INTERNACIONAL
25/04/2018 13:20 CEST | Actualizado 25/04/2018 15:06 CEST

Cadena perpetua para el inventor danés que descuartizó en un submarino a una reportera

Peter Madsen, de 47 años, asesinó a bordo de un sumergible a la periodista sueca Kim Wall.

El submarino "UC3 Nautilus", construido por Peter Madsen. En este sumergible tuvo lugar el asesinado de la reportera.
Stringer . / Reuters
El submarino "UC3 Nautilus", construido por Peter Madsen. En este sumergible tuvo lugar el asesinado de la reportera.

El inventor danés Peter Madsen, acusado de asesinar a una periodista sueca en su submarino para después desmembrar su cadáver y tirarlo al mar en agosto de 2017, ha sido condenado a cadena perpetua.

La decisión del jurado, compuesto por un juez profesional y dos jurados, se ha conocido después de 11 días de audiencia que revelaron detalles sobre las fantasías sexuales de Madsen con mujeres torturadas y decapitadas.

La fiscalía danesa que acusaba el excéntrico inventor de asesinato premeditado, agresión sexual agravada y cargos por la profanación del cadáver, pidió que sea condenado a cadena perpetua, que en Dinamarca equivale más o menos a 16 años.

Madsen, de 47 años, admitió que desmembró el cadáver de la periodista Kim Wall y que lanzó sus restos al agua, un crimen pasible de seis años de cárcel, pero negó haberla matado.

Según el fiscal Jakob Buch-Jepsen, Madsen mató a Wall, de 30 años, como parte de una fantasía sexual macabra e intentó "crear el crimen perfecto".

Madsen dijo durante el proceso que la periodista abordó el submarino el 10 de agosto para hacerle una entrevista y que murió en un accidente cuando el submarino sufrió una pérdida de presión y gases tóxicos entraron a la cabina.

"Siento tanto, pero tanto lo que pasó", dijo el lunes a la corte el acusado, el día de los alegatos finales.

REUTERS
Retrato de Madsen durante su juicio.

"PERVERSO POLIMORFO"

Madsen fue descrito por psiquiatras como un "perverso polimorfo" con "características psicopáticas" que presenta además un "riesgo elevado" de reincidencia. En su país era conocido por sus ambiciosos proyectos para fabricar cohetes y por ser un aficionado de los viajes al espacio.

Durante el proceso se describió a si mismo como "un psicópata, pero uno cariñoso". Un testigo convocado por la defensa, le dijo a la corte que el acusado era "un hombre amable, empático y apasionado que siempre estaba dispuesto a escuchar".

Pero en su alegato final el fiscal urgió al tribunal a usar el "sentido común" y a condenar a Madsen por homicidio premeditado. "Ha quedado demostrado por las evaluaciones psiquiátricas que dicen que el acusado es un mentiroso patológico" y "un peligro para el resto". "Él lo volvería a hacer", concluyó el informe psiquiátrico.

Durante el juicio, la defensa aprovechó la falta de evidencias tangibles en contra de su cliente. "La acusación ha presentado una historia muy interesante (...) pero desprovista de hechos", dijo la abogada Betina Hald Engmark al presentar el cierre de sus argumentos.

Los restos del cuerpo desmembrado de Wall fueron recuperados de las aguas en las semanas siguientes a su muerte.

AOL
Kim Wall y Peter Madsen.

La autopsia determinó que probablemente murió asfixiada o debido a un corte en la cargante después de haber sido abusada sexualmente, pero no pudo establecer la causa definitiva de su fallecimiento.

La víctima presentaba 14 heridas en la zona de los órganos genitales que, según el fiscal, prueban la naturaleza sexual del crimen.

VÍDEOS DE ASESINATOS

En el tribunal se expusieron videos y películas animadas encontradas en el disco duro del ordenador del acusado, en las cuales había mujeres empaladas, ahorcadas o decapitadas. "No es sexual. Miro esos videos para llorar y sentir emociones", se defendió Madsen ante los jueces.

Madsen cambió su versión tres veces. Después de afirmar que Kim desembarcó el día 10 en Copenhague, dijo a los investigadores que había muerto accidentalmente al golpearse la cabeza con la escotilla. Negado por la autopsia tras la exploración de la cabeza en octubre, explicó que había sucumbido a los gases tóxicos liberados durante una despresurización repentina en el habitáculo. Esta última versión es también la que ha defendido en su proceso.

Madsen admitió que cortó la cabeza de la periodista, sus brazos y las piernas y que las puso en bolsas de plástico con metales para evitar que salieran a flote. Para apoyar su tesis de que el crimen fue premeditado, la fiscalía dijo que Madsen había llevado al una gran cantidad de objetos innecesarios en un submarino como una sierra, cintas de plástico y un desatornillador eléctrico muy afilado.

El fiscal también destacó que unas horas antes de los hechos, el acusado realizó en internet una búsqueda por medio de las palabras clave "mujer", "decapitación", "agonía". Para Madsen esta fue una simple "coincidencia".

NOTICIA PATROCINADA