INTERNACIONAL
26/04/2018 11:50 CEST | Actualizado 26/04/2018 11:59 CEST

El desgarrador vídeo de un niño yemení que se niega a dejar el cuerpo sin vida de su padre

Un bombardeo saudí en la casa donde se celebraba una boda dejó al menos 20 muertos y 50 heridos.

El bombardeo contra una boda en el norte de Yemen que provocó la muerte de al menos 20 personas y causó heridas a más de 50 el pasado domingo, ha dejado además una imagen estremecedora para vergüenza el mundo, ese que pasa completamente de esta tremenda guerra. Es la que puedes ver en el vídeo que abre esta noticia, la de un niño de no más de 10 años que sobrevivió al ataque y que se aferra al cuerpo sin vida de su padre, mientras sus allegados tratan de rescatarlo.

Asustado en medio de los escombros, confundido por la explosión, el pequeño permanece abrazado al cadáver de su progenitor. "Juro que no lo dejaré", decía, mientras un hombre le preguntaba: "¿Por qué no te levantas para que podamos ayudarte y ayudar a tu padre? Vamos, levántate para que podamos llevarte a ti y a tu padre, eres un héroe".

Las imágenes parecen indicar que este momento de confusión y dolor se prolongó durante varios minutos. Algunos testigos citados en redes sociales sostienen que el niño no entendía lo que pasaba y creía que su padre estaba dormido.

El ataque se registró en una zona controlada por los rebeldes hutíes apoyados por Irán, que desde 2014 se enfrentan contra el gobierno de Mansur Hadi respaldado por Arabia Saudí. " La zona se llama Wadi Raqah, era la casa de Yehia Gaafar. Hubo una boda y la gente se sintió segura y despreocupada hasta que llegó el ataque de los enemigos de Dios", explica un vecino a la agencia Reuters.

Los ataques contra bodas, funerales y objetivos civiles han sido constantes desde marzo de 2015 cuando inició la intervención de la coalición árabe en el conflicto en Yemen.

Investigación abierta

El portavoz de la alianza militar liderada por Arabia Saudí ha informado de que se realizará una investigación sobre lo ocurrido y ha destacado que en los ataques se aplican las reglas del derecho internacional humanitario por lo que toda persona en Yemen es considerada civil hasta que se comprueba lo contrario. La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha denunciado este bombardeo contra civiles y otro que se produjo horas antes, cuando un ataque mató a todos los pasajeros de un vehículo que se dirigía a la localidad de Al Areish, en el distrito de Mawza de la gobernación de Taizz, en el que murieron 21 civiles, entre ellos cinco niños.

Cuatro años de guerra civil en Yemen han dejado más de 10.000 muertos y cerca de 40.000 heridos, la mayoría civiles, se estima que casi dos millones de niños presentan desnutrición aguda, mientras que 400.000 sufren desnutrición severa y luchan cada día por sobrevivir.

Convertido en el conflicto olvidado, Yemen es el país más pobre de la Península Arábiga, representa la peor crisis humanitaria que enfrenta el mundo y es además, el peor lugar para ser niño.

QUERRÁS VER ESTO

Guerra en Yemen: el armamento occidental de la coalición árabe, en cuestión.

El conflicto de Yemen

NOTICIA PATROCINADA