INTERNACIONAL
26/04/2018 21:51 CEST | Actualizado 26/04/2018 21:52 CEST

La tensión en Gaza reaviva en Naciones Unidas el temor a una nueva guerra

La franja está "deshaciéndose" en medio de una "combinación explosiva" de problemas humanitarios, de seguridad y políticos, denuncia.

Mark Garten / EFE
Imagen de la reunión de hoy del Consejo de Seguridad de la ONU.
La difícil situación en Gaza y la violencia de las últimas semanas en la frontera con Israel amenazan con hacer estallar nuevamente un conflicto más amplio con consecuencias devastadoras, alertaron hoy la ONU y varias potencias.

Según el enviado de Naciones Unidas para Oriente Medio, Nickolay Mladenov, la franja está "deshaciéndose" en medio de una "combinación explosiva" de problemas humanitarios, de seguridad y políticos.

"Si estallase otro conflicto entre Hamás e Israel, esto tendría consecuencias devastadoras para los palestinos en Gaza", advirtió Mladenov ante el Consejo de Seguridad.

Las protestas de la Gran Marcha del Retorno, en las que 35 palestinos han muerto a manos de las fuerzas de seguridad israelíes durante las últimas semanas, centraron hoy la atención del Consejo en el amplio debate que celebra cada tres meses sobre el conflicto palestino-israelí.

"Mientras continúen estas protestas, la tensión y la posibilidad de incidentes serios y más bajas aumentará", avisó Mladenov, que calificó la franja como un "barril de pólvora".

Mientras continúen estas protestas, la tensión y la posibilidad de incidentes serios y más bajas aumentará

El diplomático reiteró su llamamiento a Israel a medir el uso de la fuerza y a utilizar armas de fuego sólo como último recurso y urgió a Hamás y a los líderes de las protestas a mantener a los manifestantes lejos de la valla que separa Gaza e Israel y a evitar todo acto de violencia.

Junto a la ONU, varias potencias reclamaron una investigación independiente y transparente de la actuación israelí, un llamamiento que por ahora no apoya Estados Unidos, lo que ha impedido que el Consejo de Seguridad lo exprese de forma oficial.

El embajador palestino, Riyad Mansur, insistió en que el Consejo debe "actuar" para reducir la tensión, frenar los "crímenes" de Israel y "salvar las perspectivas de una paz justa antes de que sea demasiado tarde".

La respuesta israelí a las manifestaciones fue hoy criticada por algunos países, con Francia, por ejemplo, denunciándola como "inadecuada y desproporcionada".

El embajador francés, François Delattre, insistió en que la situación actual es una "nueva ilustración trágica de las consecuencias humanas del bloqueo del conflicto". "Fuera del riesgo permanente de escalada armada que estas tensiones alimentan, el balance de la represión de las manifestaciones semanales (...) es dramático", señaló.

Tanto la ONU como una mayoría de los miembros del Consejo insistieron en la necesidad de dar respuesta a la situación humanitaria que se vive en Gaza y de desbloquear el proceso político para evitar un empeoramiento.

Críticas a Hamás

Al mismo tiempo, se escucharon voces contra Hamás por supuestamente aprovecharse de esas protestas y poner en peligro la vida de civiles. Como es habitual, las críticas más duras contra la organización palestina, además de las de Israel, fueron las de Estados Unidos.

La embajadora estadounidense, Nikki Haley, acusó a Hamás de usar a civiles como "escudos humanos" y llamó al Consejo a tomar medidas. "La humanidad pierde cuando la bárbara práctica de los escudos humanos es tolerada y queda sin respuesta. Por humanidad, el Consejo de Seguridad debe levantarse para responder a esta amenaza", dijo.

Haley aprovechó para denunciar el uso de esa táctica por parte de otros grupos en Oriente Medio, especialmente aquellos respaldados por Irán, como Hizbulá o los rebeldes hutíes de Yemen.

"Grupos que Irán ha patrocinado o apoyado han perfeccionado la táctica de usar escudos humanos y han inspirado a otros a hacer lo mismo", dijo, asegurando que ello es parte de los intentos de Teherán por "desestabilizar la región". Desde su llegada a la ONU, Haley ha utilizado regularmente los debates sobre la cuestión palestina para arremeter contra Teherán, a quien considera la gran amenaza en Oriente Medio.

En la misma línea, el embajador israelí, Danny Danon, volvió a denunciar que Irán tiene bajo su control a más de 80.000 "extremistas" chiíes en Siria y que los está utilizando para poner en riesgo a toda la región.

QUERRÁS VER ESTO

Entierran al segundo periodista palestino muerto al cubrir las protestas en Gaza.

NOTICIA PATROCINADA