POLÍTICA
24/04/2018 17:52 CEST | Actualizado 24/04/2018 17:52 CEST

El Gobierno estudiará acciones legales ante la delegación de voto de Comín

Rajoy pide que se invista a un presidente que esté "habilitado para gobernar".

REUTERS

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado este martes que el Ejecutivo estudiará emprender "acciones legales" ante la decisión de la Mesa del Parlament de Cataluña de autorizar la delegación del voto en la investidura del exconseller y diputado de ERC Antoni Comín, huido de la Justicia en Bélgica.

En una rueda de prensa en Moncloa junto al primer ministro turco, Binali Yildirim, Rajoy ha pedido que se recupere la "cordura" y la normalidad "política y social" en Cataluña con la investidura de un presidente que esté "habilitado para gobernar".

REUTERS

Un sinsentido jurídico

El portavoz de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, ha defendido el voto delegado del diputado Toni Comín, ya que su "situación es idéntica" a la de Carles Puigdemont, quien ya lo ha podido ejercer, por lo que vería un "sinsentido jurídico" su anulación por parte de los tribunales.

En rueda de prensa en la cámara catalana, Sabrià ha defendido que la situación de Comín es "idéntica" y "exactamente en las mismas circunstancias" que las del expresidente de la Generalitat, quien ya ha podido ejercer la delegación de su voto durante una votación en sesión plenaria.

Por ello, el portavoz republicano ha señalado que sería un "sinsentido jurídico" que los tribunales puedan anular esta delegación del voto de Comín, aunque ha agregado que en los últimos días "ya hemos visto muchos sinsentido jurídicos".

Los profesores denunciados por la Fiscalía

Preguntado por la decisión de la Fiscalía de Delitos de Odio de denunciar a nueve profesores de instituto de Barcelona por sus comentarios en clase criticando la actuación policial el 1 de octubre, Rajoy ha dado su apoyo a la Fiscalía ante unos hechos que ha calificado de "lamentables".

No hay discrepancias entre Montoro y el juez Llarena

El presidente ha rechazado que haya "discrepancias" entre el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena que investiga el referéndum soberanista y ha señalado que, a partir de ahora, debe ser la justicia la que determine si se han "falseado" facturas.

Así se ha pronunciado al ser preguntado si Montoro tiene su apoyo después de asegurar que no se gastó un solo euro público al referéndum del 1 de octubre; sin embargo, el juez Llarena ha acreditado una malversación de casi 2 millones de euros en el proceso soberanista, de hecho, el magistrado ha solicitado al titular de Hacienda que explique en qué se basa para hacer esa afirmación.

GETTY

"No hay ninguna discrepancia", ha dicho el presidente. "Cada uno dentro de su ámbito de responsabilidad velamos por el cumplimiento de la ley". Rajoy ha recordado que el Gobierno de España recurrió al Tribunal Constitucional las partidas dedicadas en los Presupuestos a los "acontecimientos" del 1-O. "Se ganó y dejó de haber partidas que pudieran dedicarse a lo que se produjo el 1 de octubre en Cataluña", ha asegurado, para añadir que "ésa era la función del Gobierno".

Investigar si hubo o no fraude

Rajoy ha dicho que los jueces lo que qué están intentado "determinar ahora" con sus actuaciones es "ver si se han falseado las facturas o encubren otros servicios distintos de los que figuraban en el Presupuesto o si hay facturas que simplemente no se han pasado por la Intervención".

"Pero ésa ya es una labor de los jueces. El Gobierno ya ha cumplido la suya, que era que no hubiera facturas en el Presupuesto dedicadas a esos efectos", ha manifestado, para agregar que después de todo lo que ha hecho su Gobierno sería "absurdo" que no colaborasen con aquellos que "están investigando si hubo o no un fraude".

ESPACIO ECO