NOTICIAS
02/05/2018 22:09 CEST | Actualizado 02/05/2018 22:11 CEST

Unas youtubers cuelgan en Instagram el episodio machista que vivieron el sábado

"Íbamos cuatro mujeres andando por El Born cuando estos tres especímenes nos empezaron a chistar y a ladrar...", escriben junto al vídeo.

DEVERMUNT

Las youtubers Devermunt, una pareja que da visibilidad al colectivo LGTBI y al movimiento feminista en sus redes sociales y en su canal, han denunciado con un vídeo colgado en Instagram un episodio machista que vivieron este fin de semana cuando salían de grabar, precisamente, un vídeo en apoyo a la víctima de La Manada.

En la publicación, se ve a las jóvenes discutiendo con un grupo de chicos que les ha chistado y ladrado previamente por la calle. Esto es lo que escribieron junto al vídeo:

"Esto nos pasó el sábado por la noche saliendo del plató después de grabar el vídeo de La Manada. Íbamos cuatro mujeres andando por El Born cuando estos tres especímenes nos empezaron a chistar y a ladrar (real, en plan "guau guau"), llamándonos guapas, como si fuéramos perros. Obviamente, con la que llevamos encima con todo lo que está pasando, no pudimos bajar la cabeza y ya. Estamos hartas de que muchos hombres jueguen a "piropearnos". No son piropos, son demostraciones de poder. "Yo te humillo con mis amigos porque puedo. Porque soy hombre, y tú, que nunca haces nada, seguirás caminando con miedo y yo te habré humillado y te habré demostrado que tengo más poder que tú". No pretenden ligar, ni pretenden agradad. Nos ladran y nos lanzan miradas furtivas. Nunca una mujer se sentirá halagada. Sentirá terror e impotencia. Dejemos de llamar a estas faltas de respeto "piropos", son agresiones. Dejemos de bajar la cabeza y plantemos cara. Cuando nos fuimos, uno de ellos empezó a gritar diciendo que estábamos mal de la cabeza. Como dijo justo @yaizaredlights unos metros más adelante: no estamos locas, estamos hasta el coño".

Esto nos pasó el sábado por la noche, saliendo del plató después de grabar el vídeo de La Manada. Íbamos cuatro mujeres andando por El Born cuando estos tres especímenes nos empezaron a chistar y a ladrar (real, en plan "guau guau"), llamándonos guapas, como si fuéramos perros. Obviamente, con la que llevamos encima con todo lo que está pasando, no pudimos bajar la cabeza y ya. Estamos hartas de que muchos hombres jueguen a "piropearnos". No son piropos, son demostraciones de poder. "Yo te humillo con mis amigos porque puedo. Porque soy hombre, y tú, que nunca haces nada, seguirás caminando con miedo y yo te habré humillado y te habré demostrado que tengo más poder que tú". No pretenden ligar, ni pretenden agradad. Nos ladran y nos lanzan miradas furtivas. Nunca una mujer se sentirá halagada. Sentirá terror e impotencia. Dejemos de llamar a estas faltas de respeto "piropos", son agresiones. Dejemos de bajar la cabeza y plantemos cara. Cuando nos fuimos, uno de ellos empezó a gritar diciendo que estábamos mal de la cabeza. Como dijo justo @yaizaredlights unos metros más adelante: no estamos locas, estamos hasta el coño.

Una publicación compartida de Devermut (@devermut) el

BALLANTINE'S PARA EL HUFFPOST