NOTICIAS
25/04/2018 17:18 CEST | Actualizado 25/04/2018 19:06 CEST

ETA entrega dos cajas con armas en la localidad francesa de Bayona

Las autoridades francesas están analizando el contenido de los recipientes.

Vincent West / Reuters
Una mujer ve en la tele un programa sobre el fin de ETA.

ETA ha entregado dos cajas con armas a las autoridades francesas en Bayona, una semana antes de que se celebre el acto en el que está previsto que la organización anuncie su disolución. Según han confirmado a Efe fuentes de la lucha antiterrorista, se han recuperado 24 armas cortas, munición de 9 milímetros y 38 SP, cordón detonante (unos 20 metros), medio millar de detonadores electrónicos, dos temporizadores, 200 placas de matrículas y material para el robo de vehículos.

La última entrega significativa de armas que llevó a cabo ETA tuvo lugar en abril de 2017, cuando facilitó a las autoridades francesas, a través de mediadores internacionales, la localización de ocho depósitos con alrededor de 120 armas de fuego, tres toneladas de explosivo y varios miles de municiones y detonadores.

No obstante, desde esa fecha han aparecido en otras dos ocasiones armas de la banda terrorista, pero de menor entidad. Se trata de una granada entregada en Bayona hace dos meses y una mochila que encontró un caminante el 31 de diciembre pasado en la localidad de Tosse.

DISOLUCIÓN INMINENTE

Esta entrega se produce una semana antes del acto previsto para el próximo 4 de mayo en la localidad vascofrancesa de Cambo-les-Bains, en el que presumiblemente se avanzará en el fin de ETA, en un acto convocado por el llamado Grupo Internacional de Contacto y las organizaciones civiles Bake Bidea y el Foro Social Permanente.

Se espera que ese día ocurra algo similar a la conferencia de Aiete, celebrada el 17 de octubre de 2011 en San Sebastián, que fue el precedente de la declaración del "cese definitivo" de la actividad terrorista de la banda tres días después.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha dicho ya que ETA "no va a conseguir nada" por disolverse, al igual que "no consiguieron nada durante la etapa de terror".

El Gobierno Vasco anunció recientemente que no acudirá al acto en el que se escenificará el final de ETA porque "no se han creado las condiciones previas necesarias", algo que el Foro Social Permanente ha dicho que "respeta" pero "lamenta", aunque no le sorprende porque ya en 2011 el Ejecutivo vasco tampoco estuvo.

GOLPES POLICIALES

Mientras, el coordinador del Foro, Agus Hernán, precisó hace poco que no sabe cuándo se producirá el anuncio de la disolución, pero ha avanzado que la declaración de ETA será "clara y concluyente" para poner fin a su historia.

Han transcurrido más de seis años desde que ETA claudicara asfixiada por los sucesivos golpes policiales y desistiera de forma definitiva de la violencia y más de uno desde que escenificara su desarme en un acto celebrado en Bayona el 8 de abril de 2017. Ese día aseguró que había entregado en ocho depósitos enterrados en Francia 120 armas y tres toneladas de explosivos.

El acto en Cambo-les-Bains será la 'pista de aterrizaje' para que ETA proceda a su final, tras más de 800 asesinados en sus 60 años de historia.

NOTICIA PATROCINADA