su reaparición durante el final del espectáculo.

Durante este trayecto, el cocinero se resbaló y se dislocó un hombro tras caer contra el suelo. Más tarde, comenzó a tener un dolor crónico que terminó con una lesión cerebral que le ha costado a la familia más de 300.000 euros.