TENDENCIAS
30/04/2018 22:46 CEST | Actualizado 30/04/2018 23:11 CEST

Viven una cita tan tensa en 'First Dates' que Carlos Sobera tiene que intervenir

La mediación del maestro de ceremonias evitó que todo fracasase en la barra, pero la cosa no mejoró en la mesa.

CUATRO

Tania, una gestora de 39 años de Barcelona y Toni, un representante de 46 años, también de Barcelona, han hecho que saltaran chispas en su cita de First Dates. Pero no ha sido por la química surgida entre ambos, sino por todo lo contrario...

El encuentro empezó torcido. Después de que Carlos Sobera recibiese a Tania y le pidiese participar en el correo del amor, fue el turno de Toni. La voz del hombre gustó a Tania, pero en cuanto se dio la vuelta... todo se vino abajo.

"Era un caos", dijo ella sobre el look de su cita, que combinaba un look rockero y unas gafas de piel de lagarto con unas gafas nada discretas de montura amarilla. Por si quedaba alguna duda, Tania añadió: "Yo estaba muy nerviosa, él también... y la verdad es que no ha empezado bien la cosa".

CUATRO

Malas noticias: la cosa no mejoró. La conversación entre los dos participantes en el programa de Cuatro estaba cargada de tensión... y todavía no se habían sentado a la mesa. Tania lanzaba preguntas y Toni las respondía a duras penas, porque ella casi no le daba tiempo antes de formular la siguiente cuestión.

El momento crítico llegó en el momento de hacer un brindis. Toni había pedido un vaso de agua y brindó con él, un hecho que espantó a Tania. Eso obligó a Toni a justificarse: "Es que me gusta cuidarme". ¿Y qué deportes haces?", le espetó Tania. Cuando él terminó de explicar sus aficiones deportivas, ella le dejó completamente descolocado con su comentario: "Perdona, eh, pero es que por todo lo que me estás contando te veo de pareja ideal de una chica que conozco".

La cara de Toni era un poema y, ante las cámaras del programa, dijo estar estupefacto. La aparición de Carlos Sobera sirvió para rebajar la tensión de una cita que estuvo, a juzgar por las caras de los dos participantes, a punto de no empezar.

Ya en la mesa, la cosa no mejoró. Tania sometió a Toni a un test que traía preparado de casa y afeó todas y cada una de sus respuestas. Él respondió con buena disposición y aguantó con paciencia los ataques un tanto injustificados de Tania.

La cosa llegó a tal punto que Toni llegó incluso a pensar que Tania era una actriz: "No me creo que lo que está pasando. Ha sido una situación tan irreal que me ha parecido que ella estaba haciendo un papel".

NOTICIA PATROCINADA